Los trucos infalibles para circular bien y seguro por una rotonda

No todos los conductores circulan de forma correcta por las rotondas. La DGT vuelve a recordarnos las claves para hacerlo adecuadamente.

Los tres momentos clave al circular por una rotonda y los consejos de la DGT.
Los tres momentos clave al circular por una rotonda y los consejos de la DGT.

Según datos de Automovilistas Europeos Asociados, el 10 por ciento de los accidentes que se producen en la carretera tienen lugar en las rotondas. Un escenario que ya es muy habitual no solo en las ciudades, también en las carreteras fuera del ámbito urbano. Seguro que coincides conmigo al considerar que hay muchos conductores que no circulan de la forma correcta por las rotondas.

¿Son seguras las rotondas españolas? En este artículo lo analizamos. Y es que, aunque sea ya un elemento casi familiar para todos nosotros, no está de más recordar las normas básicas para saber cómo afrontar la entrada o la salida de una rotonda, las prioridades de paso, etc. Toma nota de lo que nos explica la DGT en sus últimos gráficos acerca de cómo debemos afrontar una rotonda de forma segura y sin poner en peligro al resto.

Consejos de la DGT para circular por las rotondas
Consejos de la DGT para circular por las rotondas.

Cómo circular por una rotonda

El primer momento clave al afrontar una rotonda es la entrada. Según cifras de Axa, más de la mitad de los accidentes que se producen en una rotonda tiene lugar en las incorporaciones. Según la DGT, lo importante al principio es reducir la velocidad y ceder el paso a los vehículos que están circulando por el interior de la rotonda. Si hubiera dos carriles o más, deberás colocarte en el idóneo en función de tu destino: si vas a tomar la primera salida, quédate en el carril de la derecha; si vas a tomar una salida posterior, puedes utilizar los carriles interiores.

Una vez estemos dentro de la rotonda, es igualmente importante escoger el carril por el que vamos a circular. Misma idea que antes: si vas a coger la primera salida, circula por el carril de la derecha, el exterior; si vas a cambiar de sentido o tomar una salida posterior, puedes coger un carril interior, pero asegúrate de ir cambiando al carril exterior de forma progresiva, segura y utilizando siempre los intermitentes. Recuerda también que el mal uso de los intermitentes en una rotonda puede significar una multa de 200 euros.

Estas luces intermitentes son también importantes en el tercer momento clave de la rotonda: la salida; indicar nuestras intenciones puede prevenir un accidente. Además, si no te ha dado tiempo a cambiar al carril exterior y llega tu salida, debes respetar la prioridad de los vehículos que circulan por fuera. Si no es posible tomar la salida con seguridad, o si hay tráfico denso, lo mejor es dar otra vuelta a la rotonda, asegurándote de ir tomando el carril exterior como antes hemos dicho.

Cómo actuar en una rotonda al encontrarnos con una ambulancia: Foto: DGT.
Cómo actuar en una rotonda al encontrarnos con una ambulancia: Foto: DGT.

Otros detalles a tener en cuenta en una rotonda

Por ejemplo, si se aproxima un vehículo de emergencias a las proximidades de una rotonda, hay que tener en cuenta varias cosas. Lo primero, mantener la calma y no realizar maniobras bruscas. Estos vehículos siempre tienen prioridad cuando están de servicio y llevan encendidas las señales acústicas y luminosas. Aquí te contamos en detalle cómo actuar.

Si, por ejemplo, se acerca a la rotonda un grupo de ciclistas, hay varios detalles a tener en cuenta. Todo dependerá de si el ciclista en cabeza del pelotón ha entrado o no el ceda el paso, si circula en solitario… Aquí te damos todas las claves para saber qué hacer.

Rotonda

Relacionado

¿Son seguras las rotondas españolas? El informe con todos los datos de accidentes en España

La Guardia Civil recuerda las normas de las rotondas y desmiente una maniobra que todos creíamos correcta

Relacionado

La Guardia Civil aclara cómo circular en rotondas: ¡corrige la maniobra que todos creíamos buena!

Los mejores vídeos