¿Contamina más tu coche o comerte una hamburguesa? Lo analizamos

A diario los humanos realizamos actos inconscientes que pueden llegar a ser mucho más contaminantes que un coche, como por ejemplo, comerse una hamburguesa.

Lona de Heura en Madrid sobre lo que contamina una hamburguesa (Imagen: Heura)
Lona de Heura en Madrid sobre lo que contamina una hamburguesa (Imagen: Heura)

Prácticamente a diario, los seres humanos realizamos multitud y multitud de actos inconscientes que pueden ser dañinos para el medio ambiente. Dejar el grifo del agua abierto más tiempo del debido, encender todas las luces de las habitaciones de la casa o, "simplemente", comerse una hamburguesa tienen efectos contaminantes que muchos de nosotros desconocemos.

Por todo ello, de la mano de la mano de Heura, una startup española de carne 100% vegetal creada por los activistas Marc Coloma y Bernat Añaños, conocemos unos datos realmente sorprendentes sobre el nivel contaminante del "simple hecho" de comerse una hamburguesa.

Según los informes y los datos proporcionados por Heura, comerse una hamburguesa de vaca tiene un poder contaminante similar a conducir unos 26 km un coche de gasolina. Para concienciar sobre los niveles contaminantes de la ganadería y de la correspondiente industria de la alimentación de carne, Heura está llevando a cabo una serie de campañas e iniciativas realmente llamativas.

Una de las acciones para concienciar a la población sobre el impacto medioambiental de las industrias cárnicas en todo el mundo ha sido la colocación de un gran cartel de 18,1x14,5 metros en la calle Toledo 28 de Madrid, que estará bien visible para los viandantes hasta el próximo 6 de diciembre. En dicha luna publicitaria, se incluye el siguiente mensaje: “Una hamburguesa de carne contamina más que tu coche”.

Según Marc Coloma, activista y CEO de Heura, “con esta lona queremos impulsar un debate sobre la forma en la que comemos ya que según la FAO la ganadería es la responsable del 18% de las emisiones de CO2”. “Con Madrid Central hemos reducido la contaminación cambiando la forma de movernos. ¿Por qué no cambiar ahora nuestra forma de comer?”, añade el texto explicativo del cartel publicitario colocado en la calle madrileña.

Los efectos de las industrias de carne de origen animal son muy diversos en el medio ambiente. Coloma explica que “si en una cena de seis personas eligiéramos una hamburguesa de origen vegetal en vez de una de ternera ahorraríamos 160 km de CO2, lo mismo que ir y volver de Madrid a Toledo en coche”. Por otro lado, comerse una hamburguesa de origen vegetal en lugar de una hamburguesa de vacuno supone reducir 1.739 litros de agua, el equivalente al agua utilizada por una persona al ducharse durante 28 días, a la que se evitarían emitir hasta 6,4 Kg de emisiones de CO2, lo mismo que conducir más de 26 km un coche de gasolina. Por otro lado, esta startup también señala que una vaca puede llegar a producir 300 litros de metano al día.

 

Archivado en:

Las restricciones provocadas por el coronavirus hacen bajar los niveles de contaminación

Relacionado

Las restricciones provocadas por el coronavirus hacen bajar los niveles de contaminación

Los coches diésel modernos, claves para paliar el cambio climático

Relacionado

Los coches diésel modernos, claves para paliar el cambio climático

Los mejores vídeos