Publicidad

El posible cártel de marcas alemanas, ¿el mayor escándalo de la industria?

Ayer te adelantábamos que la UE ya está investigando un posible cártel de fabricantes alemanes. Hoy, conocemos nuevos datos de una noticia que amenaza con convertirse en un nuevo escándalo.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp Foto: Cordon Press y MPIB. -

El posible cártel de marcas alemanas, ¿el mayor escándalo de la industria?

Aprovechando las primeras informaciones publicadas por la revista Der Spiegel y las agencias de noticias Reuters y Europa Press, en Autopista.es te adelantamos ayer una noticia que entonces nos parecía de impacto: la Comisión Europea estaría investigando ya la presunta existencia de un cártel de fabricantes alemanes de vehículos a motor en colaboración con las autoridades de Competencia germanas. Sin embargo, conforme pasan las horas y vamos conociendo nuevos detalles, la magnitud del caso parece tener visos de llegar a ser un escándalo sin precedentes en la industria.

Según contamos ayer, Der Spiegel aseguraba en un informe que Audi, Volkswagen, BMW y Porsche podrían haber llegado a un acuerdo para fijar, no sólo los precios de los sistemas de tratamiento de emisiones de los coches Diesel, sino también para debatir la elección de los proveedores para la fabricación de sus vehículos, el precio de las piezas, los costes de los sistemas de tratamiento de gases con AdBlue e incluso el tamaño de los depósitos de este líquido, finalmente menor que los que barajaban en un principio. Incluso se denuncia la discusión de pactos relacionados con otros aspectos del desarrollo de los coches, como frenos, cajas de cambio o motores de gasolina.

¿Pactos desde los años 90?

Pues bien, hoy conocemos nuevos datos que publican la propia revista y más medios de todo el mundo. Ante lo que cataloga ya como “uno de los mayores escándalos de la historia económica de Alemania”, Der Spiegel asegura hoy que Daimler también estaría implicada en este posible cártel de fabricantes alemanes. Eso sí, algunos medios recogen que estaría involucrada desde el año 2011 (quizá por eso no salía inicialmente su nombre), mientras que la “asociación” del resto de fabricantes (recordamos, Audi, BMW, Porsche y Volkswagen) se remontaría a los años 90.

¿Cómo se habrían realizado?

Según siempre las acusaciones denunciadas por Der Spiegel, el hipotético cártel de fabricantes alemanes habría actuado a través de unos 60 comités industriales secretos. En ellos, alrededor de 200 empleados de las compañías implicadas habrían discutido durante años todos los supuestos acuerdos y precios pactados que hoy se están investigando.  

VW convoca al Consejo de Supervisión

Tal es el revuelo causado este lunes con todas estas informaciones, y que algunos medios como el alemán Auto Motor und Sport incluso anuncian como la base de la que salió posteriormente el Escándalo del Dieselgate, la propia Volkswagen acaba  de anunciar esta misma mañana una reunión extraordinaria del Consejo de Supervisión, que se celebrará el próximo miércoles. Tras el inicio de la investigación de los órganos reguladores antimonopolio de la Comisión Europea, Volkswagen considera urgente discutir las acusaciones de cártel para dar una respuesta. Por ahora, pocos detalles más han dado a conocer de esta convocatoria de urgencia.  

¿Alguna marca responde?

La primera marca en responder, muy rápido, ha sido BMW, quien ayer mismo emitía un comunicado ante las acusaciones que se vertían. La marca alemana rechaza frontalmente las acusaciones y alega que la tecnología propia de BMW garantiza bajas emisiones en la conducción real de sus vehículos, en referencia las denuncias sobre los tratamientos de los gases de escape y de los coches Diesel. En esta declaración, eso sí, BMW reconoce reuniones en las que, según ellos, sólo se trataba la instalación de los depósitos de AdBlue. Es de esperar que en las próximas horas lleguen nuevos comunicados. Audi y Mercedes sí que sorprendían la semana pasada con sendas e inesperadas llamadas a revisión de muchos de sus coches Diesel.

¿Cuáles son las multas previstas? ¿Hay antecedentes?

De confirmarse estas preocupantes acusaciones, las marcas involucradas en el supuesto cártel de fabricantes alemanes deberían responder ante la justicia. La Unión Europea contempla sanciones por este tipo de prácticas de hasta el 10 por ciento del volumen total de negocio de las compañías a nivel global. Y hay que recordar que hablamos de algunos de los principales grupos mundiales automovilísticos. En el caso de VW las sanciones podrían llegar hasta los 21.000 millones de euros. En Mercedes, 15.300 millones de euros. Auto Motor und Sport considera que sería uno de los mayores escándalos de competencia desde la posguerra.

Como cercano antecedente recordamos la multa récord que se impuso en el sector de los camiones hace apenas un año a Daimler, DAF, Renault, Volvo e Iveco. En aquel caso la acusación de acordar precios en la venta de hasta 1,1 millones de vehículos significó sanciones por valor de casi 3.000 millones de euros. Malas noticias, sin duda, para una industria tan importante a todos los niveles socio-económicos como la del automóvil.

También te puede interesar:

Multa a concesionarios por formar cárteles

Bruselas expedienta a España por el Dieselgate

Te recomendamos

Al más alto nivel podrás disfrutar con el VW Multivan de un fin de semana en la playa...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

No te quedes sin votar. Participa en nuestro estudio Best Cars 2018 y dinos qué opina...

Hemos reunido, al menos como espectadores, al Mitsubishi ASX con sus "hermanos" de ra...

Viajar a ciudades como Madrid o Barcelona y encontrar aparcamiento fácil y barato ya ...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.