Publicidad

Audi A3 1.6 TDI, BMW 116d y Volvo V40 D2, economía de lujo

Frente a frente, Audi A3 1.6 TDI/110, BMW 116d y Volvo V40 D2: tres compactos premium espectaculares, aquí con los motores Diesel de acceso a sus gamas, en 5 puertas y con cambio automático. ¿Cuál es mejor?
Daniel Cuadrado .

Twitter: @DanielCuadradoT. Fotos: Israel Gardyn. -

Audi A3 1.6 TDI, BMW 116d y Volvo V40 D2, economía de lujo

Estos tres compactos, no son tres compactos cualquiera: Audi A3 TDI 110, BMW Serie 1 116d y Volvo V40 D2 nacen para satisfacer la demanda de conductores que dan valor a la marca y las prestaciones no son su prioridad. Con unos límites de velocidad como los que tenemos, parece lógico apostar por invertir en la calidad, el equipamiento o la satisfacción que para muchos supone tener un coche de una marca premium, en lugar de disponer bajo el capó de un poderoso motor que no se va a poder aprovechar. Por lo que cuesta cualquiera de estos coches en su precio base (puedes verlo en los enlaces de los modelos) se puede optar a coches generalistas mucho más potentes y hasta completos, pero probablemente esta duda no llegue a ser planteada; el que mira un Audi, un BMW o un Volvo, por lo general no quiere otra cosa.

Así las versiones Diesel de acceso de Audi A3, BMW Serie 1 y Volvo V40 ofrecen muchos atractivos, como son su ridículo consumo o la posibilidad de invertir en equipamiento, en lugar de hacerlo en el motor. Con todo, sus prestaciones son suficientes para salir a carretera y de modestas cada vez tienen menos; personalmente, y con la pasión guardada en un cajón, los veo como las versiones racionales de sus respectivas gamas.

Comparamos esta vez los Diesel pequeños con carrocería de cinco puertas y cambio automático de Audi A3, BMW Serie 1 y Volvo V40. Este último se prueba en su variante Cross Country, que se diferencia por llevar protecciones de plástico en pasos de rueda y paragolpes, además de las barras en el techo y una altura libre al suelo 40 mm superior; lo ideal por precio (es 1.300 euros más caro) o estética hubiese sido compararlo en versión normal, pero no había unidades y no se debía quedar fuera de la comparativa.

Audi A3, BMW 116d, Volvo V40

Audi mota en su A3, en este caso el Sportback, el motor cuatro cilindros 1.6 TDI en versión de 110 caballos, con la configuración tradicional de turbo de geometría variable y culata de 16 válvulas. BMW ha ido quitando cilindros a su poderoso Diesel 6 en línea de 3 litros, hasta llegar al 1.5 de 3 cilindros (ambos comparten cilindrada unitaria) de nuestro Serie 1 116d. Ofrece 116 caballos y un par máximo también superior, aunque por poco, al del Audi; al final se aprovecha del menor rozamiento interno del 3 cilindros para ofrecer un rendimiento mejor. Volvo utiliza algo más tradicional y garantía de éxito: un cuatro cilindros de 2 litros, también como los otros dos con el turbo de geometría variable, pero con 120 CV de potencia. Interesante variedad pero ¿quién acierta?

Si nos fijamos en las prestaciones hay poca diferencia entre los tres y cualquiera de ellos va a cumplir con más de lo que esperas. Ahora bien, si lo que quieres es ir al mejor motor (jamás pensé que diría esto), te recomiendo el tres cilindros de BMW; es el que mejor relación entre prestaciones y consumos tiene de los tres. A esto contribuye el mejor peso y la potencia de la comparativa, y eso que no es el más ligero. Otra cosa es que además de prestaciones o consumos, valores el tacto mecánico, algo en lo que sobresale el Volvo y su motor “gordo”. De hecho, si vivieses en Alemania y quisieses sobrepasar los límites de velocidad españoles, el Volvo, consumo aparte, sería el más recomendable; pongamos los pies en la tierra y en nuestra realidad diaria, en la que el BMW es más práctico. El motor del Audi se queda, como siempre en los coches del Grupo VW, en un gran término medio en todo, sin la pasión mecánica de sus dos rivales pero haciéndolo todo bien.

