Mercedes EQS: así es la nueva berlina eléctrica equivalente al Clase S, ¡excepcional!

El Mercedes EQS es la primera berlina eléctrica de la marca y está desarrollada sobre una plataforma modular sobre la que vendrá muchos más modelos de gama alta. La versión más capaz del EQS alcanza una autonomía de hasta 770 km en ciclo WLTP.

Mercedes EQS
Mercedes EQS

Patentes, hitos, récords… la llegada de la Clase S de Mercedes siempre viene marcada por su innovadora tecnología y faltaba por ver qué ofrecería su equivalente eléctrica EQS, la primera berlina eléctrica de Mercedes con la que pretende también marcar los pasos de la electrificación del automóvil. Por lo pronto, Mercedes dice que el EQS presenta 40 nuevos inventos… y también que bate records y marca hitos. Estrena una plataforma modular eléctrica que servirá de base para toda una futura gama alta de modelos eléctricos de la marca.

El EQS es su gran berlina de representación. No puede evitar cierto parentesco con la Clase S, pero tiene su propio diseño, con una zaga muy particular. El pilar C recoge todo el voladizo posterior, disimulando el tercer volumen de la carrocería. De hecho, el EQS dispone de portón y no de tapa de maletero. Mide 5,21 metros de largo (a caballo entre el Clase S corto y largo) y contará inicialmente con dos versiones mecánicas: 450+ y 580 4Matic+ (más adelante llegará una versión de 560 kW (761 CV). La primera dispone de un motor de 245 kW (333 CV) ubicado en el eje trasero y la segunda, de dos motores, uno en cada eje, que suman una potencia de 385 kW (524 CV) . En los modelos 4MATIC, el sistema Torque Shift que ajusta el par entre los ejes reacciona mucho más rápido de lo que sería posible con una tracción integral mecánica. La velocidad máxima está limitada a 210 CV.

Mercedes EQS
Mercedes EQS 

Mercedes ha desarrollado dos baterías, de 80 y 108 kWh. La temperatura está continuamente controlada para mantener la batería en rangos óptimos de funcionamiento, en parado y en marcha, incluso previamente a ser cargada en un supercargador. Con la batería grande, el 450+ homologa una autonomía en ciclo WLTP de hasta 770 km. La batería la fabrica Mercedes en Alemania y  tiene una garantía de 10 años o 250.000 km sobre el 70 por ciento de su capacidad. Además, el software de gestión de la batería se actualizará vía OTA durante toda la vida del coche. El cargador de a bordo de CA tiene una potencia de 11 kW que en 10 horas cargaría la batería. La mitad de tiempo tardaría con el cargador opcional de 22 kW. En CC, admite cargas de hasta 200 kW de potencia, lo que llevaría 31 minutos una carga completa. En 15 minutos se recuperaría 300 kilómetros de autonomía. Mercedes ofrecerá gratis durante el primer añs las recargas en la red de supercargadores Ionity.

El EQS también actualizará de forma remota diferentes sistemas del equipamiento, incluso implementará nuevas funciones que se podrán comprar después de sacar el coche del concesionario. Por ejemplo, el EQS monta de serie la dirección trasera de 4,5°  y en opción ofrecerá la de 10° (diámetro de giro de 10,9 m), que se pordría “descargar” y activar a posteriori.

El EQS firma un coeficiente aerodinámico de 0,20, el más bajo de un coche de fabricación en serie, más determinante si cabe en un coche eléctrico por lo que influye en la autonomía. También promete niveles excepcionalmente bajísimos de ruidos y vibraciones. La suspensión es neumática y reduce la altura a alta velocidad para alcanzar ese coeficiente de record. Además, los tiradores de las puertas quedan enrasados. Y las puertas no tienen marcos. Con las puertas automáticas de confort opcionales, al acercarse el conductor al vehículo se extienden todas las manillas. Si se sigue aproximando, se abre automáticamente la puerta del conductor. Y desde dentro se cierran pulsando un botón.

