Cuántos coches autónomos circularán ya en 2035 y qué tecnología usarán

El avance de la conducción autónoma parece irremediable. Te contamos cuántos coches se espera que circulen en 2035 y qué tecnologías usarán.

Cuántos coches autónomos habrá en 2035 y qué tecnologías utilizarán
Cuántos coches autónomos habrá en 2035 y qué tecnologías utilizarán

Vivimos la revolución más importante de la historia del automóvil. Si los planes de las instituciones europeas, los gobiernos y los fabricantes salen adelante, es posible que en menos de 20 años el marco de la movilidad tal y como la conocemos haya cambiado por completo. Una fotografía donde el coche autónomo también tendrá su hueco.

Como te hemos venido contando, la transformación de la movilidad europea pasa por la rápida expansión del coche eléctrico y por una reducción de los accidentes mediante el uso de nuevos sistemas de seguridad activa y pasiva que se irán incorporando obligatoriamente al mercado con los nuevos coches vendidos.

Y en esta reducción de los accidentes y de las tecnologías utilizadas, se espera que el coche autónomo tenga un papel protagonista. De momento, los avances están siendo lentos pero, según apunta un informe de la consultora PWC denominado Digital Auto Report 2021, se espera que en 2035 el 14 por ciento de las matriculaciones sean de coches autónomos en Europa, China y Japón.

La predicción de movimientos es uno de los grandes problemas a salvar por el coche autónomo
La predicción de movimientos es uno de los grandes problemas a salvar por el coche autónomo

Para conseguir estas cifras se esperan grandes avances en el software, pues se apunta que el 45 por ciento de los avances conseguidos en 2025 se produzcan gracias a su desarrollo. El resultado debería ser un mejor uso de los radares LiDAR, presentes ya en múltiples modelos del mercado pero cuya tecnología aún no es rentable en su fabricación, o en la predicción de movimientos, clave a la hora de diseñar el comportamiento de los vehículos.

De momento, se apunta a que los grandes hándicaps de la tecnología del coche autónomo se centran en las pruebas de validación, pues se genera un volumen de datos que superan los mecanismos analíticos actuales. Este problema ya lo conocimos hace más de tres años. En un viaje al nuevo campus que BMW tiene en Münich para el desarrollo del coche autónomo supimos que en una sola jornada de trabajo, cada vehículo recoge 40 terabytes de datos. Es decir, casi 41.000 gigabytes que luego tienen que ser analizados y servir como base para la programación del vehículo.

A los datos anteriores hay que sumar la confianza de un público que, en los últimos años, ha decrecido. Sí es cierto que las personas predispuestas a utilizar esta tecnología siguen viéndola con buenos ojos pero en Estados Unidos y Alemania, los dos países que con mayor optimismo apuntaban al uso del vehículo autónomo, han visto decrecer el número de seguidores en los últimos años.

 

Archivado en:

Así acabó el coche autónomo de carreras en su primera salida: contra el muro.

Relacionado

Un coche de carreras autónomo se estrella contra un muro nada más empezar (VÍDEO)

Volvo y Uber hacen realidad el primer coche autónomo (vídeo)

Relacionado

Volvo y Uber hacen realidad su primer coche autónomo (vídeo)

Los mejores vídeos