Cupra sigue “comiéndose” a Seat y obligará a cambiar los planes de la marca: ¿la está matando?

Lo advertimos hace solo dos meses: Seat podría redefinir su futuro ante los nuevos planes de la compañía. El dato final de ventas del año parece confirmar esta nueva realidad: mientras Seat cae más de un 18 por ciento, Cupra sube más de un 92 por ciento. ¿Qué ocurrirá en el futuro?

Cupra sigue comiéndose a Seat y obligará a cambiar los planes de la marca, la está matando
Cupra sigue comiéndose a Seat y obligará a cambiar los planes de la marca, la está matando

El interrogante ya sobrevolaba los cimientos de Seat y el balance final de año solo parece, ahora, confirmarlo: el futuro de la histórica marca española no está asegurado tal y como lo hemos conocido hasta ahora. De eso no cabe ya ninguna duda, es cuestión desde ahora de ver qué estrategia adoptará ya el Grupo Volkswagen respecto a la realidad que viven hoy, conjuntamente, Seat y Cupra.

Hace apenas dos meses, el propio presidente del Consejo de Administración de Seat y CEO de Volkswagen, Thomas Schäfer, ya activó la alerta: “No estamos matando a Seat. Sólo tenemos que decidir sobre su futuro”. El responsable alemán sembraba así el interrogante, asegurando también que la firma estaba garantizada y “bien hasta 2028 o 2029”, pero dejando la duda de qué ocurriría a partir de entonces.

De hecho, el propio Schäfer terminaba sugiriendo que Seat podría llegar a transformarse, directamente, en una marca de movilidad, en la misma línea creada por el Grupo Renault con la nueva marca Mobilize. El objetivo de este nuevo plan sería evitar la canibalización con Skoda, al competir ambas en un similar segmento de mercado, y dar más protagonismo a Cupra, una marca en claro crecimiento y mucho más rentable en todos sus productos.

Stand de Seat con las gamas más recientes de Arona e Ibiza
Seat podría ir derivando su estrategia empresarial hacia una marca centrada más en la movilidad eléctrica.

Cupra crece un 92%; Seat cae un 18 por ciento

Pues bien, tras esta declaración ya de intenciones, el balance final de año no hace ahora más que confirmar esta nueva estrategia que parece seguir ya el Grupo Volkswagen. Y es que Cupra ha cerrado 2022 con un nuevo máximo histórico de ventas, duplicando sus matriculaciones respecto a 2021 hasta alcanzar las 152.900 unidades, es decir, un 92,7 por ciento más que las 79.300 del ejercicio anterior. Dentro de estos buenos datos destacan el éxito del actual Cupra Formentor que, con 97.600 vehículos vendidos en 2022, acapara ya hasta el 63,8 por ciento de las ventas totales de la marca. Por detrás, el Cupra Born, el compacto 100% eléctrico de la marca, matricula ya hasta 31.400 vehículos.

Estos registros, en cambio, contrastan con los datos aportados por Seat en este balance de 2022. Y es que la histórica marca española vio cómo sus ventas caían al mismo tiempo en un 40,5 por ciento, hasta matricular 232.700 coches el pasado año. En el global de Seat y Cupra, el descenso total de ventas fue del 18,1 por ciento, no siendo así suficiente el crecimiento de Cupra para paliar la caída de Seat: el total de matriculaciones fue de 385.600 automóviles, frente a los 470.500 coches de 2021.

Decisión estratégica: priorizar Cupra sobre Seat

La realidad que también sabemos que se esconde tras todos estos datos es la priorización que está llevando a cabo el Grupo Volkswagen en la construcción y fabricación de coches de Cupra sobre Seat, al obtener con ellos un mayor margen económico al ser más rentables dentro de una situación de mercado de escasez en las cadenas de suministro.

Cupra desvela el Terramar de producción a los empleados de su fábrica en Hungría.
El Grupo Volkswagen está dando prioridad a la fabricación de coches de Cupra sobre Seat.

2022 fue un año impredecible, pero ciertamente lo aprovechamos al máximo”, ha asegurado Wayne Griffiths, CEO de Seat y Cupra, quien recalcó además que “Cupra continuó superando las expectativas y consolidó su posición como la marca automotriz de más rápido crecimiento en Europa”. Además, “ante la continua escasez de semiconductores y componentes, tomamos la decisión estratégica de priorizar los modelos de Cupra, con mayor margen que los vehículos de Seat. Esto ha afectado inevitablemente a las entregas de Seat, pero era esencial para proporcionar estabilidad a largo plazo a la compañía en su conjunto”, ha matizado Griffiths.

La previsión por tanto para los próximos años, según ha asegurado también el CEO de las marcas, es que Seat reduzca su gama de vehículos como ya ha empezado a llevar a cabo, al ser menos viable financieramente que una Cupra que tiene hoy un posicionamiento superior en el mercado y que ya dibuja importantes novedades para los próximos meses, como son los Cupra Tavascan, Terramar o un nuevo SUV ya confirmado para 2025.

Pero, ¿significará eso que Cupra terminará comiéndose a Seat y que la histórica marca española tendrá que redefinir su realidad industrial? “Lo único seguro es que nada es seguro, pero priorizando el crecimiento de Cupra y la electrificación de Seat S.A. estamos decididos a afrontar los retos de futuro y convertirlos en una oportunidad”, ha concluido Wayne Griffiths.

 

Cupra Born

Galería relacionada

Los planes de Cupra hasta 2025

Archivado en:

Cupra desvela el Terramar de producción a los empleados de su fábrica en Hungría.

Relacionado

Cupra desvela el Terramar: así será el nuevo SUV de producción

Wayne Griffiths, el presidente de Seat y Cupra, confirmando el anuncio de aceptación de las ayudas del Perte VEC al Grupo VW

Relacionado

El anuncio de la fábrica de baterías de Seat y VW, ¿la mejor noticia del siglo para la industria?