Airbags más allá de los coches: en moto, cada vez más presente y vital en el futuro

Hay vida en los airbags más allá de los coches: el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se refiere a este elemento como clave para la seguridad de los motoristas en un futuro próximo.

El airbag será esencial cuando se realice conducción deportiva. Fuente: iStock/PPAMPicture
El airbag será esencial cuando se realice conducción deportiva. Fuente: iStock/PPAMPicture

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre el airbag para los motoristas y no cabe duda de que aún hay mucho terreno que caminar para llegar a una generalización de esta tecnología, tal y como sucede ya en el resto de tipos de vehículos de 4 ruedas. 

El apoyo por parte de las instituciones parece ser que acelerará el proceso, ya que incluso el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, habló que se está contemplando su posible instauración a medio plazo. Y lo hizo durante la Comisión de la Seguridad Vial que tuvo lugar en el Congreso, con el objetivo de anunciar sobre las novedades que habrá en el nuevo Reglamento de Circulación. No obstante, desde ANESDOR (Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas) han aclarado que, si bien apuestan por promover el uso del airbag, no ven positivo que su uso llegue a ser obligatorio, ni mucho menos que lo sea de forma inmediata.

¿Para qué sirve el airbag en motos?

Básicamente su labor es la misma que cuando se circula en coche, con la salvedad que en este caso se lleva puesto en las prendas de ropa que se visten. Por lo tanto, sirve para mantener seguro al conductor en caso de caída, golpe o accidente.

Y según los principales estudios que se han llevado a cabo, la reducción de la energía que se recibe desciende hasta un 90%, lo que es una cifra significativa que no hay que pasar por alto, ya que muchas vidas se pueden salvar por esa protección extra que proporciona.

¿Cómo funciona el airbag de motos?

Como hemos apuntado, el airbag está presente en la chaqueta del motorista, de manera que cuando se cae (o más bien, detecta que se va a caer), las bolsas se hinchan gracias a un sistema de hinchado y a las botellas que hay para que dicho sistema funcione.

De hecho, su tiempo de reacción es tan veloz que es capaz de hincharse antes de que el motorista llegue al suelo en caso de una caída. Eso sí, no ocurre como con el airbag del coche, que generalmente tiende a “hacer daño” a los ocupantes, sino que simplemente se hincha y no provoca ninguna molestia a quien lo porta.

Después de la caída, si el conductor ha resultado ileso o puede levantarse por su propio pie, verá cómo el airbag se va deshinchando poco a poco hasta que la chaqueta vuelve a su grosor normal.

El airbag es una protección adicional cuando se sale a carretera. Fuente: iStock/jkitan
El airbag es una protección adicional cuando se sale a carretera. Fuente: iStock/jkitan

Dos tipos de activaciones

En cuanto al modo en que se activa, cabe preguntarse cómo es posible que detecte que el motorista se va a caer o chocar. Pues bien, por un lado está la activación mecánica, que conecta la chaqueta con la moto mediante un cable. Cuando el sensor detecta que el tirón es muy fuerte, se inflará. Esto quiere decir que por olvidar quitar el cable al bajarse de la moto, no va a pasar nada, puesto que apenas habrá fuerza en ese tirón.

Por otro lado, cada vez son más habituales los airbags electrónicos, los cuales llevan una pequeña centralita en el propio chaleco o en la chaqueta, que es capaz de medir la posibilidad de golpe de un modo menos rudimentario que el cable. Esta tecnología es la más empleada en la actualidad.

El futuro del airbag en las motos

Se prevé el uso del airbag en motos de gran cilindrada en carretera, medida que se quiere hacer efectiva a medio plazo”. Estas fueron las palabras de Grande-Marlaska al respecto, las cuales han hecho saltar las alarmas a muchos colectivos que han visto un aviso de obligatoriedad próxima. Sin embargo, no parece que sea así, ya que desde ANESDOR (Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas) han señalado que esa perspectiva es errónea.

La asociación apunta a la ausencia de normativas de homologación, la velocidad de activación insuficiente en los sistemas mecánicos y el elevado coste de esta nueva tecnología como algunos de los motivos que desaconsejan la obligatoriedad de su uso a medio plazo (2025-2030).

 

Archivado en:

Airbags frontales traseros: así la última innovación en seguridad

Relacionado

Airbags frontales traseros: así es la última innovación en seguridad

Imprescindible para los ciclistas: un airbag que alerta de tus caídas

Relacionado

Imprescindible para ciclistas: un airbag que protege y alerta de tus caídas