Del Beetle al Golf y, hoy, a los nuevos ID.3 e ID.4: Volkswagen vuelve a revolucionar el automóvil

La historia de Volkswagen ha estado siempre llena de éxitos, hitos y aventuras por todo el mundo, pero no se podría hoy entender sin los coches que marcaron el antes y ahora el después: del Beetle al Golf, pasando ya a los nuevos eléctricos ID.3 e ID.4. Esta es una historia de éxitos.

Autopista.es para Volkswagen

Beetle, Golf e ID.3: pasado, presente y futuro de Volkswagen.
Beetle, Golf e ID.3: pasado, presente y futuro de Volkswagen.

Embrague a fondo y metemos la marcha atrás… pero no para recorrer unos metros, sino para viajar varias décadas al pasado. Enhorabuena si has llegado hasta aquí habiendo vivido la primera mitad del siglo XX y poder leer estas líneas. Si no es el caso, seguro que habrás visto en los libros de historia que aquellas fueron unas décadas bastante movidas: guerras, momentos de crisis, de renacimiento…

En ese contexto, el papel del automóvil era muy distinto al que vino después, ¡y ya no digamos en comparación con la actualidad! Sin embargo, hay un fabricante que ha logrado marcar cada uno de estos períodos con su propio sello y su propio estilo, haciendo historia y revolucionando en cada momento la industria automovilística.

Hablamos de Volkswagen, que en esa primera mitad de siglo hizo honor a su nombre y creó el Tipo 1, conocido popularmente como Beetle, Escarabajo… entre muchos otros nombres. Tuvimos que esperar hasta que acabase la II Guerra Mundial para que, en la Navidad de 1945, el Beetle iniciase su recorrido de verdad, una historia que acabaría culminando con más de 21 millones de unidades vendidas. En 1974, VW volvería a marcar el paso de la historia con el Golf, un coche que trajo consigo un nuevo concepto de automóvil (y que hizo brillar además las siglas GTI) y que ha ido adaptándose como ningún coche a los tiempos en cada una de sus ocho generaciones, convirtiéndolo en “top seller” a nivel mundial y en el coche más vendido en la historia de Europa.

apoyo 7 1200x690
Volkswagen ID.3, ¿el sucesor del Golf como coche de referencia en Europa? De momento va por buen camino.

En 2019, Volkswagen intenta repetir la hazaña con la nueva familia ID, con el ID.3 ya a la cabeza, el coche con aspiraciones a convertirse en el nuevo Golf de la era eléctrica. ¿Lo conseguirá? Herencia, experiencia y cualidades tiene de sobra. El pasado mes de diciembre ya logró alzarse, de hecho, al segundo puesto de coche más vendido en Europa, solo por detrás... sí, del actual Golf.

Le avala, además, pertenecer a uno de los fabricantes más asentados y “creíbles” en su estrategia de electrificación: según la Federación Europea del Transporte y Medio Ambiente, VW es una de las dos marcas que están plenamente “preparadas” para conseguirlo de cara al año 2030, gracias a una estrategia “agresiva y creíble”. Es hora pues de inaugurar, con el ID.3 y toda la familia ID, una nueva era en Volkswagen, al igual que en su momento hicieron Beetle y Golf. Así que conozcámoslos un poco más en profundidad. 

Volkswagen ID.3

Si algo tienen en común aquel primer Volkswagen Beetle y los posteriores Golf es que llegaron en momentos claves de la industria automovilística y que supieron adaptarse a las exigencias de cada época. Por algo se han convertido en leyendas sobre ruedas. Todavía es pronto para hablar de la misma forma de un vehículo que lleva apenas unos pocos meses en el mercado, pero la filosofía que tiene detrás el Volkswagen ID.3 y los motivos de su llegada tienen su símil sin duda en la historia de Beetle y Golf.

Opiniones y análisis sobre el VW ID3, finalista en 2021 a Coche del Año en Europa.

Las nuevas preocupaciones medioambientales y las cada vez más restrictivas medidas de los gobiernos obligan a los fabricantes a reducir drásticamente las emisiones contaminantes de sus coches y obligarán, en unas pocas décadas, a eliminar sus coches con motor de combustión. Volkswagen lleva un lustro presentándonos sus diferentes conceptos eléctricos bajo una denominación: ID. Estos conceptos son ya una realidad en el caso del ID.3 e ID.4, en formato compacto y SUV, respectivamente.

El VW ID.3 fue el primero en entrar en escena: un compacto eléctrico, desarrollado desde cero como tal y proponiendo una plataforma modular específica para todos los vehículos eléctricos de la casa. Como el Beetle y como el Golf en sus épocas, de nuevo un coche compacto llega para intentar hacer historia.

Volkswagen ID.3.
El Volkswagen ID.3 ya empieza a colarse en las listas de los coches más vendidos.

