Nissan Qashqai: qué ha sido del SUV que más veces ha liderado la categoría la última década

Destronado… Y desaparecido de los principales puestos de ventas. Desde que Nissan lanzara al mercado el que, técnicamente, debería ser el mejor Qashqai de todos los tiempos, el público le ha dado la espalda. ¿Adiós al fenómeno Qashqai? ¿Tiene alas para recupera su trono? ¿Qué ha propiciado este cambio de rumbo? Lo analizamos.

Raúl Roncero

Nissan Qashqai. Sus ventas en 2022 han bajado casi un 30% respecto al año anterior.
Nissan Qashqai. Sus ventas en 2022 han bajado casi un 30% respecto al año anterior.

El Nissan Qashqai no es el único modelo que cae en ventas, pero por puro dominio del mercado en general y de la categoría SUV en general, es más que simbólico el cambio de tendencia que ha experimentado desde que Nissan lanzara el que, en teoría, debería ser el mejor Qashqai de todos los tiempos… ¿Acaso lo es de verdad? Sí… o tal vez no, porque si algo ha cambiado alrededor de este emblemático modelo ha sido, precisamente, la competencia. Tanto, como la personalidad de este coche. 

Nissan Qashqai e Power 2022 2
Nissan Qashqai 

El “modelo” 360 parece haberse impuesto ahora entre el público de masas en una gama materializada por el Hyundai Tucson, nuevo SUV de referencia si atendemos a ventas, y rival que ofrece una alternativa —o una oportunidad para él— para prácticamente cualquier tipo de cliente: gasolina, Diésel, versiones microhíbridas, tracción total, híbridos puros o híbridos enchufables PHEV. Y además de todo ello, magnifica ejecución, gran espacio interior, un diseño más emocional y precios también algo más competitivos que el modelo de Nissan, al menos si atendemos al arranque en gama.  Para adquirir hoy un Nissan Qashqai, el más sencillo de todos, tienes que poner sobre la mesa más de 32.000 euros. La realidad es que en 2022 cierra filas con un 29,7 por ciento menos de ventas —10.309 unidades en total—, una caída cuya lectura puede ser más dramática si tenemos en cuenta que su categoría ha sido de las pocas que ha experimentado crecimiento, aunque mínimo, a lo largo del pasado año.

Hyundai Tucson
Hyundai Tucson, superventas global en 2022

De compacto a SUV y líder indiscutible hasta 2020… ¿Qué ha perdido el Nissan Qashqai?

Sin duda, personalidad. Echemos la vista atrás hasta el año 2010 para tener más de una década de referencia, época en la que, hasta 2016 en concreto, Nissan no contemplaba el Qashqai como estricto SUV como realmente era, sino como una alternativa crossover al compacto. Y aunque no le voy  a negar yo virtudes, si arrasó fue precisamente por pura personalidad. No era el mejor en nada, pero sí equilibrado en todo. Ofrecía buena imagen de marca en cuanto a fiabilidad, buen espacio, se sacó de la manga versiones +2 con tres filas de asientos con la que se comió a más de un monovolumen de la época, que aún por entonces seguían siendo carrocerías de éxito.

Y no faltaba robustez, buen tacto general de conducción, ni motores que tal vez no fueran un prodigio de eficiencia, pero sí cumplían honestamente. En 2021 Nissan presenta la última,  más nueva y revolucionaria generación de su saga Qashqai al menos en sentido técnico… Y se lleva el primer gran palo de su historia.  Destronado desde entonces del que fue su último ciclo como superventas en la categoría, concretamente en el año 2020, título que ha logrado mantener durante más de diez años consecutivos si  consideramos al Nissan Qashqai un verdadero SUV.

Repaso a la gama actual, ¿qué falla? No hay Diésel —17,2% por ciento de las matriculaciones, un pellizco importante en esta categoría donde por tamaño y volumen de carrocería, sigue teniendo algo de peso—, ni hasta hace muy poco tiempo —versión e-Power ahora—, sistemas de propulsión alternativos como híbridos, PHEV, eléctricos u otras tecnologías que han acumulado nada menos que el 40,9 por ciento de las matriculaciones a lo largo del pasado año. El Qashqai, por tanto, ha jugado este último ejercicio con apenas el 41,9% de posibilidades al vender exclusivamente versiones de gasolina. Eso sí, en ninguna de ellas falta el distintivo ECO al ser versiones microhíbricas.

Renault Austral E Tech 1
Renault Austral... el enemigo, en casa.

Nissan Qashqai. Versiones DIG-T, mínimos razonables

Sus dos motorizaciones DIG-T tienen el mismo motor, un “pequeño” 1.3 litros de cilindros donde no encontrarás demasiadas diferencias de rendimiento real entre la versión de 140 y 158 CV, aunque sí en las posibles combinaciones de transmisión: siempre manual y tracción delantera en los de 140 CV y siempre automático, con o y sin tracción total, en el caso de la versión de 158 CV. Más adelante le dedicaremos un epígrafe al singular e-power.

