Publicidad

Volvo XC40 D4: prueba a fondo al Coche del Año en Europa 2018

El SUV Volvo XC40 acaba de ser elegido Coche del Año en Europa 2018 y Autopista.es ya te trae la primera prueba a fondo de uno de los claros protagonistas de la actualidad automovilística.
Daniel Cuadrado / Fotos: Mikael Helsing -
Volvo XC40 D4: prueba a fondo al Coche del Año en Europa 2018
Volvo XC40 D4: prueba a fondo al Coche del Año en Europa 2018

El nuevo SUV pequeño de Volvo, el XC40, acaba de aterrizar en el mercado con un gran "pan" debajo del brazo, al obtener el premio al ganador del Coche del Año en Europa 2018, uno de los galardones de referencia en el mundo del motor del que la Revista Autopista forma parte del Comité Organizador.

Publicidad

En nuestra primera prueba a fondo a bordo del Volvo XC40, exprimimos el motor Diesel D4 de 2,0 litros, 190 CV, tracción integral AWD y nivel de equipamiento R-Design.

Volvo XC40 y sus rivales SUV

A los exitosos Audi Q3 y BMW X1, además del Mercedes GLA, les ha salido un rival mucho más duro de lo esperado. El Volvo XC40 tiene todo lo que se demanda hoy en día en el segmento de moda, el de los SUV compactos. Hay tamaño, buena presencia, calidad y tecnología suficientes como para convertirse en una alternativa seria a modelos consolidados en las ventas, a los que normalmente se acude por amor a la marca, por diseño o, en muchos casos, por no querer complicarse la vida y optar por lo que apuesta la mayoría. El listón está alto, toca comprobar si el nuevo Volvo llega a él.

Volvo XC40Vendrán más (tracción delantera, cambio manual y los motores T3, D3, híbrido y eléctrico), pero de momento la oferta inicial del XC40 nos deja dos únicas motorizaciones entre las que elegir: el gasolina T5 de 250 caballos y el Diesel D4 de 190 CV, ambas con tracción total y cambio automático. Como ya te hemos indicado anteriormente, lo probamos en versión Diesel D4, con el acabado R-Design.   

Volvo XC40: primeras impresiones

Por fuera, el Volvo XC40 es ligeramente más grande que sus rivales. Son pocos centímetros, sin embargo su mayor altura y batalla hacen que parezca todavía más grande que ellos; es 6 cm más alto que un Q3 o un X1. Hereda la imagen de las clases mayores, con un enorme parecido a los XC60 y XC90, tal y como es habitual hoy en día en todas las marcas, que se esfuerzan en igualar segmentos más que en diferenciarlos, por mucho que digan lo contrario. Yo lo veo más como un defecto que como una característica, si bien todas lo hacen. Gustos personales aparte, el XC40 tiene buena presencia, con detalles muy cuidados y ciertas libertades de diseño, como la posibilidad de elegir el techo de distinto color, como ya anticipase el Range Rover Evoque en la categoría, y faros de forma “muy Volvo”. Esta buena impresión inicial se traslada también al interior. No ves un mal ajuste y durante el transcurso de la prueba, en la que el vehículo no suele tener un trato especialmente amable, no han aparecido desajustes o molestos “gruillitos”, aparentando fiabilidad futura. El diseño es bueno, así como la ergonomía de los mandos, su proximidad al conductor o respuesta. Siempre tienes un hueco donde dejar el móvil, las llaves, o tu revista favorita, que espero sea ésta, y enseguida te integras con el interior. Me gustan los asientos en los que, como todo buen Volvo, tardas muy poco en adaptar a tus gustos.

ESPACIO Volvo XC40 2.0 D4 190 CV AWD Auto R-Design
Anchura delantera 144 cm
Anchura trasera 141 cm
Altura delantera 88/96 cm
Altura trasera 93 cm
Espacio para piernas 73 cm
Maletero 415 (+65) litros

Delante, el Volvo XC40 ofrece espacio de sobra, al nivel de lo que se estila en el segmento. En cambio detrás tiene algo más que sus rivales. No lleva la banqueta trasera con reglaje longitudinal como sí tiene el BMW X1, que ofrece un hueco de piernas variable entre 60 y 73 cm, con un maletero de 400-495 litros. Aquí el Volvo tiene 73 cm y 415 litros, que no está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta que un Q3 ofrece idéntico espacio para piernas y tan sólo 350 litros de maletero, siempre hablando de nuestras mediciones. A esto añade mejor cota de anchura que ellos. Los centímetros traducidos a tamaño de persona indican que un adulto irá suficientemente cómodo, en la mayoría de los casos sin sus rodillas castigadas contra el respaldo delantero. La plaza central es, como siempre, incómoda, en este caso por la dureza del respaldo que alberga al enorme y cómodo (para dos ocupantes) reposabrazos. Hay buen acceso a las plazas traseras y sus puertas cubren en su parte inferior la parte baja del chasis, de tal forma que si el coche está sucio o mojado no nos manchamos el pantalón al entrar o salir, detalle interesante que no está presente en todos los SUV.

