Publicidad

Opel Astra 1.4 Turbo vs Seat León 1.4 TSI: ¿cuál es el mejor gasolina?

Por motivos medioambientales, las ventas han vuelto a castigar a los Diesel y, en consecuencia, a favorecer a los coches de gasolina. Enfrentamos a dos interesantes compactos, el Opel Astra y el Seat León, con motores de gasolina de 150 CV.
-
Opel Astra 1.4 Turbo vs Seat León 1.4 TSI: ¿cuál es el mejor gasolina?
Opel Astra 1.4 Turbo vs Seat León 1.4 TSI: ¿cuál es el mejor gasolina?

El gasto diario de combustible ha sido, es y seguramente seguirá siendo el primer argumento para, incluso asumiendo un desembolso de adquisición significativamente mayor, tomar la decisión de comprar un coche Diesel... si su futuro no se complica todavía más. Tampoco podemos obviar que su evolución nos ha traído motores refinados y con un nivel de prestación y agrado de conducción excelentes. Los motores de gasolina han ido quedando relegados mayoritariamente para usos muy concretos (económicos urbanos y rigurosos deportivos), pero también su evolución nos ha traído propulsores equilibradamente eficientes y prestacionales, como para cumplir con la polivalencia de uso de modelos más generalistas.

Opel Astra 1.4 Turbo y Seat León 1.4 TSI: divinos turbos

Como en los Diesel, la sobrealimentación es ya hoy una característica intrínseca de prácticamente la mayoría de motores de gasolina. Está presente en ambos bloques 1.4 (íntegramente de ligero aluminio) de 150 CV del Opel Astra y Seat León y la buena prestación y el agrado de conducción quedan asegurados con estas dos mecánicas. Además, por su exquisita respuesta, suavidad de giro y acústica, añaden tanta calidad al propio funcionamiento de sendos vehículos, que te parecerán estos Astra 1.4 Turbo y León 1.4 TSI productos premium comparados con sus respectivas variantes Diesel.

No hay poca complejidad en sus soluciones técnicas (inyección directa y distribución variable) para afinar su eficiencia. El Seat León dispone hasta de un sofisticado sistema de desconexión de cilindros, que en situaciones favorables, pero bastante realistas, hace funcionar al motor de forma prácticamente imperceptible (te das cuenta si seleccionas el display que te lo indica en el cuadro de relojes) con solo dos cilindros.

El Opel Astra destaca por el funcionamiento de su sistema Stop-Start, prácticamente tan rápido y suave como el sofisticado sistema de alternador reversible de algunos modelos Diesel tope de gama del Grupo PSA. Opel lo simplifica con un motor de arranque que, cuando se para el 1.4 Turbo, deja de inmediato engranado el piñón en la corona, ganando tiempo y suavidad en la posterior puesta en marcha y en definitiva refinando muchísimo las fases de parada y arranque.

Opel Astra

Opel Astra 1.4 Turbo y Seat León 1.4 TSI: cuestión de carácter

A partir de aquí, Astra 1.4 Turbo y León 1.4 TSI muestran personalidades mecánicas significativamente diferentes. Opel ha definido un Astra de respuesta muy agradable y también solvente, pero sin ninguna connotación deportiva, o muy clara, que pudiera sugerir su denominación. En este sentido, en la respuesta del León TSI sí podrás apreciar un dinamismo más acusado. Principalmente es una cuestión de desarrollos de cambio, con valores más largos en el Astra, de forma notoria a medida que vamos engranando las marchas superiores. El León responde siempre con mayor vivacidad, lo que en marchas largas nos permite evitar hacer el uso del cambio que en algunas situaciones nos vemos obligados a acometer en el Astra. Pero ninguno es extremo en sus facultades. El Seat lo sientes igualmente agradabilísimo, por la progresividad y suavidad con que responde. Y el Opel plenamente resolutivo como para sentir que llevas un coche rápido y solo menos despreocupado cuando rodamos en 6ª y queremos solventar maniobras simplemente acelerando un poco más.

