BMW X4 Xdrive 20d: probamos el SUV con su motor diésel de acceso

El BMW X4, aun con el motor diésel de menos potencia de la familia, no sólo presume de una imponente y atlética silueta, sino que también saca músculo con un afinado chasis y un comportamiento muy dinámico.
Luis M. Vitoria. Fotos: Israel Gardyn -
BMW X4 Xdrive 20d: probamos el SUV con su motor diésel de acceso
BMW X4 Xdrive 20d: probamos el SUV con su motor diésel de acceso

Cuatro años. Ese ha sido el recorrido del primer BMW X4 antes de la llegada de su sucesor. Corta vida para un SUV coupé o, como le gusta definirlo a BMW, Sports Activity Coupé; pero es que su existencia va ligada a la del X3 y éste, justamente, se reestrenaba meses antes.

Publicidad

Por eso, y salvo que mires hacia atrás, cuando te sientas al volante del nuevo BMW X4 lo que tienes frente a ti y a tus lados es lo que tiene el conductor de un X3. Incluidas las ayudas a la conducción del paquete Driving Assistant Plus. En él se integran, entre otros, el asistente de mantenimiento de carril, que evita que el X4 se salga de las líneas; también el control de crucero activo, que advierte la puesta en marcha del vehículo precedente y arranca el motor en ese momento, iniciando seguidamente el movimiento. Con ambos, el conductor va en los atascos de espectador.

BMW X4 Xdrive 20d: probamos el SUV con su motor diésel de acceso

BMW X4 Xdrive 20d: así es su interior

Como es lógico, ese techo descendente que tanta personalidad da al BMW X4 —aún más que antes, con ese alerón integrado— tiene sus secuelas. En visibilidad por el retrovisor interior, por supuesto, pero también en accesibilidad al reducir la altura del vano de la puerta, lo que puede exigir agacharse más de la cuenta para entrar a las plazas traseras.

PRESTACIONES BMW X4 xDrive 20d 190 CV
Acel. 0-50 km/h 2,60 s
Acel. 0-100 km/h 8,08 s
Adelantamiento 80-120 km/h 6,20 s
Sonoridad al ralentí 47,4 dB
Sonoridad 100 km/h 63,5 dB
Frenada desde 100 km/h 37,00 m
Peso en báscula 1.898 kg

Una vez allí, sin embargo, la altura a la que queda el techo no molestará ni a adultos de talla media-alta, aunque aclaremos que para lo mucho que crece la carrocería, poco se nota en la habitabilidad: apenas un par de centímetros de altura delante, otro atrás en la misma cota y uno más en el espacio para las piernas. Más se nota en el maletero: más ancho y largo, crece 40 litros, y con unos pesados respaldos traseros que se abaten en tres partes, desde la base de la banqueta o desde el propio maletero. El ambiente se completa con unos asientos deportivos que tienen suficiente refuerzo lateral para sujetar.

BMW X4 Xdrive 20d: probamos el SUV con su motor diésel de acceso

BMW X4 Xdrive 20d

BMW X4 Xdrive 20d: un X3 más deportivo

No sólo la forma hace deportivo al BMW X4, sino que también lo hace su apostura sobre el asfalto. Con un centro de gravedad más cercano al suelo que un X3, la suspensión M Sport de serie, la función Performance Control, que reparte par entre las dos ruedas posteriores, y la dirección deportiva, pisa con un aplomo superlativo y notable agilidad. Y sin parecer incómodo. Sí, se siente pesado, pero su carrocería se mueve lo justo.

Publicidad

Respecto al X3, también con tracción total y caja automática de 8 marchas de serie, el BMW X4 cuesta 2.900 euros más. El X3, en espacio, sólo da 2 cm más de altura atrás, mientras que, como hemos dicho, también tiene un chasis más dinámico… también que sus rivales más directos. Como el Mercedes GLC (4,66 metros), que en su versión 250d 4Matic es más rápido, tiene mejores cotas de altura y es más asequible que el X4 xDrive20d —1.020 euros menos—, pero gasta más.

CONSUMOS BMW X4 xDrive 20d 190 CV
Consumo en ciudad 7,0 l/100 km
Consumo en carretera 5,8 l/100 km
Consumo medio 6,3 l/100 km
Publicidad
También te puede interesar

La tercera generación del BMW X6 es ya una realidad y llegará en noviembre de este mismo año. La renovación de la gama SUV sigue adelante en la marca bávara.

BMW puede presumir de tener una de las gamas más variadas de coches y SUV tanto híbridos como puramente eléctricos. Serie 2, i3, i8, X5, Serie 7… repasamos los BMW con más “chispa”.