Kia Niro 2022: conducimos las tres variantes de un SUV electrificado de lo más interesante

Percepción de calidad, un diseño característico, variedad de elección técnica, equipamiento abundante hacen de este Kia un coche con todo el potencial de seguir ganando peso en el mercado.

Óscar Díaz odiaz@mpib.es

La gama Kia Niro puede presumir de opciones de electrificación. Incluye tres propuestas, dos de ellas cero emisiones.
La gama Kia Niro puede presumir de opciones de electrificación. Incluye tres propuestas, dos de ellas cero emisiones.

Muchas y bien fundadas son las esperanzas que Kia deposita en la segunda generación del Niro. Y han hecho tan bien el trabajo previo de calentamiento, de crear expectativa dando a conocer detalles, que ya no quedaba en la presentación internacional sino conducirlo y añadir un punto de vista experiencial a lo que a buen seguro ya conoces…o puedes conocer en profundidad pinchando aquí.

En realidad, no todo en este Niro de segunda generación es nuevo, pero sí mucho, muchísmo, aunque mantiene algunos elementos del modelo híbrido de gasolina y electricidad aparecido hace cinco años que mucha gente tildaba de anti Toyota por ese valor añadido de un cambio de seis relaciones “de verdad”. Por cierto. Lo mantienen, aunque modificado al eliminarse la marcha atrás —ahorro de costes, peso y espacio—, labor de la que se encarga ahora el motor eléctrico, y con el selector sustituido por uno de mando giratorio.

AZ3I5791 1
Los mandos principales se sitúan muy al alcance del conductor.

En este caso, el Niro de segunda generación emplea la tercera generación de la plataforma K más ligera y rígida que la anterior, que sirve de base común y muestra el grado de avance registrado por Kia en el lustro transcurrido desde la aparición del primer Niro. Un progreso traducido en diseño, en ingeniería y su realización, en equipamiento, en conectividad… y que le sitúa, al menos, entre los mejores constructores generalistas afincados en Europa, sin por ello desmarcarse en precio (aquí tienes los de toda la gama, con el e-Niro a la venta tras el verano).

La habitabilidad del Kia Niro

El aumento en dimensiones no es grande (20 mm entre ejes y 65 mm de longitud global) y sirve para conseguir una silueta proporcionada, moderna, con matices que identifican cada tecnología, como la parrilla o el portillo de carga, en el frontal en el eléctrico y sobre la aleta delantera izquierda el PHEV. Ese punto de partida y soluciones como unos asientos de respaldo más fino —de mullido agradable, tamaño suficiente y detalles tan gratificantes y poco habituales como la regulación longitudinal del reposacabezas— colaboran en la ganancia de espacio.

Una medición apresurada del interior de este automóvil nos sirvió para verificar la impresión inicial de espacio, de que un pasajero de 1,9 m de estatura podría ir sentado con comodidad detrás de un conductor de idéntica estatura y de que la posición sentado es bastante natural, sin llevar las rodillas tan elevadas respecto de la cadera como en algunos otros coches eléctricos. Con el metro en la mano verificamos hasta 102 cm de altura libre en las plazas delanteras, por 98  en las traseras; 146 y 141 cm de anchura a la altura de los hombros y unos buenos 79 cm de espacio para las piernas de los pasajeros traseros.

El Kia e-Niro

El tipo y tamaño de batería y motor eléctrico definen al Kia Niro. La primera (de 1,32; 11,1 o 64,8  kWh de capacidad respectivamente) condiciona también el tamaño del maletero, que va de los 348 l de los PHEV a los 475 de los eNiro…que incluye además un pequeño hueco frontal de 20 l, Frunk le llaman (abreviatura de Front Trunk – maletero delantero en inglés) y serviría para pequeños objetos o el cable de carga alterna.

El e-Niro es el único Niro 100% eléctrico. Le definen su batería de 64 kWh de capacidad, un motor eléctrico síncrono de 150 kW (204 CV) conectado a las ruedas delanteras que le permite anunciar una velocidad máxima de 167 km/h, una aceleración desde parado a 100 km/h de 7,8 s y una autonomía WLTP de 460 km. Cuatro modos de conducción facilitan modificar la respuesta al acelerador y gestionar la energía de la batería buscando más rendimiento o algún kilómetro extra (puede llegar a añadir más de 10 km cada uno de ellos), que también aparecerá «jugando» a modificar con la tasa de recarga con las levas tras el volante. Ésta es regulable en cuatro niveles diferentes y seleccionable en su máxima intensidad —en un símil de freno eléctrico de los vehíoculos industriales— manteniendo pulsada la leva izquierda durante cuatro décimas de segundo. Da paso así a un eficaz i-pedal, que llega a detener completamente el vehículo sin tocar el pedal de freno. Como nota visual, en nuestra toma de contacto, explorando el vehículo y con una conducción muy cuidadosa cubrimos el recorrido con unos impactantes 15,2 kWh/100 km de consumo que nos acercaría a la autonomía oficial incluso habiendo conectado la climatización.