El objetivo de Volkswagen es alcanzar los 20 millones de vehículos fabricados sobre esta plataforma, y el ID.3 es el punto de partida de la aventura. La gama acoge diferentes variantes en función de su potencia y de la capacidad de su batería eléctrica: desde los 126 hasta los 160 CV y desde los 330 hasta los 550 kilómetros de alcance con una sola carga. ¿Se convertirá el ID.3 en unos años en el Golf de los eléctricos? Todo apunta a que sí.

Volkswagen ID.4

Claro que si del nuevo ID.3 podemos hablar ya del Golf eléctrico del presente y del futuro, el ID.4 podemos confirmarlo ya, sin duda, como la gran apuesta eléctrica en el mercado de los SUV. Tras el excelente arranque comercial del ID.3, el nuevo ID.4 se ha convertido ya en el segundo lanzamiento de la nueva familia cero emisiones de la marca, conviertiéndose además en un coche global que se comercializará y fabricará en Europa, China y Estados Unidos para convertirse en toda una referencia mundial de la nueva movilidad. 

Volkswagen ID.4.
Volkswagen ID.4.

Desarrollado a partir de la nueva plataforma modular MEB para vehículos eléctricos del Grupo VW, el nuevo ID.4 añade todavía más practicidad al coche eléctrico. Con casi 4,6 metros de longitud, es algo más grande que el Tiguan, ofreciendo un habitáculo muy espacioso y un gran maletero, con capacidad para hasta 543 litros de carga que, abatiendo los asientos traseros, puede alcanzar incluso los 1.575 l. En su equipamiento, además, se añaden detalles tan funcionales como un portón trasero eléctrico, las barras longitudinales del techo de serie o hasta un enganche de bola, capaz de remolcar hasta 1.000 kg de carga. 

Aunque inicialmente el Volkswagen ID.4 arrancó su comercialización con dos ediciones especiales, en la actualidad el nuevo SUV se vende ya con hasta 7 versiones preconfiguradas. Estas llegan asociadas a dos tipos de baterías, de 52 kWh de capacidad para una autonomía de hasta 340 kilómetros; y de 77 kWh, que impulsa ya su alcance como modelo 100% eléctrico hasta los 522 kilómetros recorridos. 

La primera de las baterías llega con motores de 109 ó 125 kW de potencia (es decir, con 149 ó 170 CV, respectivamente). Mientras tanto, la opción superior incluye ya una mecánica de 150 kW o, lo que es lo mismo, 204 CV. Próximamente, eso sí, la gama se ampliará con otra versión con la batería más capaz y una potencia de 129 kW (175 CV) y con la más especial y ya anunciada versión deportiva GTX: en este caso, el SUV dispondrá de un motor en cada eje, tracción integral y 220 kW de potencia (299 CV), para convertirse en realidad en el nuevo GTI de los modelos eléctricos de Volkswagen. Apunta ya por tanto esta mítica denominación que regresa. 

VW ID.4 GTX
VW ID.4 GTX: la próxima versión deportiva del SUV.

En cuanto a la carga del nuevo VW ID.4, el tamaño de la batería y su acabado es el que determine qué potencia y tipo admite. Los más "pequeños" de 52 kWh pueden ser alimentados mediante corriente alterna con potencias de hasta 7,2 kW y 100 kW en cargas de oportunidad por corriente continua —50 en el acabado básico Pure—. Por su parte, las versiones con batería de 72 kWh son capaces de recibir cargas de mayor potencia, concretamente 11 KW mediante corriente alterna y hasta 125 en continua que permitiría ganar unos minutos en cada recarga durante un viaje: en unos 30 minutos tendrán ya completada el 80 por ciento. Las baterías, por cierto, cuentan con 8 años de garantía o 160.000 km. 

A todo ello, el nuevo ID.4 suma todo un conjunto de tecnologías y asistencias a la conducción que completan su carácter innovador como primer SUV 100% eléctrico de Volkswagen. Junto a las últimas novedades en conectividad, que incluyen ya desargas remotas de actualizaciones, el SUV dispone de una avanzada pantalla táctil de 12 pulgadas con control por voz natural con conexión online. Si se desea, el modelo incluso puede añadir un innovador sistema Head up Display con realidad aumentada, que fusiona las pantallas seleccionadas con la realidad. Bienvenido ya a los nuevos coches del futuro... hoy. 

Del Beetle a la familia ID, en en VÍDEO: así ha evolucionado Volkswagen.

Volkswagen Beetle

Claro que no puede entenderse jamás el presente y el futuro sin conocer también el pasado. Ya sabes aquello del "quiénes somos y de dónde venimos". Y en el caso de la nueva familia I.D. de Volkswagen el origen pasa, inevitablemente, por recordar al primer Beetle. Para ser justos con la realidad, Volkswagen dio vida al mítico Escarabajo en 1938, en plena Alemania nazi. Ferdinand Porsche creó un diseño en base a unas premisas muy claras: tenía que ser un coche asequible, alcanzar los 100 km/h y contar con un habitáculo para cuatro personas. Tras las fiestas navideñas post guerra, en 1945, saldría de la línea de producción el primer VW Tipo 1… y arrancó una historia de éxitos que se prolongó durante varias décadas. Ahora, el objetivo de ID.3 e ID.4 es también la popularización del coche... pero eléctrico, claro.

