VW ID.3 1st 58 kWh: superprueba al nuevo icono eléctrico, ¿el sustituto real del Golf?

No solo es un nuevo coche eléctrico, sino todo un ecosistema tecnológico y conceptual que te exigirá reprogramarte para aceptar y valorar el gran desafío que viene. ¿Te subes al VW ID.3?

VW ID.3 1st 58 kWh: superprueba al nuevo icono eléctrico, ¿el sustituto real del Golf?
VW ID.3 1st 58 kWh: superprueba al nuevo icono eléctrico, ¿el sustituto real del Golf?

Sin ser el primer vehículo eléctrico del mercado y ni siquiera de Volkswagen, no es menos cierto que el VW ID.3 sí parece la novedad más importante y mediática en la materia, porque su revolución no es solo el planteamiento del modelo en sí, sino todo el proyecto industrial sobre el que Volkswagen ha empezado a desarrollar su inminente futuro.

La clave de todo esto es la plataforma modular MEB, sobre la que se sustentará una amplísima oferta de modelos, de variados tamaños y formatos, entre todas las marcas del Grupo. Además, el ID.3 no es solo un modelo, sino toda una gama que contemplará hasta tres baterías (45, 58 y 77 kWh), cuatro niveles de potencia (126, 145, 150 y 204 CV), un motor (tracción trasera) o dos (total), tres grados de autonomía (330, 425 y 549 km) y hasta 7 opciones de acabado… por ahora.

VW ID.3
VW ID.3.

Beetle, Golf... e ID.3

El ID.3 busca ya la misma popularidad que los dos iconos sobre los que se ha cimentado la historia de Volkswagen. No es un modelo nicho, sino un vehículo con un planteamiento que abarca todo, desde la movilidad urbana, al uso más familiar o los largos trayectos. Qué curioso que el motor lo lleve en el eje trasero, como el Beettle originario y mida 4,26 metros, apena 2 mm menos que el Golf actual.

Su compacto tamaño ocupa visualmente más de lo que mide (también es 12 cm más alto que el propio Golf) y por dentro trasmite igualmente una holgada sensación de espacio. El suelo plano y una mayor cota longitudinal detrás propician unas mejores plazas traseras que en el mismo Golf y similar maletero. Por la disposición de la batería en el piso de la carrocería, el punto de caderas queda algo más alto, y tanto el puesto de conducción como el de todos los pasajeros resultan muy naturales.

VW ID.3: mediciones interiores

ESPACIO VOLKSWAGEN ID.3
Anchura delantera 143 cm
Anchura trasera 134 cm
Altura delantera 91/100 cm
Altura trasera 93 cm
Espacio para piernas 76 cm
Maletero 385 litros

 

Su mayor singularidad está en el salpicadero, o mejor dicho en el minimalista cuadro de relojes digital que apenas proyecta la información más básica y prioriza la realmente necesaria (velocidad, autonomía, carga de batería, etc.). También, entre su sencilla sofisticación, destaca una tira luminosa que recorre horizontalmente el salpicadero e interactúa con el conductor con diferentes patrones luminosos. Por ejemplo, puede parpadear para indicarnos hacia dónde girar según las indicaciones del sistema de navegación, o ante una posible situación de colisión, avisarnos con fuertes destellos de color rojo. 

Durante el proceso de carga de la batería, la tira ID light también nos informa a golpe de vista del nivel de llenado, iluminándose hasta ese punto en color verde. En la interacción hombre/máquina que propone, el procesador de voz seguro que cobrará más protagonismo que en el mismo Golf, con el que comparte el sistema de infoentretenimiento que proyecta en la pantalla táctil central.

VW ID.3: así es su interior.
VW ID.3: así es su interior.

Pronunciando “hola ID.3”, puedes activar diferentes funciones de la climatización (incluso accionar la persiana del techo solar), el teléfono, la navegación y el equipo multimedia, nada nuevo que no conozcamos, pero que bajo el ambiente del ID.3 resulta de lo más natural. No obstante, todavía hay margen de mejora, por la lentitud o imprecisión del sistema en algunos casos, si bien el ID.3 se aprovechará vía remoto de todas las actualizaciones de software de mejora y nuevas funciones que desarrolle posteriormente VW. Un ejemplo de todo esto será la implementación de la realidad aumentada en el sistema Head up Display a lo largo del primer trimestre de 2021.

Volkswagen ID.3: sobriedad premium

Como comentábamos, a sus mandos el ID.3 resulta tan sencillo como sofisticado. De la misma manera, el aspecto funcional está muy bien cuidado, como no tanto la vistosidad de algunas superficies plásticas duras en un coche que te transmite tanto vanguardismo. Pero más allá de esta percepción táctil y visual, el ID.3 sorprende por la exquisita calidad de funcionamiento.

La combinación solidez/suavidad de todo el conjunto le da un tacto de conducción y de rodadura que deja al mejor de los compactos convencionales en evidencia. No hay ruidos (apenas un “galáctico” sonido artificial que a baja velocidad debe advertir a los peatones de la presencia del coche), ni vibraciones, y de inmediato aparece un empuje lineal tan contundente como suave, milimétricamente gestionado desde el acelerador. Los 7,3 segundos de 0 a 100 km/h de esta versión de 204 CV y batería de 58 kWh útiles te garantizan una excelente respuesta en la corta y media distancia, ya no tanto en la larga, porque en 160 km/h el ID.3 limita su velocidad máxima y antes amaina su progresión.

