La DGT multa ya con hasta 500 € y 6 puntos si haces esto en carretera

La DGT recuerda los peligros que entraña esta maniobra y la multa de hasta 500 euros y seis puntos que puedes recibir por hacer esto en carretera.

La multa de 500 euros y 6 puntos si haces esto en carretera
La multa de 500 euros y 6 puntos si haces esto en carretera

Cuanto más seguro nos sentimos con un vehículo, coche o moto, más fácil es que tomemos más riesgos, llevemos a cabo maniobras más peligrosas y, muchas veces, no seamos conscientes en ese momento del peligro que podemos entrañar para nosotros mismos y para los demás.

Esto es lo que le ha sucedido al motorista del vídeo que ilustra el tweet que ha publicado la DGT en sus redes sociales. Cazado por Pegasus, vemos cómo el motorista realiza un “caballito” en medio de la carretera, justo detrás de un vehículo, y, poco después, es detenido por la Guardia Civil.

En la publicación podemos leer que esta maniobra está castigada entre 200 y 500 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir. Pero, ¿en qué artículo o categoría se engloba un “caballito” en moto para ser castigado con esta dureza?

Conducción negligente y temeraria

Para entender este duro castigo debemos tener presente el artículo 3 del Reglamento General de Circulación. En él leemos lo siguiente:

  • 1. Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía. Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario (artículo 9.2 del texto articulado).
  • 2. Las conductas referidas a la conducción negligente tendrán la consideración de infracciones graves y las referidas a la conducción temeraria tendrán la consideración de infracciones muy graves, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 65.4.a) y 5.c) del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, respectivamente.

Para saber a qué atenernos, hay que conocer qué diferencia la conducción negligente de la temeraria. En el caso de la conducción negligente es aquella en la que se conduce con falta de prudencia o la atención necesaria para evitar daños propios y ajenos. En este caso la multa es de 200 euros y no conlleva retirada de puntos del carné de conducir.

Por el contrario, la conducción temeraria está considerada como una infracción muy grave y, por tanto, está castigada con 500 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir. En este caso se entiende que el conductor circula arriesgando su vida y la de los pasajeros, así como comprometiendo la de otros usuarios de la vía.

Además, no parece que se pueda entender así este caso, pero hay que tener en cuenta que la conducción temeraria puede conllevar pena de cárcel si las circunstancias se inscriben dentro de los artículos 380 y 381 del Código Penal que rezan lo siguiente:

Artículo 380:

  • 1. El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.
  • 2. A los efectos del presente precepto se reputará manifiestamente temeraria la conducción en la que concurrieren las circunstancias previstas en el apartado primero y en el inciso segundo del apartado segundo del artículo anterior.

Artículo 381:

  • 1. Será castigado con las penas de prisión de dos a cinco años, multa de doce a veinticuatro meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis a diez años el que, con manifiesto desprecio por la vida de los demás, realizare la conducta descrita en el artículo anterior.
  • 2. Cuando no se hubiere puesto en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, las penas serán de prisión de uno a dos años, multa de seis a doce meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por el tiempo previsto en el párrafo anterior.

Es decir, que una sanción por una conducción temeraria puede conllevar penas de prisión entre seis meses y dos años y la retirada del carné de conducir entre uno y seis años. Si, además, se observa un claro desprecio hacia la vida de los demás, este castigo parte de dos a cinco años de prisión, a los que se suma una pena de multa de entre 12 a 24 meses y la retirada del carné de conducir entre seis y 10 años.

 

Archivado en:

Relacionado

Airbags más allá de los coches: en moto, cada vez más presente y vital en el futuro

Ya utilizan un nuevo radar, de tamaño de bolsillo, vigila hasta 300 kmh y el teléfono móvil

Relacionado

Así es el nuevo radar portátil de bolsillo: multa hasta 300 km/h y permite ver si usas el móvil