¿Conduces con el brazo fuera de la ventanilla? Multa y varios riesgos…

Conducir con el brazo por fuera de la ventanilla del coche no sólo supone una multa, también te puede provocar importantes lesiones.

Alberto de la Torre Twitter: @autopista_es

¿Conduces con el brazo por la ventana? Además de multa, estos son los riesgos…
¿Conduces con el brazo por la ventana? Además de multa, estos son los riesgos…

Sabemos que te gustó el anuncio de BMW. Y todos lo hemos hecho alguna vez. Pero debes saber que cuando llevas el brazo apoyado en la ventana con esta bajada o, incluso, por fuera del vehículo, estás tomando un importante riesgo que va mucho más allá de la multa que te pueden imponer.

Conducir con la mano en la ventanilla está castigado en nuestro país con 80 euros, pues se entiende que el conductor está circulando “de manera negligente" (artículo 3.1 del Reglamento General de Circulación) o que no está “en condiciones de controlar su vehículo" (artículo 17.1) al no tener las dos manos sobre el volante, imprescindible para maniobrar lo más rápido posible en una situación de emergencia.

Pero es que, además, puede darse el caso en el que circular con la mano en la ventanilla nos provoque daños irreparables sobre el brazo. Hay que tener en cuenta qué puede suceder en caso de accidente, donde podríamos acabar con un brazo amputado (si es seccionado por cualquier otro elemento inmerso en el choque) o aplastado, lo que podría ser mucho peor.

Por ello, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) quiere concienciar a la población con el hastag #brazoizquierdoalvolante en las redes sociales, donde recuerdan los graves daños que se pueden ocasionar. Recuerdan que en caso de amputación, la extremidad puede ser reincorporada si los servicios de emergencia actúan con premura y eficacia, pero que en caso de aplastamiento es muy complicado recuperar la movilidad original en el brazo.

Además, también alertan de la costumbre de algunos copilotos de poner los pies sobre el salpicadero, una postura que puede ser mortal en caso de accidente, pues los daños sobre la espalda y la columna vertebral son irreversibles.