En ningún caso el DIG-T es un motor con fisuras de rendimiento o respuesta, pero no es un motor brillante a bajas vueltas, porque si algo se ha echado el Nissan Qashai encima desde que viera la luz es volumen de carrocería y peso. Y esta dura temporada que está conviviendo el Qashqai con dramáticas subidas del precio de combustible, puede que el cliente le haya dado la espalda decantándose por opciones más eficientes. 6,3 l/100 km es el consumo medio de los dos propulsores de la gama, 6,9 l/100 km en el caso de la versión Xtronic 4x4 de 158 CV —cada vez son más anecdóticos los tracción total en esta categoría—, cifras que el mismísimo Renault Austral, su nuevo hermano mellizo de Renaul, ya ha podido mejora, y que también son óptimas en coches como el Opel Grandland, Peugeot 3008 o Citroën C5 Aircross equipados con el motor 1.2 T de 130 CV, algo más discreto por rendimiento y prestaciones que el 1.3 D-IG-T de Nissan en su versión básica.

De todo el grupo de motores de entre 140 y 150 CV, el 1.5 TSi de VW de 150 CV es de lo mejorcito, pero en el grupo, sólo el VW T-ROC mantiene bien el tipo colándose nuevamente entre los coches más vendidos del año. Por comparación directa con el superventas, el Hyundai Tucson, sus dos posibles versiones Diesel, con 115 y 136 CV, está bien por debajo de los 6 l/100 km aunque el consumo más bajo en gasolina parte en los 6,5 l/100 km del 1.6 T-GDi de 150 CV con microhibridación —motor, eso sí, con más pegada y homogéneo que el DIG-T de Nissan— aunque sus versiones híbridas, mucho más potentes, pueden presumir de cifras desde 5,5 l/100 km.

Tal vez el éxito del Tucson no esté, precisamente, en sus versiones electrificadas, sean híbridas o híbridas enchufables, pero sí lo es en el caso del Toyota C-HR, dentro también del top-ten en ventas, o diferentes modelos como el Kia Niro u otros en los que el híbrido tienen un peso específico en las ventas más o menos alto.

Toyota C HR
Toyota C-HR... Aumenta el peso específico de las ventas de híbridos puros en 2022

Y cómo no, tocaría analizar también el efecto de una renovada y cada vez menos austera Dacia atrayendo a cliente que antes se decantaban por marcas de mayor enjundia, más ahora que el Duster tiene un nuevo abanico de opciones mecánicas, con más y mejor rendimiento, y el producto en sí es, indudablemente, también más vistoso.

En fin, no le faltan atributos al Qashqai. Tampoco es un coche excesivamente costoso… aunque por debajo de los 32.000 euros de arranque de gama, como antes hemos citado, hay alternativas de mucho valor y con muchos valores: Kia Niro, Citroën C5 Aircross, Kia Sportage, Renault Austral, Opel Grandland, Hyundai Tucson… La categoría está más cometida y reñida que nunca, y con más y nuevos rivales que también se meten en la lucha del SUV compacto. El Renault Arkana es otro ejemplo más.

Nissan e-Power, un eléctrico con “sobretecnología”, etiqueta ECO… Y el enemigo en casa

Como decíamos, ya hay un gran bocado de clientes que apuestan por tecnologías de propulsión electrificadas, híbridos o híbridos enchufables con mayor peso que eléctricos, pero la solución que se ha sacado de la manga Nissan no sé si es la más óptima de todas para recuperar el terreno perdido en ventas. Y es que, e-Power es un eléctrico sin las ventajas de un eléctrico. La presencia de un motor de gasolina generando electricidad y funcionando prácticamente en el 99 por ciento de las situaciones hacen que su ventaja como coche eléctrico que técnicamente es se diluyan: no tiene distintivo CERO, no puedes circular por grandes periodos sin que el motor térmico esté funcionando para generar energía y tampoco tiene esos consumos milagrosos que esperas de una tecnología tan compleja, aunque en relación a su potencia y capacidad prestacional, sus 5,4 l/100 km oficiales —122 g/km de emisiones CO2— sí son buenos… aunque tienes que poner sobre la mesa 40.000 euros, así que el enemigo está tanto en marcas de más prestigio que ofrecen alternativas a mejor precio —Lexus UX 250h,  por ejemplo—, en todo ese grupo de híbridos tradicionales sin tanto sobrecoste en su tecnología, y cómo no, y principalmente, en su propia casa.

Se llama Renault Austral, coche que lleva ya un tiempo generando expectativas y que  y modelo que ofrece una visión mucho más clásica de la electrificación. Su E-TECH Full Hybrid no es un eléctrico puro, pero tiene las mismas ventajas de uso que el Nissan Qashqai e-Power, es algo más potente, cuesta y gasta menos y es más moderno.

En fin, vaya por delante que el Nissan Qashqai sigue siendo un magnifico coche, pero tal vez en esta nueva década no ha sabido interpretar igual de bien los gustos y necesidades del cliente. Y tú ¿qué opinas?

 

Nissan Qashqai e-POWER 2022

Galería relacionada

Nissan Qashqai e-Power 2022: así es el nuevo SUV

Archivado en:

Renault Scenic 2024, lo que nadie te ha contado del SUV, basado en Mégane E Tech y Nissan Ariya

Relacionado

Renault Scenic 2024: lo que nadie te ha contado del SUV, basado en Mégane E-Tech y Nissan Ariya

Los 10 mejores coches híbridos y eléctricos, ¡y con entrega rápida! Kia e Niro, Arkana, Tucson…

Relacionado

Los 10 mejores coches híbridos y eléctricos, ¡y con entrega rápida! Kia e-Niro, Arkana, Tucson…