Cómo conducir con fuertes rachas de viento: atento a los consejos de la DGT

El viento es uno de los enemigos del conductor en la carretera. De la mano de la DGT, os traemos los mejores consejos que puedes seguir para combatirlo con seguridad.
Adrián Lois
Cómo conducir con fuertes rachas de viento: atento a los consejos de la DGT
Cómo conducir con fuertes rachas de viento: atento a los consejos de la DGT

Las fuertes rachas de viento en la carretera pueden darnos más de un susto mientras conducimos, especialmente cuando salimos de túneles, al adelantar a un camión, al superar un edificio o construcción… Un golpe de viento puede ocasionar que nuestro vehículo modifique su trayectoria sin que nosotros queramos; por ello, saber cómo anticiparnos y, si no cabe más remedio, cómo reaccionar resulta vital para nuestra seguridad y la del resto de usuarios.

Publicidad

La DGT nos recuerda las claves que tenemos que tener en cuenta cuando conducimos con fuertes ráfagas de viento en la carretera, las cuales pueden comprometer la estabilidad de nuestro vehículo:

  • Para todos estos casos, es vital sujetar el volante con las dos manos con firmeza.

  • Evita los movimientos bruscos que puedan descolocar aún más nuestro vehículo.

  • Saber la dirección del viento es importante: fíjate en las mangas de viento que nos encontramos en diferentes puntos de la vía, como en puentes o zonas delicadas; si no las localizas, fíjate en la vegetación de alrededor.

  • Si el viento está golpeando tu vehículo lateralmente, tendremos que llegar el volante ligeramente girado contra la dirección de este (si azota por la derecha, girar un poco el volante hacia la derecha). Pero ojo cuando estés superando, por ejemplo con esta dirección del viento, un vehículo voluminoso: al pasar por su lado, el viento dejará de afectarnos y se producirá el efecto pantalla, por el cual el coche tenderá a acercarse al camión, autobús… En ese punto, deberemos volver a poner el volante recto, hasta que logremos sobrepasar el obstáculo: llegados a este punto, volveremos a tener el viento empujándonos, por lo que tendremos que volver a corregir la dirección de nuestro vehículo.

Sistemas como el control de estabilidad o el asistente de cambio involuntario de carril son importantes para no comprometer aún más la estabilidad y, en consecuencia, la seguridad del coche. La aerodinámica juega un papel importante: cuando menos eficiente, aerodinámicamente hablando, sea el coche (con formas más cuadradas, por ejemplo), más superficie hará resistencia al viento y más empuje lateral podremos sufrir.

Lo mismo pasa con los portaequipajes en el techo, las bicicletas, los remolques… En situaciones de fuerte viento, es recomendable evitarlos; si no hay más remedio, siempre puedes recurrir a los conocidos cofres o baúles portaequipajes que cuentan con un diseño específico para penalizar lo menos posible la aerodinámica del vehículo.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Llevar un estilo de vida saludable es mucho más que comer sano y hacer ejercicio regu...

¿Tienes planes para el fin de semana? Te proponemos que decidas tú mismo el que más t...

Autopista y Ford organizan pruebas gratuitas del Ford Puma en Madrid, Valencia y Barc...

Vivimos en un mundo gobernado por la tecnología, y esta juega un papel fundamental ho...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...