La toma de recarga de los e-Niro va en el frontal mientras que en los PHEV se sitúa sobre la aleta delantera izquierda.
Los 100 kW de recarga máxima en continua no asustan. En alterna llegaría a los 10,5 kW.

La recarga en viaje del Kia e-Niro será a buen seguro por corriente continua, hasta 100 kW en este caso, con la batería atemperada por el sistema de climatización específico si se estuviese utilizando el navegador del coche, lo que ahorrará tiempo y favorecerá su longevidad. Al margen de estas cargas de oportunidad, las más habituales serán por corriente alterna, tanto en trifásica con potencias máximas de 10,5 KW como monofásicas de hasta 7,4. Adicionalmente, como gran innovación, el nuevo Kia e-Niro permite una carga bidireccional, un sistema V2D (vehículo a dispositivo) que aumenta las posibilidades de uso del Niro alimentando dispositivos eléctricos de hasta 3 kW como una bicicleta eléctrica, una televisión en la que ver tu programa favorito o una plancha eléctrica para cocinar.

Los Kia Niro HEV y PHEV

Los equipados con motor térmico han aglutinado hasta el momento el 54 y el 15% de las más de 350.000 unidades vendidas. Ambos tienen como elemento común que mantienen el motor GDI de 1,6 l y el cambio DCT de seis relaciones, los modos de conducción Eco y Sport y han ganado en personalidad estilística respecto de un modelo que nació en su día con la discreción por bandera.

El Niro HEV (híbrido convencional) anuncia 141 CV de potencia máxima conjunta, por 183 CV el PHEV (hibrido enchufable) ganados por un motor eléctrico más potente, de 62 kW (84 CV) y potencial de circulación en modo cero emisiones de 65 km…fácilmente alcanzable a tenor de los kilómetros realizados durante la presentación, cuando forzando un poco la conducción sólo usamos un 13% para recorrer los 14 km del bucle respectivo, lo que llevaría a superar los 100 km sin apenas haber arrancado el motor térmico. Esto es algo que haremos a voluntad, bien seleccionando los modos de conducción o mediante el botón EV, que fuerza el eléctrico, el híbrido o la transición automática entre ambos.

El Niro HEV ha supuesto más del 50% de las ventas globales del Niro.
Las versiones híbridas no enchufables han supuesto hasta el momento más de la mitad de las ventas del Niro.

Ambos destacan por ser coches cómodos, de esos que al atractivo exterior se le suma el atractivo de su conducción amable en el filtrado de la vía, en el bacheo y un carácter más bien tranquilo bajo carga de acelerador. Sin duda, el agrado de uso y los bajos consumos brillan por encima de su velocidad (10,4 s el híbrido y 9,6 el enchufable para acelerar de 0 a 100 km/h con consumos oficiales desde 4,4 y 0,8 l/100 km respectivamente y que en la toma de contacto se convirtió en unos muy buenos 5,1 l/100 km incluida una zona de velocidad libre en una autobahn donde pudimos comprobar la certeza de la velocidad máxima anunciada…y descubrimos cómo llega a percibirse el choque del aire con la carrocería, algo que hasta unos políticamente correctos 140 km/h queda agradablemente disimulado, denotando el cuidado puesto en confort de los pasajeros. Ese cuidado también se transmite a suspensión, a los revestimientos interiores y a un equipamiento que ha mejorado notablemente tanto en cuanto a ayudas a la conducción como a conectividad y estilo, muy semejante al del exitoso eléctrico Kia EV6, ganador del premio Coche del Año en Europa 2022.

Advertisement
 DSF1391 2

Galería relacionada

Kia Niro 2022: diseño, conectividad, economía y bajas emisiones definen al SUV

Los nuevos coches y SUV de Kia en 2022 y 2023, EV9, Niro, Stonic

Relacionado

Todos los nuevos coches y SUV de Kia en 2022 y 2023: Niro, EV9, Stonic…

Nuestros destacados