Probamos el Audi e-tron Sportback: SUV, coupé, eléctrico, deportivo… E impresionante

Cuesta unos 2.300 euros más que el Audi e-tron del que deriva, tiene una carrocería más aerodinámica y deportiva y aunque sacrifica algo de espacio de carga y habitabilidad interior, su habitáculo sigue siendo tan impresionante como sus cualidades, prestaciones o confort.

Raúl Roncero.

Probamos el Audi e-tron Sportback: un vehículo todo en uno.
Probamos el Audi e-tron Sportback: un vehículo todo en uno.

El Audi e-tron Sportback no es sólo la carrocería coupé del e-tron, sino una elegantísima carrocería con la firma del español Juan Carlos Huerta, responsable de diseño exterior. Tiene la misma longitud que el Audi e-tron del que deriva —4,90 m— y también la misma anchura —1,94 m sin espejos, 2,19 m con ellos—, pero es 13 mm más baja  —1,62 m— y más aerodinámica. Audi afirma que haber logrado reducir el coeficiente aerodinámico hasta un valor de 0,25 permite conseguir una autonomía hasta 10 km mayor que el modelo del que deriva, pudiendo mejorar también aspectos como la sonoridad fruto de un menor rozamiento contra el aire.

Aunque esta nueva carrocería no impone ningún tipo de compromisos a la hora de viajar con pasajeros, sí hemos podido verificar que se pierde alto de altura útil en las plazas posteriores —alrededor de 3 cm—, aunque aún siguen siendo perfectamente válidas para pasajeros que tengan una estatura de alrededor de 185 cm. El acceso a estas plaza tampoco es tan cómodo como en el caso del e-tron debido a la línea descendiente del techo, pero las puertas conservan un óptimo ángulo de apertura, son grandes y los asientos quedan a una altura adecuada, así que no veo un gran problema en este sentido. El maletero, por su parte, pierde 45 litros pero puede echarse a cuesta hasta 615 litros de capacidad de carga, manteniendo las mismas funcionalidades que el Audi e-tron.

Audi e tron Sportback
Audi e tron Sportback.

Al igual que el Audi e-tron, el Sportback vuelve a ser noticia no sólo por el diseño de su carrocería, sino por otra innovación que la marca estrena precisamente en esta saga. Y es que, si en el modelo normal fueron los espejos mediante cámaras, ahora mejorados para al conductor le resulte más fácil adaptarse a ellos, ahora el Audi e-tron Sportback lanza las nuevas luces Matix Digital Led —son opcionales, y eso sí, cuestan la friolera de 5.600 euros—.

Se trata de una tecnología que utiliza un chip de muy pequeño tamaño que contiene un millón de microespejos, cada uno de los cuales puede inclinarse hasta 5.000 veces por segundo. Mejora a las Matix Led en cantidad y calidad de luz, y sobre todo, en tener un mejor control del haz para iluminar y evitar deslumbramientos adaptándose a la carta el tipo de trazado y tráfico, amén de ofrecer el más variopinto ferial de motivos luminosos —funcionales o interactivos— que gracias a esta tecnología se pueden proyectar no sólo en el suelo, sino también en superficies verticales.  

Audi e tron Sportback alta 41
Audi e tron Sportback: así es su interior. 

Audi e-tron Sportback: versiones, potencias, autonomías, prestaciones

Dejando de lado el especialísimo Audi e-tron Sportback S, con 503 CV, la versión más deportiva y prestacional del modelo, caracterizada por disponer de tres motores eléctricos —dos de ellos en el eje posterior—, la gama Audi e-tron Sportback es idéntica a la del e-tron normal, con leves diferencias en sus prestaciones o sus consumos, éstos teóricamente a favor de la nueva carrocería coupé. Si el mejor dato de consumo oficial de la versión 50 quattro es de 21,8 kWh/100 km en el caso del e-tron, el Sportback anuncia 21,4 kWh/100 km, mientras que los 24,4 kWh/100 km del Audi e-tron 55 quattro bajan hasta 24 kWh/100 km en el caso del Sprtortback. Recordemos que entre las dos versiones no sólo hay diferencias en sus potencias y autonomías, sino también en sus sistemas de carga.

