Land Rover Defender 90 P400: probamos el nuevo 4x4, ¿mejor que nunca?

El Land Rover Defender acumuló durante 7 décadas el estatus de mito entre los 4x4; una fama tal que su denominación supone un duro reto que el nuevo modelo ha demostrado superar interpretándolos también en clave de Siglo XXI.

Óscar Díaz. Fotos: Féliz Macías.

Land Rover Defender 90 P400: probamos el nuevo 4x4, ¿mejor que nunca?.
Land Rover Defender 90 P400: probamos el nuevo 4x4, ¿mejor que nunca?.

Un gesto de incredulidad recorrió la redacción de Autopista cuando hace un par de años se filtró la idea de que Land Rover se disponía a lanzar un nuevo Defender. ¿Para qué? ¡Si el todo terreno es algo casi proscrito en Europa! Afortunadamente el mundo excede nuestro Viejo Continente y en Land Rover tenían claro que podían reinterpretar un mito llevándolo al Siglo XXI en claves de diseño, electrificación, conectividad y ergonomía.

Desde Land Rover además han apostado fuerte, con un proyecto de dos carrocerías (3 y 5 puertas), una oferta de motores enorme (cuatro, seis y ocho cilindros en gasolina, un turbodiésel y un inminente híbrido enchufable) y han conseguido niveles de comodidad, refinamiento e implementación electrónica tan altos que soporta cualquier comparación, siempre con el extraordinario potencial de conducción 4x4 exigible a un Land Rover… y más si es un Defender.

Land Rover Defender 90 P400
Land Rover Defender 90 P400, a prueba

Land Rover Defender 90 P400: el reto

Como imaginas, con 400 CV este Land Rover Defender P400 es rápido. Mucho. Pero también pesado. Y es que a pesar de su chasis monocasco de aluminio, nos ha dado en báscula un peso que supera las 2,3 toneladas, lo que representa un reto para el equipo de ingeniería de chasis, acrecentado por su elevado centro de gravedad.

PRESTACIONES Land Rover Defender 90 P400
Acel. 0-100 km/h 6,46 segundos
Acel. 0-1000 metros 26,53 segundos
Adelantamiento 20-50 km/h 1,63 s
Adelantamiento 80-120 km/h 3,83 s
Frenada desde 120 km/h 60,69 metros

 

De ahí unas distancias de frenada justitas y un planteamiento conservador de los sistemas electrónicos de estabilidad que actúan tan rápida como contundentemente, tan pronto como aparecen inercias laterales fuertes o las acusadas transferencias de masas de una conducción «al ataque». Lo suyo no son los eslálom o las esquivas a alta velocidad.

A cambio, se le nota aplomado, con sensación de calidad en su rodar y una exhibición voluntaria de su ADN campero. Porque ese es su leitmotiv y donde marca las diferencias. De hecho, exhibe ese carácter bajo cualquier prisma, desde una carrocería de líneas rectas, un salpicadero muy alto y plano, un volante muy vertical… y un habitáculo de acceso difícil para personas de pequeño tamaño que hace añorar unas estriberas en las que apoyarse, máxime si se pretende acceder a las plazas traseras.

Así es el interior del nuevo Land Rover Defender.
Así es el interior del nuevo Land Rover Defender.

Land Rover Defender 90 P400: fuera de asfalto

Abandonar el asfalto supone llevar al Land Rover Defender a su terreno, especialmente si como en nuestro caso cuenta con elementos como la suspensión neumática (3.250 €), los diferenciales bloqueables o los neumáticos off road opcionales (o pack 2.214 €). Entonces, su gran potencial pasa a agotar cualquier adjetivo.

CONSUMOS Land Rover Defender 90 P400
Consumo en ciudad 12,2 l/100 km
Consumo en carretera 10,3 l/100 km
Consumo medio 11,0 l/100 km

 

Su altura libre puede pasar de los 21 cm a los 29 —o bajar hasta los 16 para circular rápido en carretera— bien voluntariamente o regulada desde el selector de modos de conducción. En su posición más elevada, la profundidad de vadeo sube 20 cm, hasta los 0,9 m y mejora notablemente en sus ángulos TT (el de entrada pasa de 30 a 38º, el ventral de 24 a 31 y el trasero de 37 a 40) y, como imaginas, una sencilla observación del terreno te sugiere el modo que debes seleccionar en el Terrain Response. A partir de ahí sólo debes ocuparte de acelerador y volante.

El nuevo Land Rover Defender, todo un 4x4
El nuevo Land Rover Defender, todo un 4x4.

Porque el Defender simplifica pasar por sitios realmente complicados: barro, pendientes, zonas trialeras pasan entonces de obstáculo a simple circunstancia, haciendo bueno el axioma de «por donde cabe, pasa», que lo define, como merecedor que es de llamarse Land Rover Defender.

En definitiva, y como conclusión, no es fácil reinterpretar un mito haciendo honor a su historia como ha conseguido Land Rover. El Defender mantiene su esencia y queda revestido con un halo de refinamiento muy del Siglo XXI. Su elevado precio (a partir de 60.000 €; 75.000 el P400) añade un plus de exclusividad, especialmente cuando se quiere maximizar todo su potencial y se le complementa con equipo opcional.

ESPACIO Land Rover Defender 90 P400
Anchura delantera 154 cm
Anchura trasera 143 cm
Altura delantera 93/101 cm
Altura trasera 93 cm
Espacio para piernas 76 cm
Maletero 275 litros

 

Land Rover Defender 90 P400

Galería relacionada

Land Rover Defender 90 P400: probamos el nuevo 4x4

Archivado en:

Land Rover Defender 2021 con nuevo motor V8

Relacionado

Land Rover Defender 2021: el 4x4 renueva su gama con nuevas grandes versiones V8

Range Rover Evoque PHEV P300e a la venta en España

Relacionado

Range Rover Evoque y Land Rover Discovery Sport 2021: así se actualizan los SUV