Mercedes GLC vs Volvo XC60: ¿qué SUV es mejor?

El nuevo Volvo XC60 vuelve a poner el listón muy alto entre los SUV medios. Enfrente, uno de los mejores: el Mercedes GLC. Confort, espacio, prestaciones… ¡qué dos grandes modelos!
Rafa Guitart.

Twitter: @autopista_es Fotos: Achim Hartmann. -

Mercedes GLC vs Volvo XC60: ¿qué SUV es mejor?
Mercedes GLC vs Volvo XC60: ¿qué SUV es mejor?

¿Volvo XC60 o Mercedes GLC? Difícil, muy difícil decisión. Los dos SUV bien podrían lucir su nombre en el cuadro de honor de la categoría, pues ofrecen sin duda un nivel de comportamiento, terminación y refinamiento excepcional. Mientras el desarrollo del GLC deriva del Mercedes Clase C Estate (el familiar), Volvo ha partido de la plataforma del superior XC90 para este nuevo modelo, superventas de la marca y que crece ahora 5 cm respecto a la edición anterior.

No nos cabe duda de que el éxito está asegurado en ambos SUV, pues no dejan al azar ningún aspecto, prestando especial atención hoy en el trato a los ocupantes, tanto por la calidad de los elementos que lo componen, como por la cantidad de equipos orientados al confort que incluyen en su dotación de serie. Nada mejor pues hoy que ver qué ofrece cada uno para empezar a sacar conclusiones.

El último en llegar: Volvo XC60

La llegada de esta  completamente nueva edición del Volvo XC60, mucho más cuidada y con un enfoque todavía más premium, va a poner contra las cuerdas sin duda a los fabricantes alemanes, especialmente al BMW X3, que lleva más tiempo en el mercado pero que ya nos ha mostrado esta pasada semana su nueva generación: pincha aquí para conocer toda la información. Pero antes hemos podido ya enfrentar al XC60 junto al Mercedes GLC, eso sí con dos versiones no muy comparables por potencia: había que aprovechar la puesta de largo del SUV sueco, que sólo estaba disponible con la variante tope de gama Diesel, el D5 de 235 CV AWD.

Volvo XC60 vs Mercedes GLCEs decir, el Volvo XC60 contará también próximamente desde el lanzamiento este mismo mes de julio con una variante D4 de 190 CV. Por su parte, la versión de acceso a la gama, D3 de 150 CV con tracción delantera, tendrá que esperar ya hasta la primavera de 2018. Todos ellos con 2 litros de capacidad y cuatro cilindros. En el caso Mercedes, como ya apuntábamos, nos subimos a esta versión de 200d 4Matic: tiene 2,2 litros y 170 CV. Además, se ofrece con un 250d, también con la misma arquitectura y 204 CV, dejando como tope de gama el 350d V6, de 258 CV.

Así son por dentro

Por configuración interior, el Mercedes GLC parece un poco más austero, pero en realidad no lo es. De hecho, los controles están duplicados en mandos y pantalla —no táctil—, mientras que el Volvo XC60 agrupa casi todas sus funciones en la superficie táctil de 9 pulgadas. El espacio interior es algo más limitado en el GLC, debido a su origen Clase C de propulsión trasera, si bien el volumen de carga del maletero es superior: anuncia 550 litros frente a los 505 del Volvo XC60. En cualquier caso, los dos son amplios y el Mercedes hay que reconocer que tiene unas formas muy aprovechables y un amplio portón de acceso. Bajo el piso se oculta otro espacio para carga, muy práctico, con 140 litros adicionales.

En términos de comportamiento, Volvo XC60 y Mercedes GLC tienen la calificación sin duda de sobresaliente. El GLC ofrece una muy buena pisada y una excelente precisión en las trayectorias, si bien hay que aclarar que en nuestro pequeño recorrido con ambos el Volvo XC60, dotado ya con suspensión neumática y llantas de 20 pulgadas, se ha mostrado un poco más seco en las zonas con el firme deteriorado.

Mercedes GLCPor potencia y prestación, lógicamente el XC60 D5 se desmarca del GLC con unas cifras espectaculares, mientras que los 170 CV del Mercedes resultan muy voluntariosos. Destaca el sistema de conducción semiautónoma de Volvo, capaz de circular por autopista casi por sí solo. En definitiva, gran confort y tacto de conducción en ambos, pero en el GLC se echa en falta un poco más de dinamismo. El XC60 desborda potencia y precisión. Por tamaño y prestaciones resultan ideales para todo tipo de uso.

El duelo, en 3 claves

Precio

Mercedes GLC 220d 4 Matic: no se trata de una ganga, pero la calidad que ofrece este SUV es excelente. Incluye una buena dotación de serie, con suspensión regulable, faros full led inteligentes, control de velocidad de crucero, etc. Esta versión parte de 48.575 euros.

Volvo XC60 D5 AWD: Más caro que su rival, pero goza de una carga tecnológica inmensa, materiales de primera calidad, terminación exquisita... La alternativa real estaría entre el GLC 250d (desde 50.600 euros) y el 350d (desde 60.975). Este Volvo parte de 56.535 euros.

Vida a bordo

Mercedes GLC 220d 4 Matic: Muy cómodo en general y con una terminación excelente. Dispone de pantalla y sistema multimedia con Touch Pad, fácil y cómodo.

Volvo XC60 D5 AWD: Muy cómodo, silencioso y con bastante espacio en todas las plazas para los ocupantes. El diseño interior transmite relax.

Comportamiento

Mercedes GLC 220d 4 Matic: Muy bueno, es ágil, cómodo y se siente muy preciso. Los ajustes de suspensión no llegan al nivel de la neumática, pero modifican sensiblemente el comportamiento.

Volvo XC60 D5 AWD: Magnífico, con la suspensión neumática se encuentra en el nivel más alto del segmento. Muy preciso en las trayectorias, ágil y fácil de conducir.

También te puede interesar:

Probamos el nuevo Volvo XC60

Range Rover Velar vs Volvo XC60: así son

Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: ¿cuál es mejor SUV?