Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Scala es el nombre elegido por Skoda para su nuevo compacto, sustituto del Spaceback, un modelo que supone un gran avance estilístico, en calidad de acabados, dinámica y tecnología. Ya lo hemos conducido en su fase final de desarrollo.
Miguel García-Vidal -
Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback
Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Aunque no será hasta el 6 de diciembre cuando en Tel Aviv —en Israel Skoda es la primera marca europea por número de ventas— se desvelen sus formas definitivas en la presentación a nivel mundial, posteriormente en marzo podamos ponernos al volante de las versiones de producción e inicie su comercialización entre abril y mayo, ya hemos podido conducir prototipos del Skoda Scala en su fase final de desarrollo.

Scala es el nombre elegido por la firma checa para sustituir al Spaceback, que no es más que la versión hatchback del Rapid, que dejará de venderse en Europa en su versión de tres volúmenes (sedán) pero que continuará su andadura comercial en China e India entre otros. Un modelo que siempre ha batallado a camino entre el segmento B de los utilitarios y el C de los compactos.

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Para la concepción del nuevo Skoda Scala se parte de la** plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen**, presente en los Seat Ibiza y Arona, VW Polo… pero con unas dimensiones superiores a las del Golf, que cuenta con la MQB «a secas». Así, con sus 4,36 metros de longitud es 6 cm más largo que su antecesor y 10 que el Golf mientras en anchura crece 9 cm para igualar al compacto alemán. Pero el dato más significativo para entender su nuevo posicionamiento es su batalla, que con 2,65 metros crece casi 5 cm situándose como la mayor de todos los modelos fabricados hasta la fecha con MQB A0 e incluso 3 cm superior a la del actual Golf VII; que será reemplazado por el VIII hacia otoño de 2019.

Publicidad

Skoda Scala, futuras líneas maestras de Skoda

Aún podemos entrever muy poco sus formas debido al cuidado camuflaje presente en los prototipos, pero desprovisto de él recrea muy fielmente lo mostrado por el concept Vision RS. Con grupos ópticos muy horizontales y una original zaga con una gran luna trasera que enrasa con la zona baja del portón y que sustituye el logotipo de la marca por el nombre en letras labradas. Faros y pilotos pueden ser por completo de led, aunque el intermitente dinámico sólo estará presente atrás.

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Y si su línea se siente muy cuidada por fuera, por dentro el esfuerzo llevado a cabo parece mayor. Su diseño transmite un aspecto mucho más fresco y moderno, con una pantalla táctil flotante para el sistema de infoentretenimiento que, a diferencia de otros fabricantes, cuenta con distintos bastidores en función de las dimensiones de la misma; con 9,2” para el nivel Amudsen —con navegación híbrida y que permite dividir la información en tres planos—, 8” para el Bolero y 6,5” para el básico Swing. Se prescinde de muchos botones físicos, como el de volumen, pero se mantiene en la zona inferior de la consola central el módulo de climatización, si bien ilógicamente carece de botones como el de la velocidad del ventilador o el aire acondicionado; que se accionan desde la pantalla táctil. La instrumentación puede ser convencional de relojes con un ordenador de a bordo con pantalla TFT o digital con el «Virtual Cockpit» de 10,2” configurable con 5 modos de vista y un fijo a cada lado con temperatura del refrigerante y nivel del combustible. Opcionalmente puede tener luz de ambiente configurable en blanco o rojo.

Por calidades también la mejora es notable. Abunda el plástico duro, pero sus texturas se perciben mucho más sofisticadas. También ha aumentado el mullido, presente parcialmente en puertas y totalmente en la zona superior del salpicadero con dos tipos diferenciados. Los asientos delanteros de las unidades probadas, con tapicería mixta piel/Alcantara, tienen formas muy deportivas, con resaltes incluso a la altura de los hombros para ofrecer gran sujeción y un mullido que aporta un buen confort. El volante está achatado en su zona inferior y en la consola central encontramos dos conexiones USB-C —que parece se impondrá en un futuro próximo, es reversible y con un tamaño similar al del micro USB—. Atrás encontramos otras dos tomas USB y salidas de aire para esas plazas, lo que junto a otras soluciones Simply Clever aportan gran practicidad; como la guantera refrigerada e iluminada —aunque sin forrar, si lo está la izquierda bajo el volante—, el paraguas en el interior del marco de la puerta del conductor, la superficie de carga inalámbrica para el smartphone en la consola central, el portón con apertura y cierre eléctrico o un inédito tapón para llenar el líquido limpiaparabrisas que al abrirlo despliega una especie de embudo para no derramar líquido.

