Las subidas de impuestos al automóvil en este 2021, en 10 claves

La aplicación de la normativa WLTP en la compra de vehículos nuevos, la subida de la fiscalidad de los seguros y la abortada subida del gasóleo demuestran en este 2021 que los automovilistas al final son siempre los pagadores.

Las subidas de impuestos al automóvil en este 2021, en vídeo.

Concluido ya el primer trimestre de 2021, es hora de comenzar a pasar balance de cómo está afectando este nuevo año al automóvil. Las ventas no carburan y se han producido una serie de incrementos de precios en distintos servicios que también afectan al comprador y al automovilista. Repasamos las subidas en las tasas, a través de 10 claves.

1. La forma de calcularse el impuesto de matriculación en sí no varía, sí lo hacen las condiciones

El impuesto de matriculación va ligado a las emisiones de CO2 que homologan los vehículos. Los más contaminantes pagan más, y los que menos gases emiten, menos o directamente no pagan. Hay cuatro tramos. Los que homologan unas emisiones inferiores a 120 g/km están exentos. El resto paga 4,75; 9,75; ó 14,75 por ciento del precio del vehículo. Lo que ha varíado en este 2021 es la normativa de emisiones que determina en qué tramo se encuentra cada vehículo. Ahora es la WLTP, mucho más exigente que la NEDC anterior. Y es que en 2018, momento en que se adaptaron todos los vehículos a ella, se concedió una prórroga para poder seguir aplicándolo sobre el NEDC, prórroga que terminó definitivamente el 1 de enero de 2021.

2. Las mediciones con la normativa WLTP suponen cifras de emisiones más de un 20 por ciento superiores a las del anterior ciclo NEDC

La WLTP entró en vigor en 2017, si bien los fabricantes tuvieron hasta septiembre de 2018 para adaptar sus motores a la nueva normativa. Esta normativa de homologación de emisiones, mucho más realista que la anterior NEDC, ha provocado que se eleven las mismas entre un 20 y un 30 por ciento.

El precio de los coches ha subido en 2021.
El precio de los coches ha subido en 2021.

3. Supone subidas medias de 1.000 euros, pero superará los 2.000 en algunos casos

La mitad de los vehículos que se vendan en este 2021, por tanto y si no llegan próximamente cambios (de momento el Senado ya tiene registrada una Proposición de Ley del Grupo Parlamentario Popular para modificar el Impuesto de Matriculación), están incrementando su tributación en el momento de la compra por la entrada en funcionamiento de la normativa europea WLTP, según la Asociación de fabricantes, Anfac, cuando actualmente es del 20 por ciento. En la práctica es una subida del impuesto de matriculación de en torno al 5 por ciento. Muchos saltan de un tramo a otro, esto es, algunos que estaban en el filo de los 120 g/km con la NEDC, y que no tributaban por este concepto, lo hacen ya a un 4,75, mientras que los que estaban en el entorno de los 160 g/km pasan al baremo de los 9,75. La subida de precio de un coche de 20.000 euros será de 1.000 euros, y la de un coche de 40.000 el doble, 2.000. 

4. Los más vendidos también sufren, sobre todo los menos electrificados

Partiendo de la base de que muchas marcas están ajustando sus gamas en este 2021, la nueva normativa afecta de forma similar a los 10 más vendidos, siendo los vehículos de mayor tamaño y mayor peso, especialmente en las versiones de gasolina, los que más ven incrementado su precio. Los que cuentan con versiones electrificadas tienen al menos la ventaja de poder compensar el incremento de  precio de las versiones térmicas.

5. Híbridos enchufables no se ven afectados por la subida del impuesto

Los precios de los híbridos enchufables no se están viendo afectados al lograr cifras de homologación no solo inferiores a 120 sino también a 50 g/km, gracias a sus autonomías superiores a los 40 kilómetros en modo eléctrico. Por supuesto tampoco los eléctricos.

Algunas tecnologías se están viendo afectadas más que otras
Algunas tecnologías se están viendo afectadas más que otras

6. Los híbridos convencionales más grandes sufrirán, los pequeños, no

La entrada de la nueva normativa afecta de forma diferente a los híbridos convencionales de menor tamaño que a los más grandes y pesados. Mientras modelos como el Toyota Corolla (salvo alguna versión), el Renault Clio e-Tech híbrido o el C-HR no ven incrementado su precio final, otros, como el Toyota RAV4 y la gama Lexus casi al completo (salvo el CT 200h), sí.

