VW ID.3: el “coche eléctrico del pueblo”, ya en España y lo conducimos por primera vez

Es el automóvil más revolucionario de VW, pero guarda muy pocos secretos que no te hayamos contado ya. Llevamos años hablando de él, de todo el proyecto industrial que hay detrás suyo. Faltaba ponernos al volante… y ya nos hemos dado una vuelta por Madrid.

VW ID.3: el “coche eléctrico del pueblo”, ya en España y lo conducimos por primera vez
VW ID.3: el “coche eléctrico del pueblo”, ya en España y lo conducimos por primera vez

Quizá estemos viviendo el nacimiento de un futuro icono automovilístico y seamos protagonistas de un momento histórico. Por lo que cuentan los libros, imagino que cuando se presentó en 1945 el VW Beetle, destinado a popularizar el automóvil entre las familias alemanas, el impacto social/industrial del coche sobre el que se ha cimentado la historia de VW pudiera haber sido tan mediático como el que se está produciendo con el nuevo ID.3. No sé si la posterior presentación del Golf en 1974 supuso otro antes y después social/industrial, pero sí sabemos que hoy es otro mito e hito automovilístico y la imagen universal de VW. Y ahora parece que el ID.3 viene a escribir un nuevo capítulo transcendental para la marca y el propio automóvil.

El VW ID.3 contará con una gama a elegir entre tres baterías, cuatro niveles de potencia , uno  o dos motores, tres grados de autonomía y 7 opciones de acabado.
Volkswagen ID.3

VW ID.3: NO SOLO ES UN COCHE, ES TODA UNA GAMA

No es ni el primer coche eléctrico, ni tampoco de la marca, pero sí el proyecto industrial más importante que pretende popularizar el automóvil eléctrico. La plataforma MEB es la base de todo y permitirá que el ID.3 llegue con toda una amplia gama: tres baterías (45, 58 y 77 kWh útiles), cuatro niveles de potencia (126, 145,150 y 204 CV), un motor (tracción trasera) o dos (total), tres grados de autonomía (330, 425 y 549 km), 7 opciones de acabado… con una versión de acceso prevista para 2021 por debajo de 30.000 euros, sin descuentos comerciales ni ayudas gubernamentales (todos los precios). A esta diversidad, suma la versión SUV ya anunciada como ID.4 y los respectivos "clónicos" de Seat y Skoda (y Audi). A nivel Grupo, serán 75 nuevos modelos eléctricos los que se presenten hasta 2029, estimando unas ventas de 26 millones de vehículos.

La comercialización ha empezado con la versión de 204 CV, con batería de 58 o 77 kWh, tracción trasera y los acabados de lanzamiento 1st Plus y 1st Max. Es un ID.3 58 kWh 1st Max con el que vamos a hacer historia. No te voy a contar cómo es, si no cómo va, pero si te recordaré que por su longitud de 4,26 metros, ocupa lo que un Golf (4,28 m), pero por sus formas y su configuración técnica, transmite y ofrece mayor espacio interior y maletero.

Su minimalista estilo interior ha concentrado en tres ventanas en el cuadro de relojes digital, el velocímetro, el ordenador de a bordo y el sistema de navegación. Desde la pantalla central táctil capacitiva manejas el resto de la información y otras funciones.
Volkswagen ID.3: así es su interior.

VW ID.3: TOMAMOS ASIENTO

Recordamos que nos habían contado lo que desmerecían los plásticos duros del habitáculo, pero más allá de algo que no me ha parecido tan cuestionable, el ID.3 te lleva a un ambiente de sencilla sofisticación y buena calidad. Su minimalista estilo interior ha concentrado en tres ventanas en el cuadro de relojes digital, el velocímetro, el ordenador de a bordo y el sistema de navegación. Desde la pantalla central táctil capacitiva manejas el resto de la información y otras funciones, y responde al mismo ecosistema del contemporáneo Golf, con asistente personal incluido que atiende a la mención “Hola ID”. El ID.3 se activa pulsando un botón, aunque reconocida la llave, no haría falta. Para el cambio se ha diseñado un mando sobre el cuadro de relojes que recuerda al del BMW i3. Desplazando la palanca, avanzas o retrocedes. Todo resulta muy asimilable a la primera, o en todo caso, no más complicado que un moderno coche convencional de hoy día.

