Qué mantenimiento tiene un coche eléctrico: ¿es más caro o mucho más barato que uno convencional?

La respuesta es muy sencilla: no, no es más caro el mantenimiento de un coche eléctrico frente a uno con motor de combustión. Todo lo contrario: te damos las claves.

Esto es lo que el conductor de un coche eléctrico debe tener en cuenta en lo que a mantenimiento se refiere. Foto: iStock.
Esto es lo que el conductor de un coche eléctrico debe tener en cuenta en lo que a mantenimiento se refiere. Foto: iStock.

A la hora de plantearse el comprar un coche eléctrico, hay que tener todo muy bien atado: tener en cuenta el sobrecoste respecto a uno de combustión, si podemos acceder a ayudas a su compra, si podrás instalar un punto de recarga en tu garaje, calcular cuántos kilómetros a la semana haces y cuántas veces deberás cargarlo, la propia garantía del vehículo…

Obviamente, el conductor deberá estar pendiente de realizar las tareas pertinentes de mantenimiento, como con cualquier vehículo. Sin embargo, aquí entra en juego una de las grandes ventajas que tiene el coche eléctrico frente a los otros con motor de gasolina o diésel: por norma general, las tareas de mantenimiento en los vehículos eléctricos son mucho menos frecuentes y menos complicadas, lo que se traduce también en un importante ahorro a largo plazo.

Ahí van 5 razones que podrían convencerte para comprar un coche eléctrico ya. Foto: iStock.
Analizamos las diferencias entre el mantenimiento de un coche eléctrico frente a uno convencional. Foto: iStock.

Para que te hagas una idea, el promedio medio de ahorro en los costes de mantenimiento en coches eléctricos se cifra en un 20-30 por ciento en los coches eléctricos. Hay que tener en cuenta que un motor eléctrico no necesita de elementos como el propio motor de combustión, caja de cambios, embrague, turbo, filtro de partículas… elementos cuyas reparaciones o sustituciones son costosas. Un coche eléctrico tampoco necesitará sustituir tantos líquidos recurrentes como el aceite, filtros, correa de distribución…

Menos costes de servicio, menos problemas, menos gasto teniendo un coche eléctrico, a lo que hay que sumar las ventajas que tenemos al firmar el contrato con el fabricante. En el caso de Kia, por ejemplo, ofrece una garantía de 7 años para todos sus coches, incluidos los eléctricos y para su batería. Aun así, el fabricante surcoreano recomienda una revisión anual para que la “experiencia con la conducción eléctrica sea siempre perfectamente fiable”.

Los elementos mecánicos clave en un coche térmico frente a uno eléctrico. Gráfico Kia.
Los elementos mecánicos clave en un coche térmico frente a uno eléctrico. Gráfico Kia.

Qué mantenimiento requiere un coche eléctrico

En esencia, las tareas de mantenimiento en un coche eléctrico se limitarán al líquido de frenos, líquido refrigerante (cuya duración varía en función el modelo), filtro del habitáculo, neumáticos, sistema de frenos, batería, amortiguadores y componentes eléctricos asociados al motor. Al final estamos comparando cientos de piezas móviles con las que cuenta un motor de combustión frente a las pocas más de una docena de un motor eléctrico.

Además, estas son más fáciles de arreglar y más fiables. En el caso del sistema de frenos, se consigue además un importante ahorro, ya que el uso del freno regenerativo desgasta en menor medida elementos como las pastillas o el líquido de frenos; aun así, se deben revisar periódicamente y cambiar pastillas y discos para evitar la corrosión. En cuanto a los neumáticos, se deben seguir las revisiones periódicas habituales: ten en cuenta que un coche eléctrico pesa un 20-30 por ciento más que uno convencional debido al peso de la batería. Además, debido al par instantáneo, se podría producir un desgaste más rápido.

Al igual que un coche de gasolina o diésel, el mantenimiento dependerá también el uso que hagamos del vehículo. Si no realizamos una conducción suave y eficiente, el desgaste de los neumáticos, por ejemplo, será mayor. Desde Kia recomiendan asegurarse de que los neumáticos se roten con regularidad, de acuerdo con el manual del vehículo, y realizar una revisión periódica de las presiones.

Factores que influyen en el nivel de la batería de un coche eléctrico. Gráfico Kia.
Factores que influyen en el nivel de la batería de un coche eléctrico en el día a día. Gráfico: Kia.

Mantenimiento del coche eléctrico: la batería

De nosotros dependerá en buena medida de que la batería del vehículo eléctrico pueda durar más. La vida útil de este elemento mecánico vital para el coche eléctrico dependerá de la forma en cómo se trate, pudiendo prolongarse o no el rango de alto voltaje y su capacidad. De cara a aprovechar al máximo el kilometraje de la batería, desde Kia nos dan una serie de consejos:

  • Evitar permanecer a altas o bajas temperaturas durante mucho tiempo, ya que la capacidad de las baterías es muy sensible a las temperaturas extremas.
  • En época de verano e invierno, es recomendable climatizar el vehículo con antelación desde la aplicación específica, aprovechando que el vehículo estará todavía enchufado a la corriente, así no penalizaremos tampoco la autonomía eléctrica.
  • El rango eficiente de carga de una batería está entre el 20 y el 80 por ciento de su capacidad: es recomendable no sobrecargarla en exceso o con demasiada frecuencia.
  • Las cargas más potentes con corriente continua deben mantenerse al límite y ser puntuales: si cargamos de forma frecuente en este tipo de tomas penalizaremos la vida útil de la batería.

 

Archivado en:

Analizamos si compensa o no comprar un coche eléctrico en la acualidad. Foto: iStock.

Relacionado

Este es el tiempo que tarda en amortizarse un coche eléctrico: ¿compensa comprarlo?

Estos son los factores que afectan a la autonomía de un coche eléctrico; te damos unos consejos para aumentarla en tu conducción. Foto: iStock.

Relacionado

Cómo aumentar la autonomía de un coche eléctrico y qué distancia puedes recorrer hoy con una carga

Nuestros destacados