A prueba el Cupra Leon 1.4 TSI e-Hybrid, deportividad ecológica

Conducimos por primera vez el nuevo Cupra Leon en su versión híbrida enchufable. Cuenta con 245 caballos y etiqueta CERO, además de toda la deportividad que se espera de Cupra.

Probamos el nuevo Cupra León
Probamos el nuevo Cupra León

La marca Cupra aumenta su oferta con la integración de la cuarta generación del compacto León, que abandona el apellido Cup Racing en Seat para convertirse en un deportivo con su propia gama en Cupra. Nace así el Cupra León, que ahora va mucho más lejos ofreciendo una completa oferta deportiva. Cuenta con dos carrocerías, de cinco puertas y la familiar Sportstourer, además de cuatro niveles de potencia en gasolina.

El Cupra León híbrido enchufable, en movimiento
El Cupra León híbrido enchufable, en movimiento

Aparte del cambio de marca, el Cupra León se presenta con una versión híbrida enchufable, que no abandonan el enfoque deportivo de Cupra, aportando la etiqueta cero en su parabrisas. No tiene previsto incluir en su oferta los motores diésel tal y como hace el también recién llegado Cupra Formentor, ya que en este caso esas versiones se quedan bajo el amparo del Seat León. Por tanto la gama se estructura desde el inicio con una versión híbrida enchufable de 245 caballos, que es de la primera que hemos probado, equipada con el motor 1.4 TSi e-Hybrid disponible en ambas carrocerías. También se ofrece otra versión de 245 caballos, pero en esta ocasión sin hibridar y con el motor 2.0 TSI, y otra de 300 caballos, ambas con tracción delantera. La de 300 CV equipa el deportivo diferencial VAQ, un detalle que nos gusta mucho. Para la carrocería Sportstourer existe una versión exclusiva con 310 caballos y tracción total 4Drive. Todas ellas ya están a la venta.

Cupra León eHybrid híbrido enchufable
Cupra León e-Hybrid híbrido enchufable

Se rumorea mucho sobre una posible versión Cupra León R, que llevaría el motor de 5 cilindros del Audi TT RS, y el mismo que estrenará el inminente RS3, que podría desarrollar para el Cupra entre 385 y 420 caballos, tal y como sí tendrá el Cupra Formentor, si bien esto es un bonito rumor sin confirmación oficial. En cualquier caso, y a la espera de esta noticia, la oferta inicial del León ya viene rebosante de deportividad. Cupra es una marca que se quiere establecer a medio camino entre la oferta generalista y la Premium. Sin grandes alardes, se nota un aumento de la calidad y presentación interior que podría ayudar a posicionarles en ese punto, pero eso el tiempo lo dirá; desde luego que argumentos no les faltan.

El primer Cupra León que hemos probado es el 1.4 TSI e-Hybrid. Si se mira pensando en el pasado, pude parecer arriesgado crear una marca deportiva ofreciendo modelos híbridos enchufables. Sin embargo, con el enfoque actual, me parece un acierto dar el paso tecnológico, y más cuando no se dejan de ofrecer versiones tan deportivas como las de 300 o 310 caballos. Veamos cómo es. Equipa el motor de cuatro cilindros y 1.4 litros de 150 caballos, hibridado con un eléctrico de 85kW y caja de cambios de doble embrague y seis velocidades. Su batería es de iones de litio de 13 kWh de capacidad, con función enchufable. Se llega así a los 245 CV, 400 Nm de par y una autonomía eléctrica de 52 kilómetros medida en ciclo WLTP. Anuncia un 0 a 100 km/h de 6,7 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h. Los primeros 100 kilómetros registra un consumo medio oficial de 1,3 l/100 km. La capacidad del maletero, es de 270 litros en el caso del 3 puertas y de 470 litros en el Sportstourer, con un peso de 1.671 kg en el primero y 1.717 kg en el segundo, datos que me parece más que correctos para lo que suelen ser los coches electrificados.

El interior del Cupra León eHybrid
El interior del Cupra León e-Hybrid
Como el resto de los Cupra, dispone de suspensión de dureza variable en 15 puntos y modos de conducción Comfort, Sport, Cupra e individual, que en este caso también actúan sobre el sistema híbrido, además de la dirección progresiva, la amortiguación, el acelerador, el sonido o las ayudas electrónicas a la conducción. El coche siempre arranca en eléctrico, si bien el conductor puede decidir qué hace con la autonomía eléctrica. Se puede guardar para una mejor ocasión o utilizar nada más empezar. También el coche es capaz de autorecargar esa autonomía, a costa de consumir más, como es lógico. Puede circular en modo eléctrico hasta los 130 km/h. Una vez agotada la electricidad, se convierte en un híbrido convencional, que alterna o combina el uso de sus dos motores en función de la carga de acelerador.
La toma de carga en el Cupra León eHybrid
La toma de carga en el Cupra León e-Hybrid

La pregunta es ¿se siente un Cupra? Pues sí. Hay una parte que es el sonido que es mejorable. Por un lado se agradece el silencio de marcha en el modo Comfort tanto si está funcionando el motor térmico o no, por otro hay un estimulante sonido deportivo cuando pasamos a Sport o Cupra. La característica es que el 1.4 no emite por si sólo un ruido deportivo, y es cuando hay que ayudarlo con los altavoces. El ruido emitido es bonito y hasta agradable, pero no es natural. Sonoridad aparte, en todo momento, hasta cuando va en eléctrico se siente el efectivo chasis Cupra que se espera. Es más, me atrevería a decir en el modo más deportivo incluso supera a los anteriores modelos de Seat. Corre mucho y la nueva dirección progresiva es tan efectiva como agradable, el chasis está bien puesto a punto y hay buenos frenos. En definitiva, es el Cupra ideal para moverse todos los días con sensaciones, deportividad y seguridad. Pronto veremos de lo que son capaces el resto de versiones. Ya está a la venta y su precio parte de los 42.30 euros para el 5 puertas y de 42.980 euros el Sportstourer.

Cupra Leon y Formentor

Cupra Leon (14)

Galería relacionada

Cupra Leon 1.4 TSI e-Hybrid

Cupra Formentor VZ: probamos algo más que un nuevo SUV deportivo

Relacionado

Cupra Formentor VZ: probamos algo más que un nuevo SUV deportivo

Nuestros destacados