A prueba el Skoda Octavia Combi TDI 150: una berlina familiar muy completa

El nuevo Skoda Octavia es una gran carta ganadora, gracias al gran derroche tecnológico y a la versatilidad propia de la marca y de la versión familiar Combi.

Raúl Roncero / Fotos: Félix Macías

A prueba el Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG7
A prueba el Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG7

A la grande, chicas, pares o juego... No le temblaría el pulso al Octavia al sacar las cartas, pero te lo puedo decir de una manera mucho más clara: es muy difícil encontrar en su categoría un coche más completo, con una gama de motores y tecnologías de propulsión tan variada y eficiente, tanta calidad, confort, buen chasis y, sobre todo, practicidad de uso y relación entre valor y precio.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7
Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7

De todos los nuevos modelos del grupo VW recién lanzados en el segmento de los compactos —A3, Golf, León y este Skoda han recibido la última actualización de la arquitectura MQB Evo, con todas las mejoras electrónicas que conlleva—, el Octavia es el modelo al que, desde mi punto de vista, mejor le ha sentado el cambio, más que nada, porque junto a la nueva tecnología embarcada se aprecia un leve giro en la filosofía de producto y marca, capaz de atraer a clientes cada vez más jóvenes o cerrar ventas con criterios mucho más emocionales que generaciones anteriores.

DESCUBRE UNO DE SUS RIVALES, EL KIA ÓPTIMA.

Skoda Octavia Combi TDI: adaptación al nuevo ecosistema digital

Claro que no todo es perfecto. Sometido a la integración del nuevo ecosistema digital del grupo VW, su equipo multimedia bien requiere un meditado estudio hasta llegar a coger el hilo de los menús, más cuando, tal vez en la búsqueda de complementos diferenciadores con sus hermanos, Skoda propone una sofisticada estructura de comandos.  Por ejemplo, el climatizador —uno de tipo inteligente basado en iconos y otro clásico, con las funciones y denominaciones habituales— y  que, al igual que el manejo del navegador y otros elementos del sistema, requieren demasiada atención para ajustarlos en marcha —las órdenes vocales aún no están afinadas del todo como para ejecutar las funciones mediante el nuevo asiente que responde a la llamada de Laura—.

PRESTACIONES Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV DSG7 Style
Acel. 0-100 km/h 9,04 segundos
Acel. 0-400 metros 16,58 segundos
Acel. 0-1000 metros 30,23 segundos
Sonoridad 50 km/h 60,3 dBa
Sonoridad 100 km/h 66,8 dBa
Frenada desde 100 km/h 37,34 metros

 

El cuadro digital tampoco tiene la vistosidad de otros modelos de la casa ni tantas posibles configuraciones, pero sí la misma cantidad de valiosa información personalizable en el interior de los dos sectores principales. El botón capacitivo del volumen no siempre proporciona un recorrido limpio —tienes la opción de usar el del volante— y los símbolos de los botones del menú tampoco se ven bien cuando incide el sol sobre ellos, aunque con el uso te habrás aprendido el orden.

Qué buena excusa hubiera argumentado Skoda para, fiel a sus principios, haber mantenido una estructura de botones físicos. Pero más allá de este "dudoso" escenario, en parte común con un A3, Golf o León, descubres una atención por el detalle que incluso Audi ha ido dejando de lado. Materiales buenos y muy vistosos —en el acabado probado puedes elegir ambiente beige o negro sin sobrecoste—, huecos amplios, bien repartidos y, en su mayoría, debidamente forrados para que los objetos depositados en ellos no dejen rozaduras ni hagan ruidos.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7 6
Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7

Todo ello junto con las habituales soluciones "Simply Clever" de la marca, como el hueco para el paraguas en las puertas delanteras, papelera, salidas de climatización trasera —en opción, con ajuste de temperatura— diferentes soluciones de carga —entre ellas, tomas de 230V—, soportes para tabletas o smartphones o diferentes soluciones de transporte y sujeción en su, como siempre, inmenso maletero de 640 litros; este, con un impresionante doble fondo, permite ahora abatir los asientos dejando una superficie de carga sin el más mínimo escalón.

DESCUBRE UNO DE SUS RIVALES, EL KIA ÓPTIMA.

Los 22 mm extra de tamaño del Combi no se traducen en una habitabilidad claramente mayor, pero el Octavia Combi era y sigue siendo un coche muy espacioso penalizado, eso sí, por un túnel central intrusivo —unos 17 cm de ancho y alto— y una plaza central trasera sin contorno y ligeramente sobre elevada respecto a las dos laterales, éstas posicionadas prácticamente en línea con los asientos delanteros, de tal modo que permite viajar sin tener que constreñir el hombro sobre la puerta. Medidos 74 cm de cota de piernas o 94 cm de altura en versión con techo solar, el desahogo de los pasajeros está garantizado, pero ahora, más que nunca, es el conductor que el gozará de mejores sensaciones.

