Audi y Carlos Sainz ultiman el RS Q e-tron para el Dakar en Alemania

Tras más de 8.000 kilómetros de test en apenas medio año, Audi Sport está casi a punto para su primer Rally Dakar con el RS Q e-tron eléctrico. Conocemos en Alemania los últimos detalles de su preparación.

Carlos Sainz ultima la puesta a punto de su Audi RS Q e tron para el Dakar 2022
Carlos Sainz ultima la puesta a punto de su Audi RS Q e tron para el Dakar 2022

El próximo Rally Dakar 2022 será uno de los más interesantes de los últimos años. Allí debutará una nueva generación de prototipos, que serán los encargados de pelear –o así debería ser– por la victoria. Aparte de los T1+ con motor exclusivamente térmico, como el de Toyota o Prodrive, el gran destacado por la gran revolución que supone es el nuevo Audi RS Q e-tron en la también nueva categoría T1e.

Como ya sabíamos y como ya descubrimos en el estreno exclusivo que vivió AUTOPISTA en las entradas de la sede de Audi Sport en Alemania, se trata de un prototipo 4x4 dotado de dos motores eléctricos –uno por eje– para impulsar el coche, pero con otro bloque dotado de un motor turbo de gasolina de cuatro cilindros y otro motor eléctrico que actúa como generador para cargar la batería de 50 kWh cuando el coche esté en movimiento. Un complejo entramado mecánico y electrónico que Audi Sport ha desarrollado y puesto a punto en apenas un año desde una hoja en blanco.

A apenas unas semanas de iniciar su viaje hacia Arabia Saudí para su primer Dakar, sin haber realizado ninguna prueba como tal como preparación, hemos regresado a la casa de Audi Sport en las cercanías de Múnich para descubrir los últimos avances y poder ver el coche en acción. No ha sido un test al uso, ya que hemos visto rodar el Audi RS Q e-tron en circuito de asfalto, donde Carlos Sainz y Lucas Cruz se han encargado de realizar comprobaciones de sistema y software para comprobar que todo encaja y todo está bien conectado.

A218503 large
El Audi RS Q e-tron, durante sus últimos test en Marruecos.

Vemos en directo y en movimiento el Audi RS Q e-tron

Como buen eléctrico, emite su característico zumbido, que será el sonido principal que escucharemos durante el Dakar. Si bien el motor térmico (el mismo que Audi usa en el DTM, pero limitado a funcionar en un rango de 4.500-6.000 rpm) se deja escuchar, no se muestra tan descarado. Al menos desde fuera, porque Lucas Cruz, copiloto de Carlos Sainz asegura que desde el habitáculo el sonido es bastante molesto.

No es el entorno en el que se moverá en Arabia Saudí para pelear por la victoria, pero pudimos comprobar que se muestra un coche bastante bien equilibrado en frenada y en pequeños saltos, gracias a su bajísimo centro de gravedad y al equilibrio de pesos gracias a la posición de la batería, y eso a pesar de las más de dos toneladas que declara ante la báscula. Los tres pilotos del equipo –Ekström, Peterhansel y el mencionado Sainz– nos destacaron la fortaleza del coche en las dunas, así que habrá que estar muy atentos a cómo rinden en las etapas que tendrá el Dakar con la arena como protagonista.

Stéphane Peterhansel disputará en enero de 2022 su Dakar número 34, el primero con Audi.
Stéphane Peterhansel disputará en enero de 2022 su Dakar número 34, el primero con Audi.

En Alemania también pudimos escuchar a los responsables del proyecto, tanto a Stefan Dreyer, jefe de desarrollo de Audi Sport, como a Sven Quandt, responsable de Q Motorsport, el equipo que ayuda y da soporte a la marca de los cuatro aros en su primera aventura dakariana. El gran reto todos estos meses sobre todo ha sido conjugar todo el apartado de sensores, electrónica, motores… para que funcionen correctamente en un ambiente tan salvaje como el que se presenta en el Dakar. Los más de 8.000 km de test han tenido lugar en Alemania, Zaragoza y en Marruecos por partida doble, donde han puesto al límite cada uno de los componentes.

En Audi Sport siguen siendo cautos y apuntando a “terminar el rallye” como gran objetivo y a poder ganar algunas etapas. El Audi RS Q e-tron todavía necesita ajustar aún más su peso final, ya que el reglamento les obliga a cumplir con las 2 toneladas, pero todavía tiene “un poco de sobrepeso”. Conjugar todo ello con el reto de la mecánica eléctrica, el software (de desarrollo propio), de la amortiguación simple en las suspensiones y de ajustarse a lo que dice el reglamento en apartados como el peso o el depósito de gasolina (limitado a 300 litros, frente a los más de 500 de la competencia), sigue siendo un reto en las últimas fases de la puesta a punto del coche. Madrid y Arabia Saudí serán los últimos sitios donde terminarán de ajustar los coches de Sainz, Peterhansel y Ekström antes de salir a correr de verdad al Dakar.

A218512 large
El Audi RS Q e-tron, casi listo para su primer Dakar.

Carlos Sainz, un poco más cauto

El Matador ha querido destacar el trabajo de todo el equipo ante el “enorme reto” que supone el desarrollo de este Audi RS Q e-tron en tan poco tiempo. Reconoce la dificultad desde el principio, dando pasos muy lentos al principio y, poco a poco, rodando a ritmo de carrera. La conducción será un aspecto a tener en cuenta para todos los pilotos del equipo, ya que la mecánica eléctrica les hace conducir sin necesidad de cambiar de marchas, pero también a estar atentos a la fiabilidad en el primer año del proyecto.

Los tres Audi RS Q e-tron tendrán la decoración que ves en las imágenes, sin patrocinadores. La única forma que tendrás de distinguirlos por televisión y fotos será por los dorsales y, sobre todo, por el color de los espejos retrovisores: negros para Sainz, blancos para Peterhansel y rojos para Ekström. El español se atrevió a decir ante los medios en España unas semanas atrás que no podían descartar luchar por la victoria, pero esta vez quiso ser más cauto y, a la vez, destacar el enorme trabajo hecho hasta entonces.

El primer año de un coche, sea el que sea, es siempre complicado, pero con este todavía más. Pude rodar en Marruecos en una tirada de más de 400 kilómetros, cuando el primer año con el Peugeot no pasé de 150 km sin romper. Los últimos test fueron muy bien”. También pudimos hablar con Peterhansel, quien afronta, como Sainz, el enésimo nuevo reto para intentar ganar el Dakar. “No ha habido tiempo suficiente, pero saldremos a tope desde el primer día”, avisa. En apenas unas semanas, a partir del 2 de enero, podremos comprobarlo.

 

En Audi RS Q e-tron, en acción.

Galería relacionada

Audi RS Q e-tron: la nueva bestia eléctrica para el Rally Dakar 2022

Archivado en:

Así es la seguridad a bordo en el Audi RS Q e tron para el Rally Dakar 2022.

Relacionado

Audi RS Q e-tron: así se protege el 4x4 eléctrico para el Rally Dakar 2021

El Audi RS Q e-tron para el Dakar, a prueba en el desierto de Marruecos.

Relacionado

Audi RS Q e-tron: las entrañas del nuevo eléctrico 4x4 para el Dakar

Los mejores vídeos