La comparativa, en cifras

 Nuestros datos

Audi

BMW

Volvo

0-50 km/h

4,17 s

3,16 s

3,34 s

0-100 km/h

11,75 s

10,38 s

11,01 s

0-1000 m

33,5 s

32,4 s

32,6 s

80-120 km/h en D

8,62 s

8,8 s

8,17 s

Consumo Urbano

5,9 l/100 km

6,3 l/100 km

6,5 l/100 km

Consumo carretera

4,9 l/100 km

4,6 l/100 km

5,1 l/100 km

Consumo medio

5,3 l/100 km

5,3 l/100 km

5,7 l/100 km

Estos tres compactos premim cuentan aquío con cambio de doble embrague (de dos monodisco en seco) y siete velocidades el Audi A3, y con convertidor de par en los otros dos, con 8 velocidades el BMW 116d y 6 el Volvo V40. Si buscas confort en su uso tanto el del Serie 1 como el del V40 te gustarán más, si lo que quieres es mayor control y acceder de vez en cuando al modo manual, te recomiendo el S-tronic del Audi o, también, el ZF del BMW; la combinación 116d y el automático hacen buen equipo, cosa que no ocurrió cuando probé este mismo coche con cambio manual, que no me gustó tanto debido a sus largos desarrollos.

El Volvo V40 apuesta por un agradable confort, seña de identidad de la casa. Con este motor el Audi A3 Sportback lleva la suspensión trasera semiindependiente con una barra de torsión, mientras que en sus rivales es independiente. Las diferencias surgen en situaciones de asfalto rugoso o en baches, donde es más seco de reacciones. Si te gusta esta versión no combines esta suspensión con la llanta de 18 pulgadas como la unidad de pruebas, que se vuelve más seco de reacciones, mejor deja la de 16 de serie o la de 17 como mucho. El BMW 116d es más equilibrado ya que ofrece un confort cercano al del Volvo con un comportamiento en carretera más que satisfactorio; es el único de propulsión y, deportividad aparte, negocia las curvas con mayor precisión. Hay seguridad en los tres y, como no tienen tanto par, difícilmente verás trabajar los geniales controles de tracción o estabilidad que llevan, siempre y cuando hagas las cosas bien.

Audi A3, BMW Serie 1 y Volvo V40: espacio

Por dentro los tres compactos tienen un tamaño similar. Son muy buenos en las plazas delanteras, con asientos agradables y de buena sujeción, especialmente en los dos alemanes. El Audi es el único que ofrece el freno de mano eléctrico, con lo que su consola central gana en espacio al no llevar la tradicional palanca de los otros dos. No les falta de nada, sobre todo si pagas por ello, ya que en su lista de extras hay prácticamente de todo. Audi (opcional) y Volvo tienen el cuadro digital y BMW lo lleva tradicional de agujas; va en gustos pero lo de ver el navegador (también opcional) en prácticamente toda la pantalla del cuadro del Audi es agradable y desvía menos la atención. Volvo ofrece su particular diseño interior, que con el paso de los kilómetros se vuelve más agradable.

Audi A3 Sportback 1.6 TDI

Las plazas traseras son más o menos parecidas en su espacio. Hay más anchura en el BMW y más espacio para piernas en los otros dos. Serie 1 y V40 coinciden en ofrecer atrás un habitáculo menos luminoso, con menos superficie acristalada. Los tres comparten el defecto de la plaza central, con un respaldo excesivamente duro por culpa del reposabrazos, como indicando que el tercer ocupante sobra y, aunque puede ir, sobra. Los respaldos son abatibles, en configuración 40:20:40 en A3 y Serie 1 y 60:40 en el V40. Para abatirlos en este último es necesario bajar la bandeja o hacerlo desde las propias plazas, porque la mano no cabe. En los otros dos cabe un poco mejor y se puede hacer desde el propio maletero. La capacidad es mejor en el Audi (370 litros), gracias a la suspensión trasera, aunque es peor que la que ofrecen los compactos de marcas generalistas, que la mayoría pasan por poco de los 400 litros. Un poco menos ofrece el BMW (345 litros) y ya, considerablemente menos el Volvo (275 litros). No es que su maletero sea pequeño, es que sus formas obligan a aprovecharlo mejor con bolsas blandas que duras. En cualquier caso un carrito de niño cabe perfectamente en los tres, ajustado en el sueco y un poco mejor en los otros dos.

Son caros, especialmente si comparas lo que ofrecen sus rivales generalistas por el mismo precio, pero te dan calidad superior, especialmente en los materiales empleados. A igualdad de equipamiento el Volvo será siempre más económico y es un buen coche, cómodo y agradable, siempre y cuando no dependas tanto del espacio del maletero. El Audi sería la compra racional sobre el papel por su espacio, calidad y consumo. Pero si me preguntas con cuál me quedaría, sin dudarlo optaría por el BMW porque es cómodo, gasta poco y, sobre todo, por una cuestión pura de sensaciones y comportamiento, aunque quizá esa no sea tu prioridad.

También te puede interesar:

Honda Civic vs VW Golf: el duelo de compactos de 2017

Los mejores coches compactos que llegarán en 2016 y 2017

Guía de compra: los 10 mejores coches compactos del momento

Volkswagen Golf vs Seat León: los compactos más vendidos

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.