Publicidad

Skoda Scala, aún más espacio

Las plazas traseras laterales presentan deportivas formas envolventes, mientras la central está a una altura más elevada al tiempo que presenta un mullido más firme. No obstante, tampoco es cómoda por su alto túnel central. Sobresale por espacio para las piernas, con unos 73 cm aproximadamente y un buen espacio en altura. También destaca por su capacidad de maletero, con 467 l oficiales formas muy rectas y, opcionalmente, un piso a doble altura, con la superior en el mismo plano de la carga. Debajo encontramos espacio para una rueda de repuesto de emergencia —125/70 R18— más un subwoofer. También hay espacio para dos perchas fijas y dos receptáculos para los triángulos de emergencia.

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Al volante del Skoda Scala en su última fase de validación

Para cumplir las restrictivas normas de contaminación y rebajar consumos, su carrocería presenta un gran trabajo aerodinámico. Los bajos están casi completamente carenados —a excepción del escape— y cuenta con cortina de aire. Su coeficiente de penetración aerodinámica se reduce de un Cx de 0,31 a 0,29. La gama mecánica inicial contará con tres propulsores de gasolina y un Diesel, todos ellos turbo, con inyección directa, sistema Stop&Start, recuperación de energía de frenada y con filtro de partículas. En el primer grupo el 1.0 TSI tricilíndrico se ofrece con 95 CV y cambio manual de 5 velocidades o 115 CV, con cambio manual de 6 velocidades o DSG de 7, y el 1.5 TSI Evo con desconexión selectiva de cilindros con 150 CV igualmente con cambio manual de 6 o DSG de 7. En Diesel el 1.6 TDI de 115 CV, con inyección de AdBlue en el SCR, está disponible con cambio manual de 6 o el de doble embrague pilotado en seco de 7 como en sus hermanos. También habrá una versión alimentada por Gas Natural con el 1.0 G-Tec con 90 CV, que contará con un depósito de gas de 14,2 kg y uno de gasolina de 9 litros siempre con cambio manual de 6 velocidades.

Skoda Scala, sinergias y desarrollo propio

No ofrece la calidad de rodadura de un Ford Focus e incluso un VW Golf, pero a su volante su pisada se siente más sólida que en Ibiza o Polo, con una amortiguación firme pero no incómoda que contiene muy bien los balanceos de la carrocería. Al menos con la especificación Sport probada; que rebaja la altura de la carrocería al suelo 15 mm y cuenta con unos amortiguadores que a través de una válvula permite contar con dos tipos de respuesta: normal o sport. Esto se puede variar a través del mando «Driving Mode», con cuatro modos de uso: Eco, Normal, Sport y el configurable Individual.

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Skoda Scala: a prueba el nuevo compacto que sustituye al Spaceback

Disponer de la plataforma MQB A0 también le permite disponer de un buen número de ayudas electrónicas de conducción con aviso de salida y mantenimiento de carril, frenado autónomo ante colisión inminente y/o multicolisión, de preparación previa al accidente —cierra ventanas, tensa cinturones…— de serie a las que opcionalmente se pueden sumar, alerta ante tráfico trasero cruzado, asistente de aparcamiento, control de crucero adaptativo y un aviso de vehículos en el ángulo muerto del retrovisor que amplía su capacidad de detección de 20 a 70 m. Además puede tener hasta 9 airbags, incluido el de rodillas para el conductor.

Publicidad
También te puede interesar

La revista Autopista en su número 3070 incluye un completo calendario con las próximas 100 novedades de coches y SUV que se estrenarán los próximos 12 meses: Skoda Spaceback, Toyota RAV4, BMW Serie 3, VW T-Cross… Atento también a nuestras primeras pruebas a fondo de dos SUV que darán mucho que hablar, como los nuevos Hyundai Santa Fe y Cupra Ateca. Todo esto y mucho más desde el martes 2 de octubre en los quioscos.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...