Esta generosa 6ª, que en condiciones normales puedes hacer uso de ella de forma continuada en carretera, puede ser una de las razones que explique el menor consumo del Astra. Y eso que, como decía más arriba, te sorprende cómo en carretera el León pasa a funcionar en modo de 2 cilindros apenas quieras mantener la velocidad de crucero legal una vez alcanzada. Y también siendo mínimamente cuidadoso con el acelerador, en otras tantas situaciones favorables.  

Opel Astra 1.4 Turbo y Seat León 1.4 TSI: así van

Este mismo guión siguen sus bastidores. El Astra pisa con algo más de suavidad, frente a un León más firme de suspensión, que en este acabado probado monta ya neumáticos 225/45 R17, como el Astra. El Opel combina muy bien esa filtración de rodadura, con una rápida y alta direccionalidad del tren delantero, que te lleva a sentirlo un coche cómodo, pero con una eficaz y sencilla dinámica en todo tipo de trayectos. El León lo sientes algo más asentado (que no incómodo) y curiosamente quizá con poco volanteo menos reactivo de dirección. En tramos despejados, el Astra hace de su mayor suavidad general un argumento excelente de confort. Y solo si fuerzas mucho la marcha en trazados muy sinuosos, puedes echarle en falta la mayor retención de movimientos de carrocería del León. En estos escenarios es donde más agradeces el asentamiento del Seat. Su paso por curva es extraordinario y posiblemente la actuación de su electrónica esté mejor integrada para no sospechar que haya intervenido. Frenando fuertemente en cualquier situación, también tienes sensaciones de mayor estabilidad, aunque con algo más de movimientos el Astra es capaz de detenerse en menos metros que el buen León.  

Seat León  

Opel Astra 1.4 Turbo y Seat León 1.4 TSI: equilibrio funcional

Ambas versiones 1.4 Turbo responden al equilibrio funcional de los compactos que son. Astra y León son modelos referentes en el segmento, muy bien dotados y definidos en todos los sentidos. Parece que el Opel tiene una terminación que visualmente te lleva a poder ver un producto con algo más de calidad. Más objetivo es su mayor o más moderno equipamiento en algunas áreas, que muy pronto el León se pondrá al día con la gama actualizada 2017. El precio del Astra es sumamente atractivo, cuando además la sensación que te transmite es la de ser un coche muy moderno, muy completo y estar muy bien hecho.

La comparativa entre el Opel Astra y el Seat León, en números: 

DATOS Centro Técnico Autopista.es

Opel Astra 1.4 T 150 CV

Seat León 1.4 TSI 150 CV

Aceleración 0 a100 km/h

9,28 s

8,10s

Aceleración 400 m

16,9 s

15,8 s

Aceleración 1000 m

30,2 s

29,1 s

20 a50 km/h en 2ª

4,0 s

2,8 s

60 a120 km/h en 3ª

9,4 s

7,6 s

80 a120 km/h en 6ª

14,4 s

9,6 s

Consumo urbano

8,3 l/100 km

7,0 l/100 km

Consumo carretera

5,4 l/100 km

5,8 l/100 km

Consumo medio

6,6 l/100 km

6,3 l/100 km

Frenada a 50 km/h

9,3 m

9,1 m

Frenada a 100 km/h

37 m

36 m

Frenada a 120 km/h

53 m

52 m

Sonoridad a 50 km/h

60,9 dBA

59,8 dBA

Sonoridad a 120 km/h

69,6 dBA

69,1 dBA

Peso

1.296 kg

1.284 kg

Longitud exterior

4,37 m

4,26 m

Espacio piernas trasero

78 cm

81 cm

Anchura interior del./tras.

140/135 cm

142/134 cm

Altura interior del/tras.

94-101/92 cm

94-100/95

Maletero

400 dm3

390 dm3

Diámetro de giro

11,1 m

10,2 m

También te puede interesar:

Seat León 2016 vs Seat León 2017: encuentra las diferencias

Comparativa de los mejores compactos Diesel

Comparativa gasolina: Opel Astra, Peugeot 308 y Renault Mégane

Opel Astra Sports Tourer: el Astra más familiar

Prueba Seat León Cupra Pack Performance: ahora con 290 CV