El Audi e-tron 50 quattro rinde 313 CV, emplea baterías de 75 kWh con las que consigue 346 km de autonomía, firma un aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 s, tiene una velocidad máxima de 190 km/h y admite cargas de hasta 11 kW en corriente alterna y 120 kW en corriente continua. Por su parte, el Audi e-tron Sportback 55 quattro rinde 408 CV durante fases de 8 segundos en modo S y 360 CV en modo D y resto de situaciones. Sus baterías de 95 kWh prometen una autonomía de 447 km, acelera de 0-100 km en 5,7 s en modo S —6,6 D en modo D—, anuncia 200 km/h de velocidad máxima y su potencia de carga en corriente continua es de 150 KW —80 por ciento de carga en menos de media hora—. Si bien, una de las novedades de ambas versiones es que ahora pueden disponer de un segunda opción de cargador embarcado de hasta 22 kW.

Audi también lanza el programa e-tron Chasrging Services unificando en una única tarjeta el pago de la carga en estaciones de diferentes proveedores. Y al igual que otros modelos de la marca, Audi también ofrece en el e-tron los servicios de funciones a demanda, pudiendo añadir opciones que sean actualizables después de haber adquirido el coche .  

Audi e tron Sportback
Audi e tron Sportback.

Respecto al coche en sí, poco o nada cambian las sensaciones de conducción respecto al Audi e-tron normal, siendo, desde mi punto de vista, el mejor coche eléctrico de esta categoría. Ofrece, respecto al Tesla Model X, una calidad de acabados claramente superior y un mejor tacto de conducción. En el caso del Audi e-tron Sportback 55 quattro, cuenta con mejores prestaciones y autonomía que un Mercedes EQC 400 4Matic, mientras que frente al Jaguar I-Pace, ofrece un mayor equilibrio global y un confort superior. La toma de contacto la he podido realizar a bordo de la versión más potente, recorriendo en su gran mayoría carreteras de puerto de montaña con trazado muy exigente, en las que la imponente anchura del vehículo exige tomar ciertas precauciones y medir bien las distancias.

Salvo en determinadas ocasiones en las que quise experimentar la sensación de aceleración en su modo más prestacional, realicé el resto de la ruta combinando un ritmo ágil entre curvas con velocidades de crucero a ritmos legales en rectas, logrando un consumo en la zona más exigente de 30 kWh/100 km que posteriormente se estabilizó en 27 kWh/100 km una vez que se compensó el consumo en autopista con una orografía más favorable. Es un ritmo que me hubiera garantizado algo más de 300 km de autonomía, insuficiente para viajar si no programas bien tu libro de ruta y en el que tienes que considerar que, en tomas rápidas y paradas “cortas” de media hora, sólo cargarás hasta el 80 por ciento de su baterías, así que aún consiguiendo mejores cifras de consumo, su radio real de acción no va ser superior a esa cifra.

En carretera, tus cargas en puntos rápidos se limitan a un 80% de la capacidad real de la batería, así que considera su radio real de uso en alrededor de 300 km

Aunque es un coche muy pesado y tendrás que tomarte un cierto tiempo para asimilar sus inercias, también resulta un coche muy neutro y mucho más dinámico de lo que parece a priori, más si te apoyas en el excelente trabajo que hace su tracción total y anticipas debidamente cuando frenar y acelerar para que la zaga contribuya a proporcionarte algo de agilidad extra. Si bien, no te voy a negar que la mejor experiencia de conducción a boro del Audi e-tron Sportback no sea precisamente en curva, sino de una curva a otra, en carreteras despejadas y a ritmos tranquilos de viaje, disfrutando de su bajo —pero singular— sonido y soberbia calidad de amortiguación. 

El Audi e-tron Sportback está ya a la venta en versiones Básico, Advanced, S-Line y Black Line Edition para las dos motorizaciones, con precios comprendidos entre los 75.340 y 87.340 euros en el caso del e-tron Sportback 50 quattro y entre 87.980 y 99.990 euros en su versión 55 quattro.

Audi e tron Sportback

Galería relacionada

Al volante del Audi e-Tron Sportback, más diseño y nuevas tecnologías

Nuevo Audi Q8 híbrido enchufable.

Relacionado

Audi Q8 TFSIe quattro: así es el nuevo SUV híbrido enchufable

Mercedes Clase S 2020

Relacionado

Mercedes Clase S 2020: el coche paranormal

Los mejores vídeos