Volkswagen ID.3: medimos prestaciones y consumos

PRESTACIONES Volkswagen ID.3
CONSUMO CARRETERA 23,8 kWh/100 km
CONSUMO CIUDAD  16,9 kWh/100 km
ACELERACIÓN 0-50 km/h 3,49 s
ACELERACIÓN 0-100 km/h 8,02 s
ACELERACIÓN 0-1.000 metros 29,65 s
ADELANTAMIENTO 80-120 km/h 4,96 en D
FRENADA DE 100 km/h a 0 38,08 m
FRENADA DE 140 km/h a 0 72,98 m

 

Pero en la conducción habitual se siente muy rápido, sobre todo por esa espontaneidad con que responde a la menor solicitud de aceleración. Como un coche normal más, el mismo Golf contemporáneo, dispone de modos de conducción ECO, Comfort y Sport, además de uno configurable (Individual), pero con las leyes más tranquilas el ID.3 hace ya de su propulsión eléctrica una delicia en aspectos tan contrapuestos como el temperamento dinámico y la suavidad mecánica.

De la misma manera, en retención puedes optar porque ruede suavemente a vela o recargue la batería con un fuerte efecto de frenada bajo el modo B del cambio, que en muchas situaciones te permite olvidarte del pedal del freno y conducir pisando solo más o menos el acelerador. También es posible activar un asistente que monitorea el entorno frontal del coche y toma en cuenta su geolocalización para adaptar la distancia de seguridad y la velocidad bajo criterios de eficiencia y seguridad respecto al coche que nos precede, las curvas, las rotondas o las señales de velocidad y, aunque sintiéndote intervenido como conductor, no parece que lo pudieras hacer tú mejor.

Volkswagen ID.3
Volkswagen ID.3

Volkswagen ID.3: rotundo rodador

Dirección y suspensión vienen a sumar mucha más calidad a la marcha. Y por todo ello, el ID.3 donde más espectacular te puede parecer es bien lejos de las ciudades, rodando tanto por amplias autopistas, como retorcidas carreteras de montaña, donde creo que hasta al más entusiasta del volante le sorprenderá. La pesada batería, de más de 400 kilos con todo el sistema de refrigeración líquida, centrada entre ambos ejes y por debajo del piso, no solo puede explicar el tacto tan aplomado y neutro del ID.3 en todo tipo de situaciones.

El trabajo de las suspensiones, aun con inmensas llantas de 20 pulgadas, se antoja excepcional, por la suave firmeza con que pisa y bachea, sorprendentemente mucho mejor que el típico modelo convencional. La dirección es tan suave como rigurosa de tacto y guiado cuando le exiges dinámicamente. Y por librarse del motor el eje delantero, su radio de giro de 10,2 m, mejor que el del Polo, facilita enormemente los giros urbanos y las maniobras de aparcamiento. El motor trasero y en consecuencia su propulsión no altera una conducta que pasa por ser equilibradamente neutra y donde las ayudas electrónicas están integradas de tal manera que no percibes ningún tipo de molesto intrusismo.

VW ID.3.
VW ID.3.

VW ID.3: lleno, por favor

Con el potencial de este ID.3, ahora más que nunca las infraestructuras de recarga son las que deben dar un buen empujón a los coche eléctricos. Esta versión con su batería de 58 kWh útiles puede dar para cerca de 300 km en carretera (en la práctica menos porque antes deberás recargar), a razón de algo más de 20 kWh/100 km de consumo, y más en trazados urbanos, donde nos hemos movido en torno a 16 kWh/100 km sin necesidad en ambos casos de recurrir a la climatización.

Esta versión del ID.3 está preparada para cargas rápidas de hasta 100 kW, que en 30 minutos te devuelve 260 km de autonomía, pero a un precio muy alto. Esto es posible en la red de supercargadores Ionity (y recientemente en la de Tesla), propia de VW y otras marcas asociadas, aunque, mientras se expande, los más largos desplazamientos todavía pueden ser una asignatura pendiente.

VW ID.3: buena capacidad de maletero.
VW ID.3: buena capacidad de maletero.

El cargador de a bordo tiene una potencia de 11 kW, pero seguramente no tengas contratada tanta potencia en casa, donde más barato, rentable y fácil supondrá recargar. El enchufe del cable de carga es de tipo Mennekes, por lo que prácticamente estarás obligado a instalar un cargador de pared en tu garaje, que Volkswagen suministra a partir de 399 euros más la instalación (desde 950 euros en casa unifamiliar).

Para aprovechar un simple enchufe doméstico tipo Schuko, no parece una buena idea comprar el sencillo cargador del propio Golf GTE, con el que hemos cargado el ID.3 a razón de solo 11 kilómetros de autonomía por hora. Dónde cargar y durante cuánto tiempo puede suponer todavía un condicionante en el largo trayecto, pero para el día a día... o la semana a semana, el ID.3 facilita y simplifica mucho dar el salto al coche eléctrico, no sin sus particularidades como también con otros grandes avances, y sintiéndolo absolutamente rotundo por su funcionamiento y aptitudes generales.

 

Volkswagen ID.3

Galería relacionada

VW ID.3 1st 58 kWh: probamos el nuevo compacto eléctrico

Archivado en:

El VW ID.3 ya es el segundo coche más vendido de Europa y acecha al Golf: ¿hay sucesor?

Relacionado

El VW ID.3 ya es el segundo coche más vendido de Europa y acecha al Golf: ¿hay sucesor?

VW Golf GTI e ID.3, frente a frente en la recta del Jarama.

Relacionado

VW ID.3 vs Golf GTI 2020: cuál es más rápido, ¿eléctrico o de gasolina?