CONSUMOS Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV DSG7 Style
Consumo en ciudad 6,5 l/100 km
Consumo en carretera 5 l/100 km
Consumo medio 5,6 l/100 km

 

SKODA OCTAVIA COMBI: MÁS CONTROL, MÁS CONFORT

Estas versiones de Octavia con propulsores orientadas al gran público ni son ni persiguen ser coches de tacto deportivo. Tal vez, Seat haya resuelto mejor esa ecuación con su nuevo León Sport Tourer, pero el Octavia, sea Combi o Berlina, es uno de esos vehículos que en carretera también dan la sensación se ser coches de categoría mayor. Como sabes, Skoda es la vertiente polifacética del grupo VW y su orientación se enfoca más hacia el placer de uso, pero los nuevos mimbres que arropan esta elegante y versátil carrocería implican también claros beneficios en rigor y calidad de chasis.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7 1
Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7

Admitiendo su carácter, apostaría a que, por ejemplo, no encontrarás en su muy asistida dirección una laguna dinámica, sino una características más que enfatiza el lado rutero y amigable de este vehículo y versión. Su casi total nula transmisión de vibraciones o sacudidas aportan también un grano más de arena en el refinado rodar que proporcionan sus suspensiones, de las que ahora hablaremos, pero más allá de todas estas cuestiones, la dirección del Skoda te aporta también precisión y gran limpieza de guiado, transmitiéndote muchísima confianza en todo momento. Skoda ofrece ruedas de 17 ó 18 pulgadas a elección del cliente, siendo estas últimas las montadas en nuestra unidad de pruebas, acompañadas de una de las mejores opciones que, sin lugar a dudas, podrías contemplar si compras el coche: la nueva suspensión adaptativa.

ESPACIO Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV DSG7 Style
Anchura delantera 141 cm
Anchura trasera 136 cm
Altura delantera 89/99 cm
Altura trasera 92 cm
Espacio para piernas 74 cm
Maletero 640 litros

 

De serie, se ha ganado firmeza de muelle y los Octavia van mucho más "sujetos", con mucho menos recorrido en compresión, pero con gran capacidad y calidad de absorción, lo cual, ligado a la impecable actitud del chasis, hace que la conducción sea tan cómoda como siempre, pero más entusiasta, dentro de unos límites, que nunca. La invasión de asistentes de conducción sigue siendo, tal vez, la principal debilidad del Octavia aunque, a decir verdad, apostaría que sus constantes avisos cuando ruedas rápido entre curvas llegan más a modo de advertencia que de actuación, aunque cuando entran en acción lo hacen gran suavidad.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7 5
Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG

Pero con las suspensiones variables —cuestan 995 euros y vienen ligadas al selector de modos de conducción, una opción ligada al paquete Tech&Drive que por sí sola costaría 425 €—, cambia por completo el concepto de dinamismo... Pero también el de confort y calidad de rodadura. Cuentan con 14 posibles ajustes, con extremos que convierten este Skoda en un dinámico Seat o un hiperfiltrado Citroën... casi de los de aquella época de suspensiones hidráulicas, y te aseguro que no exagero. Yo identificaría, en realidad, tres posibles ajustes utilizables. El más blando y "abierto" de todos, sólo apto para viajar en autopista, rectas o carreteras amplias a ritmos tranquilos; tendrás la sensación de que las ruedas se mueven absorbiendo las irregularidades del asfalto sin trasladar su acción a la carrocería; viajas casi flotando, pero con cierta artificialidad, perdiendo demasiada sensibilidad en la conducción. Un paraíso para viajar aislado del entorno. Dos o tres pasos más en el dial horizontal que ajusta —desde el modo Individual— las características de la amortiguación y encontrarás el Octavia "para todo", con un equilibrio total entre confort y comportamiento. 

El ajuste más firme de todos —e incluso, los dos o tres anteriores— descubre a un Octavia mucho más reactivo y ágil que lee el asfalto de forma rigurosa imponiendo cortos y rápidos movimientos de carrocería, menos balanceo, mayor rapidez de respuesta y, en resumidas cuentas, una conducción mucho más eficaz y dinámica, todo ello admitiendo un más que admisible bien estar. 

Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7 10
Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG 7

Del motor, señalar que puede ser la principal fuente de ruido plena aceleración, aunque en realidad, la verdadera noticia es que estos 2.0 TDi, aun cuando llevan doble filtro de Adblue en la línea de escape —el depósito específico para ello es bastante pequeño—, ha recuperado su característica pegada a bajo régimen. Rinde como puro Diesel que es asistiendo con par a muy bajo régimen para mover ágilmente al Octavia, sin aparente esfuerzo, con bajos consumos y contribuyendo, más allá de su característico sonido, a rematar un producto que destaca por un refinamiento y agrado de uso propio del Superb, pero a precios de la categoría en la que realmente compite.

DESCUBRE UNO DE SUS RIVALES, EL KIA ÓPTIMA.

 

Advertisement
A prueba el Skoda Octavia Combi 2.0 TDi 150 DSG7

Galería relacionada

A prueba el Skoda Octavia Combi diésel TDI de 150 CV

El Skoda Fabia estrenará su nueva cuarta generación durante 2021.

Relacionado

Skoda Fabia 2021: todos los secretos del nuevo utilitario, con la base del Seat Ibiza

Los mejores vídeos