Kia ProCeed GT: prueba a fondo del nuevo familiar deportivo

Kia ha asignado a los ProCeed tanto alma como cuerpo a través de afinadas versiones GT Line y GT, en este caso, animadas por un brillante motor y puesta a punto, logrando un coche para múltiples estilos de vida.
Raúl Roncero / Fotos: Israel Gardyn -
Kia ProCeed GT: prueba a fondo del nuevo familiar deportivo
Kia ProCeed GT, nos subimos al familiar deportivo

Casi con la practicidad del familiar, pero con la misma prestación dinámica del Ceed GT de 5 puertas, este ProCeed GT no es sólo un polifacético compacto, sino también una declaración de intenciones por parte de la marca: muchos otros han esbozado un coche semejante, pero sólo Kia se ha atrevido a materializar una carrocería de nicho que Mercedes había vuelto a poner de moda, en esta categoría, en un Clase A que vuelve a ofrecer este formato en su nueva generación.

Publicidad

Y Kia la ha resuelto con rotundidad y sin complejos. Me gusta, la he sacado partido en mi uso familiar sin encontrar mayor contraindicación de una visibilidad posterior algo reducida, pero también me ha convencido su conducción. Y es que, aún cuando tiene una línea de techo mucho más baja que el resto de versiones de la gama, su cota interior en sentido vertical supera mínimos —menos de 90 cm empieza a ser una altura crítica— y conserva la misma buena anchura entre hombros o espacio de rodillas —suficiente, pero sin grandes holguras en este caso— que los 5 puertas, mientras que el acceso atrás no es dramático pese a que la caída del techo empieza desde prácticamente el pilar B. Zaga también rematada con buen gusto, y que en el caso del GT advierte mediante un precioso sonido de escape que este ProCeed no es sólo cuerpo, sino también alma.

ESPACIO Kia ProCeed 1.6 T-GDI GT 204 CV
Anchura delantera 143 cm
Anchura trasera 138 cm
Altura delantera 88/94 cm
Altura trasera 92 cm
Espacio para piernas 69 cm
Maletero 594 litros

Kia ProCeed GT, de la vieja escuela

Si hay algo que me gusta de los Ceed o Hyundai más deportivos son sus "imperfecciones". Con ellos me reencuentro con sensaciones de los mejores coches de alguna década atrás, modelos que sin ser extraordinariamente rápidos, proporcionan una conexión muy directa entre el coche y quien lo conduce.

Aquí, interprétalo en el mejor sentido, como en su dirección algo pesada pero muy directa —12,7:1— y desde la que se perciben ciertas rugosidades de asfalto por la rigidez —que no sequedad— del tren delantero, un pedal de acelerador con aquella segunda fase —por la resistencia que ofrece el pedal en un punto concreto, y su más reactiva respuesta desde ese instante— de carburador de doble cuerpo, un rodar firme que notarán los ocupantes y del que tú seguramente no te quejarás lo más mínimo, e incluso cierta aspereza mecánica con alguna irregularidad si aceleras a fondo desde bajas vueltas en quinta o sexta marcha.

Desde mi punto de vista, son esos buenos matices los que dan carácter a este coche y suman mucho más en sensaciones de lo que restan en el uso familiar un coche, no olvidemos, con pretendida vocación deportiva.

Kia ProCeed GT, nos subimos al familiar deportivo

Kia ProCeed GT, divertido y práctico a un tiempo

Sólo como referencia, decirte que respecto al modelo del que deriva, los GT tienen una suspensión un 13 por ciento más firme en el eje delantero y un 44 por ciento en el trasero, tren en el que la estabilizadora cuenta con un 6 por ciento menos de efecto antibalanceo. Y si el Ceed normal destaca por aplomo y reacciones muy nobles, este ProCeed suma mucha más agilidad que pérdida de confort, así que incidiría en el buen criterio que ha tenido la marca a la hora de elegir materiales de contrastada calidad, logrando una capacidad de bacheo más que aceptable en casi todas las condiciones.

Publicidad

Es cierto que las modificaciones no han conseguido que el eje posterior sea demasiado reactivo para quienes deseen jugar con los cambios de apoyo, pero cuando estos se provocan o suceden de forma rápida, o incluso violenta, sentirás que todo sucede con "ritmo", con movimientos rápidos pero muy naturales y equilibrados de sus dos trenes rodantes.

Confianza plena por tanto en su tren delantero, bien asistido además por un buen equipo de ruedas y electrónica que amaga de forma suave antes de actuar descaradamente sobre los frenos en caso de anticipar la fase de aceleración en curvas cerradas o, en el caso inverso, con intervenciones muy certeras cuando abusamos de optimismo a la hora de llegar al vértice y encontrarse con una curva de radio más cerrado de lo esperado. Y es que, su neutralidad y facilidad de conducción será, para muchos, todo un valor añadido a la hora de poder aprovechar mínimamente el potencial mecánico.

CONSUMOS Kia ProCeed 1.6 T-GDI GT 204 CV
Consumo en ciudad 7,3 l/100 km
Consumo en carretera 6,3 l/100 km
Consumo medio 6,7 l/100 km

Kia ProCeed GT, rápido, no deportivo

Correr, corre bastante, pero sus 204 CV son mucho más estimulantes que reactivos. Su capacidad de aceleración está en la línea de lo que esperas para su potencia, pero en condiciones de uso normal, lo que más valoro es la viva y rápida respuesta que ofrece el motor. La claves, buen par, uniformidad en la entrega de potencia y rendimiento constante en líneas generales pero, sobre todo, unos desarrollos de cambio cortos —demasiado para lo que se estila hoy— y bien ajustados que mantienen al motor en constante "tensión".

Publicidad

Así las cosas, el 1.6 T-GDi procesa y ejecuta órdenes en un pis-pas, algo que nos sólo se agradece a la hora de aplicarse al volante, sino también en el uso real, sea ciudad, periferia a ritmos impuestos de 70 km/h o nacionales de 90 km/h, tramos que permiten máxima despreocupación del cambio. Y si buscas arriba, tal vez no se te saldrán los ojos de las órbitas, pero sí encontrarás sal y pimienta en su justa medida, siendo nuevamente el cambio un actor principal ya que el motor siempre gira en zona de óptimo empuje.

Kia ProCeed GT, nos subimos al familiar deportivo

Un poco ruidoso en viajes largos, pero excitante cuando pisamos el acelerador

¿Efectos secundarios...? Tal vez una sonoridad algo elevada para largos recorridos, pero no esos consumos desorbitados que otros fabricantes pretenden encontrar con cambios híper desmultiplicados: por propia eficiencia, estos 204 CV gastan de forma más que moderada incluso en conducción rápida en trazado mixto, donde superar 10 l/100 km en un recorrido meramente representativo —más de 150 km— exige conducir con un sexto sentido.

PRESTACIONES Kia ProCeed 1.6 T-GDI GT 204 CV
Acel. 0-100 km/h 7,45 s
Acel. 0-400 m 15,33 s
Acel. 0-1000 m 27,64 s
Sonoridad 120 km/h 73,2 dBA
Sonoridad 140 km/h 75 dBA
Frenada desde 140 km/h 68,29 m
Peso en báscula 1.439 kg
Publicidad
AUTOPISTA TV
También te puede interesar

Uno de los últimos compactos en llegar, el nuevo Kia Ceed, se enfrenta a la referencia de la categoría, el VW Golf. ¿Cuál es mejor con motor de gasolina? Los probamos.

El Kia Ceed estrenará este año una nueva versión híbrida enchufable, pero nosotros ya la hemos podido probar en la carrocería familiar Sporswagon. ¡Así es y así va!