Euro 7: la nueva norma podría rastrear las emisiones de los coches, ¿fin del diésel y la gasolina?

La futura norma Euro 7 de emisiones está a debate. Los cambios podrían rastrear las emisiones de los diésel y los gasolina durante toda su vida útil.

Euro 7, ¿el final de los coches diésel y gasolina? Eso parece
Euro 7, ¿el final de los coches diésel y gasolina? Eso parece

No hay respiro para los fabricantes de automóviles. Con multas millonarias sobrevolando sus cabezas y acelerando los esfuerzos para rebajar las emisiones medias de sus vehículos por debajo de los 95 gr/km de CO2, las firmas empiezan a ver en el horizonte la futura norma Euro 7 de emisiones, cuyas vías de desarrollo ya se empiezan a debatir en los organismos europeos.

Como te contamos hace unos meses, las marcas ya están preocupadas con una nueva norma que podría situar el límite de emisiones de NOx en 30 mg/km, una cifra muy alejada de los 80 mg/km actuales, a partir de 2025. Unos límites que, de aprobarse, harían casi imposible la venta de coches de combustión sin notables apoyos eléctricos.

Este problema va más allá del debate sobre el futuro de la automoción y las sensaciones. Desde Volkswagen señalan, por ejemplo, que los coches de combustión con pequeños motores también cumplen un papel muy importante para la sociedad y que, con las nuevas restricciones, sería imposible vender un coche como el Volkswagen Polo por 15.000 euros. De esta manera, se dificultaría en gran medida el acceso de la población a un vehículo.

Norma Euro 7, las tres vías

Las últimas noticias que hemos sabido es que los organismos europeos ya tienen sobre la mesa el camino a tomar con esta nueva norma Euro 7 y que los próximos meses pueden ser decisivos para dirimir el futuro del automóvil.

En primer lugar, las voces más conservadoras hablan de actualizar la norma Euro 6d (actualmente en vigor) con una Euro 7 que rebaje las emisiones pero que mantenga un decrecimiento gradual en las mismas. Además, trataría de simplificar algunos aspectos de la normativa actual.

La segunda vía, un poco más ambiciosa, sería la mencionada en la primera parte del artículo. El objetivo sería que los automóviles circularan emitiendo entre 10 y 30 mg/km de NOx y que las emisiones de monóxido de carbono se situaran entre 100 y 300 mg/km, en lugar de la frontera entre 500 y 1.000 mg/km actuales. Parece casi imposible que estas cifras puedan obtenerse si no se produce una transformación de la producción actual y se dirige ésta a vehículos eléctricos e híbridos enchufables casi en exclusiva.

La Unión Europea se plantea una monitorización en tiempo real de cada vehículo nuevo
La Unión Europea se plantea una monitorización en tiempo real de cada vehículo nuevo

Por último, y la más polémica, las voces más ambiciosas apuntan a un control del vehículo permanente durante toda su vida útil. El objetivo final es rastrear las emisiones de cada automóvil nuevo en todo momento mediante sus propios sistemas OBD. De esta manera, se podría detectar si el vehículo sobrepasa los límites legales una vez sale al mercado y ya no está sometido a las pruebas técnicas que se llevan a cabo durante las homologaciones.

Si este último punto llegara a buen término, los automóviles pasarían el examen de emisiones en las ITV de manera automática, pues sus datos estarían recogidos en la propia base de datos del coche. Así, se lucharía contra el fraude durante las inspecciones técnicas, pero también se podrían detectar averías antes y parar un coche que no esté cumpliendo con las normas.

Además, otro de los polémicos puntos de esta última vía estaría en la monitorización de nuestro vehículo sin la intervención del conductor. Los últimos avances, como los que BMW incluye en sus híbridos enchufables, permite que el vehículo sepa por geolocalización si está entrando en una zona urbana o de bajas emisiones. Siendo así, el propio automóvil puede obligarse a funcionar en modo eléctrico, independientemente de las preferencias del conductor.

Esto es lo que buscarían los defensores de esta última vía, un seguimiento del vehículo continuo en tiempo real que analice al momento todas las emisiones de cada vehículo y, además, sea capaz de obligar a su uso en modo eléctrico en las zonas con mayores restricciones.

 

Archivado en:

La nueva normativa de emisiones apenas encarecerá en 5 euros al mes la letra del coche.

Relacionado

La nueva normativa de emisiones apenas encarecerá en 5 euros al mes la letra del coche

Nuevo Impuesto de CO2: calcula cuánto pagarás por tu coche.

Relacionado

Nuevo Impuesto de CO2 a vehículos: calcula cuánto pagarás por tu coche

Los mejores vídeos