CONOCE A UN RIVAL ELÉCTRICO, EL KIA E-NIRO

 

VW ID.3: ARRANCAMOS

Como en todo eléctrico, de inmediato sientes la calidad de su propulsión, súbita, suave, silenciosa y contundente, como también un tacto de rodadura sobresaliente. Cuánto de premiun tienen los coches eléctricos en su rodar y cuánto lo parece el ID.3 en su conjunto. También sientes que gira tanto como promete. Con el motor ubicado en el eje trasero, hay más libertad en la dirección y basta el primer ángulo de 90 grados para apreciar ese diámetro de giro de solo 10,2 metros… mejor que el de un Polo.

El diámetros de giro del VW ID-3 es de solo 10,2 metros, minferior al de un VW Polo. La ubicación del motor en el eje trasero permite mayores ángulos de giro de la dirección.
Volkswagen ID.3

Tan solo el tacto del freno distorsiona tanta “perfección”, con un recorrido de pedal largo e impreciso de modular en algunas situaciones que te lleva a reaccionar en ciertas maniobras bruscamente. Aunque en otras, apenas bastará dejar de acelerar para que la retención de recarga (equivalente a 0,3 g) sirva para detenernos en el punto buscado. Y también desde la palanca del cambio podemos elegir una retención mayor.  Pero el gran desafío de los eléctricos está ahí afuera, lejos de las ciudades y ahí es donde el ID.3 se quiere popularizar. 

VW ID.3: VIAJERO SPORT

Cuando recogemos el ID.3, su ordenador de a bordo nos anuncia una autonomía de 386 km. Los primeros kilómetros por Madrid capital nos llevan a ganar distancia y ver por un momento 399. Tenemos por delante un recorrido de más de 100 kilómetros, donde vamos alternar vías de circunvalación, autovías, carreteras de doble sentido y autopistas, con trazados sencillos y otros un tanto virados, exigentes con el motor y el chasis.

La calidad de su propulsión nos acompaña siempre. El ID.3 tiene tres modos de conducción: Eco, Confort, Sport y además una cuarta configurable –Individual- que permite mezclar las leyes de actuación del motor, la dirección y la suspensión si cuenta con amortiguadores activos. En cualquier caso, el deslizamiento del ID.3 resulta siempre fabuloso. Ya la respuesta del motor en su modo Eco resulta rápida y permite moverse con muchísima agilidad. Su pisada es todavía más sorprendente. Tiene un tacto firme, como también muy agradable en el bacheo habitual incluso con vistosas llantas de 20 pulgadas. La ausencia de ruidos y vibraciones mecánicas te lleva a percibir una calidad de rodadura todavía mejor.

Excelente comportamiento y confort rutero, por motor y chasis
VW ID.3

Ajustándonos a las velocidades legales, la autonomía y la distancia recorrida se corresponden mientras nos adentramos en terrenos más exigentes. De nuevo, chasis y motor hacen del ID.3 un coche del que también el entusiasta del volante disfrutará. Ya no sorprende tanto el ímpetu del motor eléctrico en las cortas y medias distancias para acometer adelantamientos fulgurantes, como un chasis muy aplomado y equilibrado.

Su propulsión trasera no altera la neutralidad de un coche que gestiona las curvas de cualquier radio con una nobleza y sensación de seguridad muy altas, en gran parte por la posición baja y centrada de la batería.  Eso sí, en estos entornos, el consumo rompe con la media de forma más acusada que un coche térmico. De todas formas, la vuelta a una conducción más sosegada sirve también para mejorar muchísimo sus registros.

En nuestro primer trayecto, recorrimos finalmente 122 kilómetros y nos quedaba todavía una autonomía para otros 280, y obtuvimos un consumo medio de 14,5 kWh. En cualquier caso, este aspecto es muy variable. Más adelante, ya dispondremos de unidades de pruebas y realizaremos más mediciones, pero sí parece que el ID.3 se pueda convertir en el nuevo “coche eléctrico del pueblo”, plenamente funcional y operativo en todos los entornos.

Advertisement

Archivado en:

Volkswagen ID.4, el primer SUV eléctrico de la marca.

Relacionado

Oficial: Volkswagen ID.4, todos los detalles del primer SUV eléctrico de VW

Ford venderá un nuevo coche eléctrico en Europa con la plataforma MEB de Volkswagen

Relacionado

Ford venderá un nuevo coche eléctrico en Europa con la plataforma MEB de Volkswagen