7. Los vehículos de gas no se ven afectados

Ni los modelos de Gas Natural Comprimido, ni los de GLP se están viendo afectados por la entrada en vigor de la nueva normativa. La mayoría homologan cifras de consumo inferiores a los 120 g/km de CO2, como es el caso del Ibiza, del Clio, incluso el del Arona, el Kamiq o el Niro, si bien el Captur, por ejemplo, las versiones TCE sí superan los 120 g/km de CO2.

8. Las versiones diésel se ven menos afectadas que las gasolina

Si desde el Gobierno quieren eliminar el diésel como hemos escuchado en numerosas ocasiones, la nueva normativa no parece lo más adecuado. En muchas gamas de modelos utilitarios, las versiones diésel no se ven afectadas por la entrada en vigor del nuevo impuesto, mientras que las de gasolina sí. El nuevo impuesto hace que el gasóleo en algunos casos sea hasta más interesante para muchos clientes.  

El Impuesto al diésel de momento está paralizado.
El Impuesto al Diésel de momento está paralizado.

9. Portugal y Francia han modificado su Ley para que la entrada en vigor de la nueva normativa no afecte al precio de los coches en 2021

Si bien es cierto que algunos países no están en la situación de España -como Alemania, donde no existe el impuesto de matriculación-, otros sí lo están. Tal es el caso de Francia y Portugal. Pero en ellos, a diferencia de nuestro país, el Gobierno aprobó modificaciones en la ley correspondiente para posponer la entrada en vigor de estas medidas de cara a no empeorar las maltrechas ventas de vehículos en 2021. En el caso francés se aplica progresivamente comenzando en 2021 a penalizar los que emiten más de 131, en 2022 el límite será de 123 g/CO2. 10

10. Aparte de la subida de precios de los coches, los automovilistas ven ya incrementado el precio de su seguro al subir el gravamen

La Ley de los Presupuestos Generales del Estado prevé una subida del tipo del gravamen del impuesto sobre primas de seguro del 6 actual al 8 por ciento, aumento que repercutirá al alza en las primas de los asegurados. Por esta partida el Gobierno espera recaudar 455 millones de euros adicionales, esto es un 25 por ciento más que la recaudación de este 2019. Para hacernos una idea de lo que supone, en una prima de 1.000 euros este gravamen supone el pago de 80 euros. Según patronal de las aseguradoras, UNESPA, el seguro de automóvil es el más contratado, un 78,93 por ciento de los hogares lo tienen.

"Dieselazo" abortado... por el momento.

El proyecto de la Ley de Presupuestos Generales del Estado contemplaba una subida del impuesto de hidrocarburos para 2021 de 3,8 céntimos de litro. A un conductor con un vehículo con un depósito de 50 litros le supondría cada vez que fuera a repostar pagar 3,2 euros más. En el caso de que recorriera alrededor de 15.000 kilómetros anuales su gasto en Diesel le supondría 3,45 euros más al mes, esto es unos 41,4 euros más. Si bien el Gobierno no ha alcanzado un acuerdo con los demás grupos para aprobar esta medida, lo cierto es que el Diesel tiene la espada de Damocles permanentemente sobre su cabeza y más tarde o más temprano el gasóleo dejará de contar con un tipo impositivo más bajo que la gasolina, igualándose en el futuro con esta. El tipo impositivo de este es de  30,7 céntimos por litro; el de la gasolina es de 40,07 céntimos.

Las subidas de impuestos al automóvil en este 2021, en vídeo.
Causas y efectos del desplome en la ventas de coches: precios, impuestos, vehículos más viejos…

Relacionado

Causas y efectos del desplome en la venta de coches: precios, impuestos, vehículos más viejos…

María Jesús Montoro, ministra de Hacienda. Foto: Cordon Press.

Relacionado

Los nuevos impuestos a los coches en 2021: las subidas ya aprobadas por el Gobierno

Los mejores vídeos