Nissan Juke 2019: conducimos la segunda generación del SUV pequeño de Nissan

La nueva plataforma permite al nuevo Nissan Juke mejorar habitabilidad, maletero y ayudas a la conducción manteniéndose fiel a un diseño rompedor.
Óscar Díaz -
Nissan Juke 2019: conducimos la segunda generación del SUV pequeño de Nissan
Nissan Juke 2019: conducimos la segunda generación del SUV pequeño de Nissan

Aunque nadie lo diría dada la actualidad de su diseño, el Nissan Juke ya lleva nueve años en el mercado, un tiempo en el que se ha desarrollado de inaugurar una categoría, la de los SUV B o pequeños, a que ésta supere las veinte propuestas. De ahí la importancia en el trabajo de Nissan para conseguir que la segunda generación Juke superase las limitaciones que la proliferación de rivales había puesto de manifiesto.

Publicidad

Para ello, Nissan ha empleado una nueva plataforma que hace a la segunda generación Juke más espacioso y tecnológicamente más avanzado. Pero esto no ha supuesto que el nuevo Juke renuncie a poderosos argumentos de la primera generación como el peso de su nombre en la mente del público o un diseño que sin dejar de ser innovador evoluciona el primero añadiendo una descarada inspiración coupé. De ahí que si bien el nuevo Nissan Juke conserva elementos como los grandes faros redondos del frontal, las potentes aletas y las molduras de plástico que rodean los pasos de rueda, refuerce el dinamismo de su imagen con elementos como el techo descendente, el pliegue del lateral de la carrocería y los tiradores escamoteados de las puertas traseras.

Nissan Juke 2019: conducimos la segunda generación del SUV pequeño de Nissan.

Nueve años después, el Nissan Juke recibe su segunda generación

Nissan Juke 2019: su transformación

Estar fabricado bajo la plataforma CMF-B —también empleada por Renault en los Clio y Captur— ha permitido a los diseñadores del Juke contar con casi 10 cm más entre ejes para una carrocería que sin embargo sólo es 7,5 cm más larga, hasta alcanzar los 421 cm. Y es que han aprovechado el punto de partida para mejorar el maletero nada menos que un 20%, hasta los 422 l de capacidad, en una cifra que resulta de lo mejor de la categoría. Pero, el nuevo Nissan Juke también mejora la habitabilidad interior, especialmente la trasera, ya que los 6 cm que gana en espacio para las piernas suponen en la práctica que cuatro adultos puedan viajar en sin grandes agobios de espacio, y el reposicionamiento más bajo de los asientos delanteros favorece la sensación de desahogo a los pasajeros delanteros más altos.

Publicidad

El cambio interior del nuevo Nissan Juke ha sido radical. Se ha reducido la cantidad de plástico visto; el volante ha pasado a incorporar regulación en profundidad; la capilla de la instrumentación está mejor integrada y la pantalla multifunción central, de 8”, adquiere protagonismos en una posición claramente superior que favorece ser consultada con mayor facilidad.

Nissan Juke 2019: conducimos la segunda generación del SUV pequeño de Nissan.

El maletero de 422 litros es de los mejores del segmento

Nissan Juke 2019: la gama

Las opciones de elección en el Nissan Juke 2019 se circunscriben a los acabados comerciales y equipamientos antes que por las variedades mecánicas. De hecho está disponible con un único motor, un tres cilindros turbo de gasolina de 1 litro y 117 CV de origen Renault con el que Nissan anuncia una reducción de un 30 % en la emisión de CO2, con una ganancia prestacional de un 15% comparado con la primera generación Nissan Juke.

Este motor se asocia tanto a cajas de cambio manuales de seis relaciones como a una EDC de doble embrague de siete velocidades. En la toma de contacto inicial nos pareció un motor de funcionamiento elástico, suave y capaz de otorgar consumos tan bajos que pueden hacer olvidar al Diesel al movernos sin prisa a ritmos relajados y una agradable entrega de potencia pasadas las 4.000 rpm que favorece atacar adelantamientos en carretera o en largas pendientes de autovía a poco que nos apliquemos con el cambio.

Publicidad

Porque si alguna vez lo fue, el Nissan Juke ha dejado de ser un coche de ciudad y sí ha ganado en polivalencia, hasta el punto de resultar válido tanto para personas solteras como parejas o familias con niños en desplazamientos diarios o de fin de semana. Sigue siendo manejable, ágil en el tráfico urbano y ha adquirido nuevas posibilidades dinámicas dentro de un planteamiento general de confort —lo que consigue incluso con las grandes llantas de hasta 19" que ofrece en los acabados más sofisticados— que no esconde una buena capacidad para afrontar tramos con curvas: donde transmite una agradable solidez en todos los aspectos, incluido un tacto de freno consistente al menos en las unidades de la presentación, dotadas de frenos de disco en las cuatro ruedas. Y es que las versiones de acceso, Visia y Acenta, contarán con frenos de tambor en el eje trasero como instrumento para conseguir mejorar los costes y que no tiene por qué suponer un grave peaje en una única frenada, por mucho que esta fuese al límite.

Nissan Juke 2019: conducimos la segunda generación del SUV pequeño de Nissan.

El interior se ha modernizado y ha mejorado en calidad

La conectividad del Nissan Juke 2019

Como vehículo de última generación que es, el Nissan Juke no sólo cuenta con integración de smartphones de los entornos Android y Apple. Añade, a partir de enero de 2020 la posibilidad de configurar un punto Wifi —mediante servicio de Orange— y las posibilidades de la tecnología Google to Car en cuanto a búsquedas de destinos de navegación, diseño de rutas o información durante éstas.

Adicionalmente, una aplicación específica favorece el acceso a un extra de información sobre el vehículo, los momentos en que está en movimiento, su ubicación, datos sobre velocidad de desplazamiento, consumo u otros relativos al estado de elementos mecánicos como presión de las ruedas, estado de la batería, indicaciones de desgaste de las pastillas de freno o tiempos para la siguiente revisión

Publicidad

Mantiene el tipo holgadamente en cuanto a ayudas a la conducción, un capítulo donde no se echan en falta elementos tan habituales ya incluso en este segmento como la alerta de vehículos en el ángulo muerto, el reconocimiento de señales de velocidad —con función de aviso cuando nuestro ritmo supera la legalidad— y el frenado automático de emergencias, que también incluye reconocimiento de peatones.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...