Volvo XC40: en movimiento

Al volante, el Volvo XC40 ofrece buena visibilidad hacia atrás a pesar de la altura, gracias a los enormes retrovisores y a un buen equipo de cámaras, si bien estas son opcionales pero muy recomendables. También ayuda que los reposacabezas traseros, de generoso tamaño, se abatan eléctricamente (314 €) desde el puesto de mandos. El tacto de la dirección es agradable, así como el de los pedales y todo contribuye a una armonía general en la que la primera palabra que te sale al definir este coche es agradable. El selector del cambio, que es electrónico, obedece bien a nuestras órdenes, si bien requiere pasar por el punto muerto cada vez que lo manejamos. Esto resulta algo engorroso y no está tan bien conseguido como en sus rivales, que optan en maniobras por pasar de marcha atrás a marcha adelante con un solo movimiento de palanca, la mayoría de las veces añadiendo un botón adicional. Con la práctica esta operación se convierte en habitual y no supone problema, pero Volvo se debería replantear este sistema que obliga a hacer doble "click" en la palanca.

Publicidad
PRESTACIONES Volvo XC40 2.0 D4 190 CV AWD Auto R-Design
Acel. 0-100 km/h 9,14 s
Acel. 0-1000 m 30,53 s
Sonoridad 100 km/h 66,9 dBA
Sonoridad 120 km/h 68 dBA
Frenada desde 140 km/h 71,43 m
Peso en báscula 1.803 kg

Volvo XC40A la hora de describir el comportamiento, o sus prestaciones, no se puede ser eufórico con los adjetivos, pero tampoco crítico. Lo hace todo bien y a un alto nivel. No es el mejor del segmento ni saca matrícula de honor en nada pero aprueba con notas brillantes en todo. Su comportamiento no emociona y cumple con gran seguridad, sin complicar la vida a su conductor. Es cómodo y va por donde le dices con suma facilidad y eso para mí es una gran virtud. Ofrece cuatro modos de conducción (confortable, eco, deportivo o para fuera de asfalto), además de un quinto configurable, en los que se actúa sobre la dirección, el cambio o el motor, además de los asistentes a la conducción. En el Eco realiza conducción a vela y cambia el diseño del tacómetro por un gráfico redondo que ayuda a ser más eficiente en la conducción. El cambio automático de 8 velocidades es suave y agradable con independencia del modo elegido. Si lo comparas con la competencia, a igualdad de potencia es el más lento que los alemanes, si bien el nivel de velocidad o aceleración me resulta más que aceptable y de acorde con lo que ofrece, aún a pesar de no haber llegado en nuestras mediciones a los valores de prestaciones oficiales. El motor es bueno y tiene iniciativa, pero tiene que lidiar con más peso que sus rivales; pesa 100 kg más que un BMW X1 y eso al final se refleja en las prestaciones o los consumos. Así, el gasto en carretera a velocidad mantenida es muy bueno, siendo la ciudad su punto débil. Al final queda un consumo medio que va a rondar los 6,6 litros, que es aceptable teniendo en cuenta que tanto Q3 como X1 gastan unos 6,2 litros. 

Publicidad
CONSUMOS Volvo XC40 2.0 D4 190 CV AWD Auto R-Design
Consumo en ciudad 7,7 l/100 km
Consumo en carretera 5,5 l/100 km
Consumo medio 6,6 l/100 km

De serie y con el acabado R-Design ofrece un completo equipamiento, que recomiendo mejorar con las cámaras de 360º, el sensor de aparcamiento delantero y el Intellisafe Surround, que por 566 € aporta la alerta al tráfico cruzado, muy útil para salir de aparcamientos sin visibilidad lateral, y el aviso de ángulo muerto. No veo interesante todavía el control de velocidad adaptativo con función Pilot Assist (semiautónomo), puesto que aún tiene que evolucionar en su funcionamiento. Para lo demás su extensa lista de extras permitirá una buena personalización y harán de él un coche todavía más agradable y seguro de lo que es.

También te puede interesar

Volvo V60: así es la nueva berlina familiar de Volvo

Volvo XC40: motor de 3 cilindros y versión híbrida enchufable para el SUV

 

Publicidad