Un nuevo estudio revela que fabricar un coche eléctrico contamina más que uno de gasolina

Un coche eléctrico contamina más que un gasolina durante su proceso de fabricación. Te contamos por qué y todas las claves de este nuevo estudio.

Las emisiones de un coche eléctrico son más altas que las de un gasolina durante su fabricación
Las emisiones de un coche eléctrico son más altas que las de un gasolina durante su fabricación

Fabricar un coche eléctrico es mucho más contaminante que hacer lo propio con un gasolina. Incluso aunque gran parte de ambos compartan componentes y se fabriquen en la misma línea de producción, ahorrando costes y energía. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio que analiza la fabricación del Volvo C40 Recharge frente al XC40 publicado por la propia Volvo.

El análisis  de la firma sueca hace un estudio pormenorizado de la huella de carbono que deja tras de sí ambos SUV. En él se descubre que fabricar un Volvo C40 Recharge eléctrico genera hasta un 70 por ciento más de CO2 que un Volvo XC40 de combustión. Pero también se señala que la producción de coches eléctricos (única tecnología que venderá Volvo a partir de 2030) compensa las emisiones generadas durante la vida útil del vehículo y que en 2040 la marca será neutra en emisiones de CO2.

La culpa de esta disparidad durante la fabricación del vehículo la tienen las baterías. De hecho, sólo el aluminio empleado y las baterías generan el 30 por ciento de las emisiones de CO2 que el SUV eléctrico deja a su paso durante la fabricación. Pese a todo, circular durante una vida útil de 200.000 kilómetros sigue siendo mucho más eficiente que hacerlo con un Volvo XC40 de gasolina.

Emisiones generadas por un Volvo XC40 y un Volvo C40 Recharge generadas tras 200.000 kilómetros. Fuente: Volvo
Emisiones generadas por un Volvo XC40 y un Volvo C40 Recharge generadas tras 200.000 kilómetros. Fuente: Volvo

Volvo C40 vs XC40, ¿el más eficiente?

No sólo el proceso de fabricación debe contemplarse en un coche a la hora de analizar la huella de carbono que deja. El uso durante su vida útil es determinante para saber qué vehículo es más contaminante una vez se han recorrido 200.000 kilómetros, el periodo de análisis que ofrece Volvo.

Según sus cálculos, fabricar un Volvo C40 Recharge genera 25 toneladas de CO2, por las 14 toneladas de construir un Volvo XC40 de gasolina. Sin embargo, si la electricidad proviene de fuentes renovables, el SUV eléctrico apenas necesita 55.000 kilómetros para ser más eficiente que el gasolina y al final de su vida útil los separarán 32 toneladas de CO2 de diferencia.

Sin embargo, la producción de electricidad sólo mediante fuentes eólicas (el ejemplo del análisis) sigue siendo una quimera. Según la procedencia de la electricidad que se utiliza en Europa, el Volvo C40 Recharge sería más eficiente que el gasolina a partir de los 77.000 kilómetros y necesitaría de 110.000 kilómetros para hacer lo propio si se tiene en cuenta la procedencia de la electricidad a nivel mundial. En el peor de los escenarios, recorridos 200.000 kilómetros, el Volvo C40 Recharge sería 9 toneladas de CO2 más eficiente que el Volvo XC40 de gasolina.

Archivado en:

hyundai ioniq 5 el suv que si lo pruebas solo querras comprar

Relacionado

Hyundai Ioniq 5: el nuevo SUV eléctrico que, si lo pruebas, sólo querrás comprar

Kia EV9

Relacionado

Kia EV9: así será el nuevo SUV eléctrico, más premium y por encima de Sportage y Sorento

Los mejores vídeos