Guía básica para saber si tienes el coche a punto para usarlo tras el temporal de nieve y frío

Después de los efectos devastadores del temporal de frío y nieve Filomena, es momento de analizar si tu coche está en buen estado técnico y mecánico para usarlo.

Guía básica para saber si tienes el coche a punto para usarlo tras el temporal de nieve y frío
Guía básica para saber si tienes el coche a punto para usarlo tras el temporal de nieve y frío

Después de la tempestad, llega la calma… días después de la nevada histórica Filomena sobre un buen número de zonas de España, poco a poco se va retomando la normalidad en las carreteras y calles de nuestro país, por lo que si tienes previsto utilizar el coche próximamente, te conviene saber una serie de aspectos y claves para saber si está en buen estado y conducir sin ningún tipo de problema.

Lo primero que debes tener en cuenta es que las bajas temperaturas constituyen uno de los enemigos principales para un vehículo, sobre todo si éste no ha sido revisado convenientemente en cuanto a nivel de batería y niveles de líquidos (aceite, frenos y refrigerante/anticongelante, principalmente). Sí eres de los que sí cuida y mima su automóvil con los cuidados oportunos, seguro que habrás tenido la prudencia de haberlo arrancado todos los días durante unos minutos a pesar de que no lo hayas movido durante los días en los que el temporal Filomena se ha hecho más intenso.

Además de la nieve, el frío extremo es incluso más perjudicial para tu vehículo, ya que dependiendo de si tu coche es diésel o gasolina, el combustible se puede llegar a congelar (VER ARTÍCULO ¿SE PUEDE CONGELAR EL DIÉSEL O LA GASOLINA DE TU COCHE?). Además del combustible, la cerradura y las puertas también se pueden llegar a congelar, sobre todo si tu vehículo “duerme” a la intemperie. En este otro artículo (CÓMO DESCONGELAR LA CERRADURA Y LAS PUERTAS DE TU COCHE) te damos una serie de consejos y trucos para que lo soluciones y puedas abrir tu automóvil sin problemas.

CONSEJOS PARA REVISAR TU COCHE FRENTE AL FRÍO Y NIEVE Y TENERLO A PUNTO

De la mano de Infomadriditv, te facilitamos una serie de trucos, claves y recomendaciones para revisar y tener a punto tu vehículo tras el reciente episodio de nevadas y frío intenso del temporal Filomena.

Lo primero que debes tener en cuenta es si tu vehículo ha dormido cubierto y protegido en un garaje o si lo ha hecho a la intemperie. En este último caso, en el momento en el que puedas, debes acudir a su “rescate” para quitar toda la nieve y el hielo de cristales y carrocería, ya que cuanto más tiempo esté cubierto tu vehículo por un gran manto blanco, más expuesto estará a la humedad, otro de los inconvenientes que puede afectar gravemente a gran parte de la estructura del vehículo.

Para retirar la nieve de los cristales, puedes utilizar un producto descongelador o rociar el parabrisas con alcohol o soluciones que lo contengan (el líquido limpiaparabrisas, también lo suele tener) para posteriormente rascar el hielo con una rasqueta de plástico. Cuando lo estés haciendo, nunca debes accionar los limpiaparabrisas ni echar agua, y menos caliente, ya que el cambio brusco de temperatura podría romper el cristal o congelar el agua que estás echando, sobre todo si la temperatura ambiente es bajo cero.

Una vez quitada toda la nieve y hielo de la carrocería y cristales y antes de arrancar el coche, puedes hacer una inspección rápida para asegurarte que el tubo de escape y la zona del motor ya están completamente limpios.

ARRANCAR EL COCHE CON BAJAS TEMPERATURAS

Si has cuidado tu vehículo con el mantenimiento adecuado y siempre con los niveles de aceite, de líquido anticongelante y de frenos en estado óptimo y si, además, has pasado recientemente la ITV, seguro que al arrancar lo hará a la primera (el hecho de arrancar el vehículo a diario con temperaturas extremadamente bajas aunque no lo muevas es una acción que ayuda mucho para que la batería “no se muera”).

