Seat Tarraco e-Hybrid 2021: probamos la versión híbrida enchufable del gran SUV

Tras el León e-Hybrid, el Tarraco tambien se electrifica, en su caso, con una versión PHEV de 245 CV y con hasta 49 kilómetros de autonomía eléctrica. Recibe la etiqueta 0 de la DGT.

Probamos el nuevo Seat Tarraco e-Hybrid
Probamos el nuevo Seat Tarraco e-Hybrid

Hace unos meses, Seat iniciaba la hibridación de su gama con el León e-Hybrid, un doble hito para la marca por ser su primer modelo híbrido enchufable y además estar fabricado en la planta barcelonesa de Martorell (el primer PHEV producido allí). Junto al Mii electric, Seat ponía en marcha su plan de electrificación, un proyecto donde también las dos ruedas tienen cabida, con el MÓ eScooter 125 y los patinetes MÓ eKick 25 y 65.  

El camino marcado sigue su curso lógico con la hibridación del Seat Tarraco, el gran SUV de la marca (se fabrica en Alemania). A muy corto plazo (este mismo año), esta versión e-Hybrid debería acaparar ya el 25 por ciento de las ventas mundiales del Tarraco. El e-hybrid se ofrece solo con tracción delantera y 5 asientos.

SEAT Tarraco e-Hybrid
El Seat Tarraco e-Hybrid recibe la etiqueta 0 de la DGT

Seat Tarraco e-Hybrid: híbrido enchufable de 245 CV

El esquema mecánico es el conocido en la marca y el Grupo VW (desde el anterior Golf GTE), un conjunto propulsor formado por un motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV (110 kW) y otro eléctrico de 85 kW (115 CV). La potencia combinada es de 245 CV y el par, de 400 Nm. En el León, se utiliza otra versión de 204 CV (motor eléctrico de 75 kW/ 102 CV). Otros elementos comunes son una batería de 13 kWh de capacidad y un cambio automático DSG de 6 velocidades. En el caso del Tarraco, que está desarrollado sobre la plataforma MQB, se mantiene la palanca antigua del cambio con desplazamientos longitudinales y no el pequeño mando “by wire” ligado a la más moderna plataforma MQB EVO del León.

La batería se carga en 5 horas en un simple enchufe doméstico de 2,3 kW o en 3 horas y media con un Walbox de 3,6 kW, la potencia máxima que admite. Por defecto, siempre que la batería tenga un mínimo de carga, el Tarraco e-Hybrid funciona con propulsión eléctrica bajo el modo e-Mode. Homologa una autonomía eléctrica de hasta 49 kilómetros (730 en total) y puede alcanzar una velocidad en este modo de 140 km/h (205 en híbrido). Además, cuenta con los modos Hybrid automático o manual.

 

Si quieres conocer las opiniones sobre cualquier coche, ya puedes preguntar todas las dudas a propietarios reales. A través de una nueva plataforma colaborativa, ellos mismos te darán su opinión personal e independiente. Puedes hacerlo ahora entrando aquí.

Bajo este último modo, se puede conservar a voluntad una parte o toda la batería, por ejemplo en carretera, para utilizarla después en e-Mode en el centro de la ciudad, donde más beneficios y mayor rendimiento puedes obtener de la propulsión eléctrica. También podemos cargar la batería en marcha con el motor 1.4 TSI, un proceso ineficiente pero que podría permitirnos en un momento dado acceder a zonas restringidas de emisiones 0 (más pronto que tarde será obligatorio que los PHEV funcionen como eléctricos en estas zonas). El Tarraco e-Hybrid ofrece un nuevo modo s-Boost que permite obtener puntualmente las máximas prestaciones para, por ejemplo, acometer un adelantamiento con la máxima seguridad (acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos).

SEAT Tarraco e-Hybrid
Gran comportamiento y buen rendimiento en carretera, como eléctrico e híbrido.

