Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005

¿Recuerdas el año 2005? Nuestro automovilismo escribió una de sus páginas de oro más exitosas: un español, Fernando Alonso, se proclamaba campeón del mundo de F1 por primera vez en su historia.

Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005. | Fotos: Imago
Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005. | Fotos: Imago

Año 2005. El Mundial de Fórmula 1 acababa de presenciar cómo Michael Schumacher alargaba su leyenda un año antes al ganar su séptimo título de campeón, el quinto consecutivo con Ferrari. Sin embargo, esa temporada se iba a poner fin a ese reinado, y fue un español, Fernando Alonso, quien rompería la mejor racha histórica de un piloto en el Mundial.

El piloto español fue el gran triunfador con aquel mítico Renault R25 de color azul y amarillo, como la bandera de su región, Asturias. Antes, ya se había encargado de convertirse en el piloto más precoz –hasta ese momento– en hacer una pole y un pódium (Malasia 2003), en hacer una vuelta rápida en carrera (Canadá 2003) y en ganar una carrera (Hungría 2003).

El 25 de septiembre del 2005 lograría otra hazaña temprana, la mejor de todas, proclamándose campeón del mundo con 25 años y 1 mes y 27 días. Lo hizo justo en el país natal (Brasil) de otro campeón del mundo que tenía hasta ese momento dicho récord de precicocidad, Emerson Fittipaldi, en 1972.

Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005

2005: año de cambios reglamentarios

La temporada 2005 del Mundial de Fórmula 1 fue la número 56 de su historia. 10 equipos participaron en las 19 carreras de las que constó el calendario. Fue el primer año de Red Bull en la Fórmula 1, tras comprar el equipo Jaguar; fue el año en el que los pilotos tenían que utilizar el mismo juego de neumáticos para clasificación y carrera, con Michelin y Bridgestone repartiéndose los equipos; el año en el que los motores, aquellos bravos V10 atmosféricos, ya tenían que durar dos carreras.

Estos dos últimos factores acabarían siendo decisivos, ya que Michelin acertó de lleno con su compuesto y Bridgestone se acabó “llevando por delante" las esperanzas de Ferrari. Por otra parte, McLaren sufrió problemas de fiabilidad con su motor Mercedes: Räikkonen, segundo en el Mundial, ganó las mismas carreras que Alonso, pero también más abandonos y más carreras fuera del pódium.

Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005

Sin olvidarnos, cómo no del buen hacer de un equipo Renault capitaneado por Flavio Briatore. La escudería francesa llevaba dos años tejiendo los mimbres de un equipo campeón: en 2003 y 2004 acumuló 11 podiums, incluida la mencionada victoria de Alonso en Hungría.

En 2005 el salto de calidad fue evidente, con un Fernando Alonso que se llevaría 7 triunfos, 6 poles y 2 vueltas rápidas, además de 15 podiums, en 19 carreras. Tres pódiums más del nuevo compañero de Alonso, Giancarlo Fisichella (con una victoria en la primera carrera, en Australia), sirvieron para sumar el título de constructores al de pilotos logrados por el asturiano.

Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005

2005: el año que se desató la “Alonsomanía"

Fernando Alonso sería campeón del mundo con 133 puntos, por los 112 de Räikkonen y con más del doble de puntos que el tercero, Michael Schumacher, con 62. Tras ser tercero en Australia, por detrás de su compañero Fisichella y de Rubens Barrichello, el asturiano enlazó tres triunfos para el recuerdo: en Malasia, en Bahrein (donde Pedro de la Rosa, sustituyendo a Montoya, consiguió la vuelta rápida en carrear, la más rápida en ese circuito de la historia) y en San Marino. Inolvidable la batalla en Ímola frente a Schumacher, en una de las mejores defensas que se recuerdan en la Fórmula 1.

“Iceman" ganaría las dos siguientes pruebas, logrando además tres “poles" consecutivas: su primer triunfo del año llegó en Montmeló, justo por delante de Alonso, y el segundo en las calles de Mónaco, donde Alonso se bajó por primera vez del pódium por problemas de degradación de neumáticos que le relegarían a la cuarta plaza final. Räikkonen parecía más lanzado que nunca en Nürburgring, pero la rotura la suspensión de su McLaren en la última vuelta cuando lideraba dejaba en bandeja la victoria y un liderato más claro a Alonso.

Una mirada al pasado: Fernando Alonso, campeón del mundo de F1 2005

Tras el esperpéntico episodio en Indianápolis con los neumáticos Michelin, la acción regresó a Europa: Fernando Alonso conseguiría dos victorias en tres carreras (Francia y Alemania), mientras que Montoya se coronaba en Silverstone. En Hungaroring, mientras que ganaba Räikkonen cinco GPs después, Alonso conseguiría su peor resultado del año: se tocó con Ralf Schumacher en la salida, tuvo que entrar a cambiar el alerón delantero en la primera vuelta y solo pudo terminar 11º. Tres segundos puestos consecutivos en Turquía, Monza y Spa, con dos triunfos de Räikkonen más, precedieron al GP de Brasil donde, con dos carreras aún más por delante, entonó el “Toma" más famoso de nuestro automovilismo tras ser tercero y, matemáticamente, campeón.

Un tercer puesto en Suzuka (con adelantamientos para el recuerdo como el de Schumacher por fuera en la curva 130R) y un último triunfo en China le dieron a Renault el título de constructores. Fue entonces cuando Alonso entonó el “We are the champions" por la radio. Habían vuelto a hacer historia.

La parrilla de la F1 sigue vacía y con muchas incógnitas

Relacionado

La Fórmula 1, sin rumbo ni liderazgo

Fórmula 1: ¿cuándo empezará  la temporada? ¿Qué Gran Premio se animará primero?

Relacionado

Fórmula 1: ¿cuándo empezará la temporada? ¿Qué Gran Premio se animará primero?