Mercedes EQS
Mercedes EQS 

Mercedes también ha incidido mucho en la recuperación de la energía en fases de desaceleración y frenada.  En las versiones 4Matic, la potencia de carga al frenar asciende hasta 290 kW (menor en las de tracción trasera).  En desaceleración, se puede graduar la retención para rodar a vela o provocar una frenada de hasta 5m/s2 que permitiría detenerse sin pisar el freno en las situaciones habituales de conducción. El sistema de navegación con Electric Intelligence también toma en cuenta todas las variables para planificar la ruta más eficiente. Como en los modelos convencionales, hay diferentes programas de conducción (Eco, Normal Sport e Individual) que modifican la respuesta de los motores, de la suspensión (los amortiguadores son de tarado variable) o la dirección.

Por dentro, el EQS lleva la digitalización a su máxima expresión con el salpicadero opcional  Hyperscreen. De serie, ofrece, como en la Clase S, una superficie digital que fusiona el cuadro de relojes del conductor con la pantalla central.  Con Hyperscreen, la zona del acompañante también recibe otra pantalla digital, de 12,3 pulgadas, con lo que todo el frontal del salpicadero, de punta a punta, se convierte en una enorme pantalla panorámica, táctil y háptica. También ha desarrollado dos sistemas Head un Display, el más grande con una superficie de proyección de 77 pulgadas.  

Con Hyperscreen, el acompañante dispone de área propia de visualizado y de manejo. Si el conductor dirige la vista hacia la pantalla del acompañante, se atenúa automáticamente la representación de determinadas funciones de entretenimiento. Para ello, el EQS está dotado de hasta 350 sensores que además de registrar los movimientos del conductor, determinan la ocupación de los asientos, registran distancias, velocidad y aceleración, la luminosidad ambiental, la intensidad de la lluvia o la temperatura. El asistente personal MBUX también mejora la interacción con el conductor y los pasajeros. Ahora es capaz de saber de quién viene la orden y ejecutarla (por ejemplo, la regulación de la climatización) de forma más precisa. Con el uso diario, el EQS aprende las costumbres del conductor y puede recordarle hacer una llamada que habitualmente repite a una hora a un familiar, a la oficina, etc.

Mercedes EQS
Mercedes EQS 

Gracias a los potentes sensores, el EQS da otro paso hacia la conducción autónoma en aquellos países que su legislación lo permitiera.  En Alemania, con el sistema Drive Pilot opcional, el EQS podrá moverse con un alto grado de automatización hasta una velocidad de 60 km/h en situaciones con tráfico denso o retención siempre que el tramo de autopista lo permita. El conductor podría dedicarse a otras actividades, como navegar por Internet o consultar sus e-mails.

El asistente para aparcar a distancia ayuda al conductor a estacionar y desaparcar su vehículo haciendo uso del smartphone. También en según qué países, el EQS está preparado para participar en el Automated Valet Parking (AVP, nivel 4 de SAE) en estacionamientos preparados para aparcar y desaparcar de forma completamente automatizada y sin conductor.

Los faros Digital Light (de serie a partir del nivel de equipamiento Advanced Plus) implementan nuevas funciones, como la proyección de líneas auxiliares o símbolos de advertencia sobre la calzada. Una novedad son dos funciones de asistencia denominadas visualización del inicio del cambio cooperativo de carril y advertencia/indicación de dirección si el detector de cambio de carril o el control de ángulo muerto reconocen un peligro. Digital Light posee en cada faro un módulo de iluminación con tres LED de alta potencia y 1,3 millones de espejos en miniatura, que reflejan y refractan la luz. De esa manera, la iluminación del vehículo alcanza una definición superior a 2,6 millones de píxeles.

 

Mercedes EQS

Galería relacionada

Mercedes EQS, así es el vehículo más avanzado del mundo

mercedesbenzeqcteaser01.jpg

Relacionado

Mercedes EQ C, adelanto

Mercedes EQB 2021 según nuestro ilustrador Schulte

Relacionado

Mercedes EQB 2021: nuevos datos del inédito SUV que se pone a punto