Seat Tarraco e-Hybrid: muy eléctrico

En nuestra primera toma de contacto, nos esperaba un Tarraco e-Hybrid con una autonomía eléctrica de 37 km con la batería llena. Teníamos por delante un recorrido por carreteras secundarias (nos movimos entre 60 y 100 km/h) de variados perfiles que atravesaban pequeños y medianos núcleos urbanos. Al volante, la conducción del Tarraco e-Hybrid resulta sencilla y natural, pero sobre todo especialmente agradable por la suavidad mecánica y el silencio de marcha. A la calidad de rodadura que la propulsión eléctrica aporta a los coches, está también la propia del Tarraco, por pisada, comportamiento y ambiente interior, que no parece menor en el e-Hybrid.

Además, los modos de conducción Eco, Normal, Sport e Individual permiten modificar su tacto o conducta, afinando la respuesta de la amortiguación activa (de serie en el acabado FR), la dirección o el acelerador. En cualquier caso, con el modo Eco el Tarraco ya avanza con mucha calidad y solvencia para lo que son sus buenos 115 CV eléctricos. Finalmente, recorrimos 39 kilómetros con la batería, con un consumo medio, quizá algo elevado, de 21,3 kWh/100 km. En el mismo trayecto, bajo el modo Hybrid obtuvimos un consumo de 5,6 l/100 km. Como curiosidad, el 44 por ciento del trayecto lo recorrimos nuevamente en modo eléctrico, gracias a la recarga de la batería en las fases de desaceleración o frenada, que se puede regular previamente en 3 niveles o actuando sobre la palanca de cambios en cada momento. Tambien se puede elegir que no retenga y así aprovechar su inercia para avanzar más metros. A poco que el conductor sepa aprovechar las situaciones favorables, la eficiencia del Tarraco en carretera también puede salir a cuenta.  

SEAT Tarraco e Hybrid
El Seat Tarraco e Hybrid se ofrece con el acabado XCellence y el deportivo FR

Seat Tarraco e-Hybrid: otras singularidades

La batería se ha colocado bajo la banqueta trasera (ésta es deslizable longitudinalmente 15 cm), por delante del eje trasero, y el depósito de gasolina (de 45 litros, 13 menos que los modelos convencionales) se ha reubicado bajo el maletero. Este cubica 610 litros, por los 760 de los Tarraco 5 plazas convencionales (700 los de 7 asientos). Con esta disposición mecánica, se ha conseguido centrar el peso añadido y bajar algo el centro de gravedad.

Tanto en el cuadro de relojes configurable Digital Cockpit como en la pantalla del sistema de info-entretenimiento de 9,2 pulgadas, se muestran datos exclusivos del e-Hybrid, relativos al modo de conducción, el estado de carga de la batería, el consumo tanto en kWh como en litros, el porcentaje en propulsión eléctrica o la autonomía eléctrica.

También se aprovecha de la aplicación Seat Connect que permite controlar ciertas funciones de forma  remota desde el exterior, incluyendo otras adicionales. Por ejemplo, permite controlar el proceso de carga de la batería desde el móvil o manejar el sistema de climatización, para precalentar el habitáculo a temperaturas de entre 15 y 22° C hasta 30 minutos antes de hacer uso del coche.

El Seat Tarraco e-Hybrid se ofrecerá con 4 acabados. La precios, sin descuentos, campañas promocionales ni las ayudas gubernamentales del nuevo Plan Moves III, son:

Seat Tarraco e-Hybrid XCellence, 46.370 €

Seat Tarraco e-Hybrid XCellence Go, 47.120 €

Seat Tarraco e-Hybrid FR, 48.230 €

Seat Tarraco e-Hybrid FR Go, 48.980 €

 

SEAT Tarraco e Hybrid

Galería relacionada

Seat Tarraco e-hybrid, así se deja ver la nueva versión hibrida enchufable

Nuestra ilustrador, Christian Schulte, recrea la imagen del futuro coche urbano de Seat.

Relacionado

Oficial: Seat lanzará un urbano eléctrico en 2025; España, “sobre ruedas…eléctricas”

Seat Tarraco TSI 245 CV FR 2021: así es el nuevo SUV, en datos y vídeo.

Relacionado

Seat Tarraco TSI 245 CV FR 2021: así es el nuevo SUV, en datos y vídeo

Los mejores vídeos