Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC

El Toyota Yaris WRC fue el último coche campeón del mundo de rallyes en la categoría de pilotos de la mano de Ott Tänak. Así es el coche japonés del Mundial de Rallyes.
Adrián Lois
Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC
Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC

Desde que el Mundial de Rallyes estrenase una nueva generación de vehículos WRC en 2017, cuatro marcas han sido las que han puesto en competición sus respectivos coches: Hyundai con el i20 Coupé WRC, Ford con el Fiesta WRC, Citroën con el C3 WRC (esta ya fuera del campeonato en 2020) y Toyota con el Yaris WRC.

Publicidad

La marca japonesa, cuyos primeros éxitos en el Mundial se remontan a la época de Carlos Sainz (campeón en 1990 y 1992), ha sido, primero, la más sorprendente y, a la vez, la más destacada. En tres temporadas de gran igualdad entre los cuatro equipos, Toyota ha conseguido ya todo lo que podía conseguir: campeón del mundo de constructores en 2018, campeón del mundo de pilotos en 2019, 15 victorias, 36 podiums… todo ello en apenas 42 rallyes disputados.

Pero, ¿cómo es el Toyota Yaris WRC? ¿Qué tiene de común con el Toyota Yaris de calle? Lo analizamos en detalle.

Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC

El primer Toyota Yaris WRC frente a sus "hermanos" de calle

Toyota Yaris WRC: hecho para ganar

Asentado sobre el mismo chasis que el Toyota Yaris de calle de tercera generación, el coche del WRC cuenta con un bloque mecánico sobrealimentado de 1,6 litros de cubicaje. Asociado a una transmisión secuencial de seis velocidades, con levas en el volante, este motor, de inyección directa, con turbocompresor y brida de 36 mm en la toma de admisión, es capaz de desarrollar 380 CV de potencia (limitado por reglamento) y 425 Nm de par. La tracción es permanente a las cuatro ruedas, con diferenciales mecánicos en ambos ejes y un diferencial central activo. Todo ello le permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos y alcanzar velocidades máximas superiores a los 200 km/h.

Como decíamos, el chasis es el mismo que el Yaris de calle; sin embargo, todo lo que le rodea es bien diferente. La carrocería es específica, con un kit aerodinámico espectacular para que vaya pegado al asfalto en las curvas a la mayor velocidad posible. Eso sí, con un diseño que recuerda, ligeramente, al coche de calle. Por dentro, se han eliminado todos los elementos superfluos para la competición, con una jaula antivuelco de acero de alta resistencia y todos los elementos vitales y justos para correr: volante, “baquets”, arneses de seguridad de seis puntos, freno de mano, extintor, ruedas de repuesto y poco más.

Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC

El Toyota Yaris WRC ha demostrado su velocidad desde el primer rallye en 2017

De esta forma, se consigue que el peso del coche, controlado por reglamento, sea el mínimo permitido de 1.190 kg, 1.350 kg contando con el piloto y el copiloto. Las llantas y el equipo de frenos son de diferente tamaño, en función del tipo de rallye: para los de asfalto, las llantas son de 18 pulgadas de tamaño y los discos de freno de 370 mm de diámetro; para los de tierra, 15 pulgadas para los neumáticos y 300 mm para los frenos. Firmas como Brembo, AP Racing, Bilstein… son las encargadas de estos elementos tan vitales, como lo son las suspensiones, quizás el punto en el que más se ha avanzado en los coches de rallyes y que permite ver saltos y aterrizajes espectaculares.

Publicidad

El Mundial de Rallyes entrará, presumiblemente, en una nueva era a partir del 2022, con los vehículos híbridos entrando en escena. Un territorio en el que, a buen seguro, Toyota se moverá como “pez en el agua”, conociendo su experiencia con los coches de calle. Podríamos pensar que el futuro Yaris WRC se asentará sobre la nueva generación del utilitario japonés, que cuenta ya con una revolucionaria versión GR de 261 CV; sin embargo, los futuros WRC podrían pasar a montar directamente chasis tubulares, como la mayoría de vehículos de competición.

Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC

Ott Tänak fue fundamental para la obtención de los dos títulos mundialistas con el Yaris

La historia del Toyota Yaris en el WRC

El Toyota Yaris WRC nació con buen pie, hasta el punto de convertirse, ya desde finales de la temporada 2018, en el coche de referencia, el más rápido en el Mundial. Su desarrollo inicial arrancó en marzo de 2014 por parte del departamento de competición de Toyota; sin embargo, el proyecto pasó a estar en manos del ex piloto Tommi Mäkinen, que realizó con su equipo (y la colaboración del equipo Toyota desde su sede en Colonia) la puesta a punto y desarrollo del vehículo en Finlandia… hasta que su debut se produjo en el Rally de Monte-Carlo de 2017 tras casi 18.000 kilómetros de test.

En los tramos de los Alpes, Toyota consiguió a las primeras de cambio su primer pódium, gracias al segundo puesto obtenido por Jari-Matti Latvala. Un rallye después, en Suecia, el finlandés le dio al Yaris WRC su primer triunfo y su primer liderato en el Mundial. Posteriormente, en la primera cita de tierra en México, el coche empezó a mostrar sus primeras carencias, con el sobrecalentamiento excesivo de su motor. Algo que hemos visto en todas las pruebas mexicanas desde entonces… hasta justamente este año, en 2020, donde Sébastien Ogier ganó sin paliativos en su tercer rallye con el Yaris.

Coches del Mundial de Rallyes 2020: así es el Toyota Yaris WRC

La renovada plantilla de Toyota para la temporada 2020 del WRC

Antes de llegar a eso, en 2018, llegó el primer título del equipo con el Yaris WRC: con Ott Tänak liderando el equipo, consiguieron el campeonato de constructores y se quedaron muy cerca del de pilotos, algo que lograrían en 2019 con el piloto estonio. Un año en el que los pódiums se sucedieron en casi todos los rallyes, con el triplete obtenido por Tänak, Meeke y Latvala en Alemania.

2 victorias en 2017, ambos en terrenos favorables (Suecia y Finlandia), 5 en 2018, 6 en 2019 y, por el momento, 2 en 2020 en apenas tres rallyes, con una plantilla de pilotos completamente nueva: el hexacampeón Sébastien Ogier, líder del Mundial; el eterno aspirante Elfyn Evans, con un triunfo en Suecia y que está dando mucho que hablar; y la joven promesa de los rallyes, Kalle Rovanperä.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...