Atados a las materias primas a la hora de fabricar baterías

Europa parece enloquecer por querer controlar la cadena de valor del coche eléctrico, pero esto no va solo de hacer baterías, sino también de tener el control de los metales necesarios para producirlas. Y en esto es en lo que incide un reportaje de la revista Autopista –ahora mensual- donde se profundiza en nuestras carencias continentales, y posibles soluciones de futuro para evitar dependencias que puedan estrangular producción.

Juan Carlos Payo.

Atados a las materias primas a la hora de fabricar baterías
Atados a las materias primas a la hora de fabricar baterías

Tan interesante como profundo el reportaje que mi compañera Alicia Fernández ha realizado en nuestro primer Autopista mensual profundizando sobre las realidades y consecuencias de este giro de la movilidad a la electrificación 100%. Bajo el título de “Atados”, ella arranca su trabajo periodístico con una sentencia reveladora: “la batalla entre las potencias económicas del litio, níquel, cobalto y demás materias primas fundamentales para su construcción –baterías- dejan en evidencia al Viejo Continente que está obligado a repensar su estrategia para lograr más independencia”. Y es que según se comenta en el reportaje, la situación actual nos habla de que “el porcentaje de dependencia de la UE con respecto a las importaciones de la mayoría de metales varía entre el 75 % y el 100 %”.

Así lo vemos en España… Miro al otro lado de los Pirineos y veo cómo la plataforma que agrupa a las principales empresas francesas en el entorno de la producción automovilística (PFA), lanza un categórico, en boca de su presidente, Luc Chatel: “Europa se ha hecho el harakiri decidiendo abandonar su soberanía en la industria cambiando a totalmente eléctrico en 2035”.  Y el problema no va de hacer baterías y la fiebre/necesidad de producir estos elementos en nuestro continente para no depender de Asia, sino en pasar de depender de proveedores de equipos, a depender de proveedores de materias primas. En 2011, China ya controlaba el 60 por ciento de la producción mundial de metales raros y el 80 por ciento de su refinado. Ahora su control es del 75 por ciento del valor de la cadena de baterías.

Y ante esta situación es donde nos vamos a encontrar la paradoja de que Europa va a volver a dar la cara a una minería a la que había venido dando la espalda en los últimos 15 años. Esto también lo adelantaba nuestra compañera Alicia Fernández en el reportaje al que me refiero de Autopista cuando entrevistaba a Félix Antonio López del CSIC, quien le decía que todavía nuestro país es rico en minerales, recalcando que hay dos proyectos importantes de extracción de litio muy avanzados en nuestro suelo. Lo que sucede, y aquí tomo como referencia las declaraciones de Philippe Varin, expresidente de PSA y ahora dirigiendo SUEZ, que nos recuerda que “el tiempo se acaba. Se necesitan siete años para poner en marcha una mina nueva y de tres a cuatro años para readaptar una antigua mina de forma eco-responsable.

nueva revista Autopista
Nueva revista Autopista, ya a la venta.

Está prevista la apertura de 38 nuevas fábricas de baterías en Europa para 2030, pero si van a depender de materias primas importadas, producidas y refinadas en condiciones ecológicas y humanas deplorables, sería una herejía”. Es verdad que la UE debería protegerse de alguna manera generando un reglamento de baterías que debería promulgarse en la segunda mitad del año para aplicarse en 2027 y que protegería el producto manufacturado aquí y basándose en la reciclabilidad y suministro con baja huella de carbono como argumentos para cerrar puertas a proveedores externos que no cumplan requisitos sostenibles. También es necesario, como termina recordando Varin, que “el concepto de minería responsable debe estandarizarse y las minas deben incluirse en la taxonomía verde europea para poder atraer fondos de inversión verdes”.

Pero un desarrollo mayor del tema, con datos y opiniones de expertos, lo puedes encontrar en la nueva revista AUTOPISTA, ahora mensual, con más páginas, con más análisis, con más producto…

 

Archivado en:

La planta de Ford en Almussafes, Valencia, ha sido elegida para producir los futuros coches eléctricos de la marca. Foto: Ford.

Relacionado

Buenas noticias para España: Ford fabricará vehículos eléctricos en su planta de Valencia

Los efectos de la prohibición del coche diésel, de gasolina e híbrido en la industria del automóvil

Relacionado

Los efectos de la prohibición del coche diésel, de gasolina e híbrido en la industria del automóvil

Nuestros destacados