Después de arrancar, no muevas nunca el coche con el motor frío. Si es necesario, sal unos minutos antes de casa y deja que se caliente poco a poco. Esto permitirá que el aceite comience a repartirse, lubricando todas las zonas del motor. Tampoco lo revoluciones y debes mantenlo al ralentí durante unos minutos.

En cuanto a otra serie de elementos eléctricos de tu vehículo, también te conviene tener presente una serie de consideraciones. En el caso de la radio y de las luces, no las conectes nada más arrancar (es mejor esperar a que la temperatura del motor y del aceite suban ligeramente). En el caso de la calefacción, no la conectes hasta que el vehículo comience a moverse. Y antes de comenzar a circular, revisa el nivel de presión de los neumáticos.

Cuando comiences a circular, verás muy poco porque lo más seguro es que tengas vaho en los cristales (VER ARTÍCULO CÓMO QUITAR EL VAHO DE LOS CRISTALES). En los primeros instantes, baja un poco las ventanillas para que recircule el aire en el interior y la humedad que produce el vaho se vaya diluyendo. En el momento de encender la calefacción del coche, dirige inicialmente los aireadores hacia el cristal delantero para que puedas ver perfectamente durante estos primeros minutos. Después, también puedes conectar la luneta térmica posterior, lo que te permitirá desempañarla y ver lo que sucede en la zona trasera del vehículo.

Cadenas o neumáticos de invierno, batería en buen estado que las bajas temperatura no eviten disfrutar de la conducción
Cadenas o neumáticos de invierno, batería en buen estado... que las bajas temperatura no eviten disfrutar de la conducción

Una vez que la climatización haya hecho efecto, comprueba los limpiacristales, las marchas y el freno, dando tiempo a que no haya nada agarrotado por el frío. Si el coche ha estado varios días cubierto de nieve, puede hacer que la superficie de los frenos se oxide.

OTROS CONSEJOS PARA CONDUCIR Y DISFRUTAR DEL COCHE EN INVIERNO

Una vez que tu coche funciona con normalidad, es momento de disfrutar de tu vehículo. Para ello, debes estar cómodo, por lo que si tienes pensado usarlo durante un buen rato, para en un lugar seguro y quítate el abrigo si antes no lo habías hecho (es usual que al hacer mucho frío al entrar en un vehículo, los conductores suelen entrar con el abrigo puesto, algo que puede resultar peligroso porque el uso de prendas voluminosas puede dificultar la maniobrabilidad y, por tanto, no ser lo suficientemente hábiles ante una situación de emergencia).

Por otro lado, si tienes pensado usar el vehículo por una zona donde suele nevar, deberías tener en el maletero cadenas metálicas para la nieve. Asimismo, si vives en zonas donde el invierno y las bajas temperaturas se prolongan durante mucho tiempo, deberías considerar usar neumáticos de invierno, unas ruedas “todoterreno” con las que puedes circular tranquilo a pesar de una nevada o fuerte temporal de frío y nieve como el que hemos atravesado (varios expertos en conducción y muchas asociaciones de automovilistas durante los últimos días han coincidido en que el uso mayoritario de neumáticos de invierno hubiera evitado gran parte del caos en las carreteras).

Por último, en el caso de que vayas realizar un viaje largo por carretera en invierno, también deberías tener en el maletero una o dos mantas y, si eres aún más precavido, agua y algo de comida.

 

 

 

 

El frío extremo afecta al consumo de combustible del coche. ¿Se puede evitar? | Foto: iStock

Relacionado

Cómo influye el frío extremo al consumo de combustible del coche y consejos de uso

Cómo prevenir y arrancar el coche tras la ola de frío y nieve: ¡2 minutos vitales! Fotos: Cordon Press.

Relacionado

Cómo prevenir y arrancar el coche tras la ola de frío y nieve: ¡2 minutos vitales!

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.