Más allá de todas las versiones que dieron vida al Beetle, o de los motores que montó, la verdadera historia de este Volkwagen está en lo que significó para Alemania, primero, y para todo el mundo después. Desde un primer momento fue elevado a coche de culto, con una popularidad inaudita que impulsaría a la marca hasta tal punto de transformarla por completo. “Es imposible imaginar dónde estaría Volkswagen hoy sin el Beetle”.

Con una imagen muy simpática que dio pie a muchos apelativos (cariñosos), el Beetle ha formado parte, con todas las de la ley, de la cultura popular de este planeta. Para la cultura hippie, por ejemplo, fue todo un emblema. “El coche del pueblo por excelencia”, para muchos, asequible y al que pudieron acceder muchas familias.

ambiente1
Volkswagen Beetle: año 1945-1978 (modelo original).

Aquel primer Volkswagen Beetle montaba un motor bóxer de cuatro cilindros ubicado en la zaga del coche. Estaba refrigerado por aire y apuntaba directamente al eje trasero a través de un cambio manual de cuatro velocidades. Tal fue su éxito en todo el mundo que se mantuvo prácticamente intacto hasta que su producción en Alemania finalizó en 1978: una generación con casi 30 años de permanencia y con casi 20 millones de unidades vendidas, que se alargaría en algunas zonas de Sudamérica incluso hasta el año 2003.

Posteriormente, finalizando el siglo XX, el mítico Escarabajo renació en el Volkswagen New Beetle, una reinterpretación moderna de lo que significó este vehículo tan histórico, ya con mecánicas actuales (de entre 75 y 225 CV). En 2011, para rizar más el rizo, salió una tercera generación al mercado que ha durado hasta hace bien poco.

Volkswagen Beetle original.
Volkswagen Beetle: un coche emblemático en el siglo XX que traspasó fronteras.

Volkswagen Golf

Cada 41 segundos, Volkswagen vende en algún lugar del mundo un Golf nuevo. Esta frase es toda una sentencia y una perfecta definición de lo que ha supuesto –y sigue suponiendo– el compacto alemán en el mercado automovilístico. El Beetle hizo historia, sí, pero el Golf la replicó y la llevó a esferas nunca vistas antes, hasta el punto de convertirse en el coche más vendido de la historia de Volkswagen, con más de 35 millones de unidades matriculadas. Y una historia que todavía no se ha cerrado, ni mucho menos. 

La Crisis del Petróleo de los años 70 y la escalada brutal del precio del combustible obligó a los fabricantes a cambiar su filosofía y apostar por vehículos más compactos, con motores eficientes y, de nuevo, que fuesen asequibles. Volkswagen dio con la tecla con el Golf en 1974, previsto también para suceder en la historia al mencionado Beetle y para relanzar las ventas de los germanos.

ambiente2
Volkswagen Golf: 1974-actualidad.

El VW Golf trajo consigo un nuevo concepto de automóvil que, a diferencia del Escarabajo, montaba ya un motor en posición delantera transversal y enviando toda su fuerza al eje delantero. Ahí comenzó una historia que se prolonga hasta nuestros días, con ocho generaciones a sus espaldas: el Golf es, por derecho propio, el compacto de referencia en el mercado, del que hemos visto multitud de versiones, de carrocerías, de formas de propulsión (incluidas eléctricas e híbridas enchufables)… pero ninguna como la que se esconde bajo las siglas GTI.

Dos años después de su lanzamiento comercial, en 1976, y con el VW Golf ya asentado en el mercado y acaparando sus primeros éxitos, llegó el primer Golf GTI de la historia: 110 CV de potencia y 810 kg eran la mezcla perfecta para hacer las delicias de los que buscaban un coche más deportivo y que, a la postre, acabaría convirtiéndose en uno de los clásicos más cotizados a día de hoy.

Volkswagen Golf mk8.
La última generación del Volkswagen Golf sigue siendo la referencia del segmento y uno de los más vendidos en todo el mundo.
Volkswagen Beetle.

Galería relacionada

De Beetle y Golf a ID.3 e ID.4: Volkswagen y sus coches más importantes

Volkswagen ID.3 vs ID.4: el nuevo coche eléctrico, ¿mejor SUV o compacto?

Relacionado

Volkswagen ID.3 vs ID.4: el nuevo coche eléctrico, ¿mejor SUV o compacto?

Volkswagen ID.5: primeras fotos y nuevos datos del SUV coupé que llega en 2021. Fuente: YouTube VW.

Relacionado

Volkswagen ID.5: primeras fotos y nuevos datos del SUV coupé que llega en 2021

Los mejores vídeos