Seat Diana: así es el coche autónomo español, en datos, fotos y vídeo

Seat ya se encuentra trabajando y desarrollando su propia tecnología de conducción autónoma. El Seat Diana es un proyecto piloto con un nivel 3 de autonomía.

El Seat Diana autónomo, en vídeo.

No, no te quedes con la idea de que con el nombre de Diana se esconde el nuevo coche de Seat. Con esta denominación, escogido por la diosa romana, la firma española se refiere a su proyecto piloto que “investiga las posibilidades que ofrece el coche autónomo para la movilidad urbana e inteligente”. Un proyecto en el que participa la propia marca con sus ingenieros en colaboración con el Centro Tecnolóxico de Automoción de Galicia.

Compara las mejores ofertas de la gama Seat en carwow

Sobre la plataforma de un Seat León, este vehículo cuenta con un sistema de conducción autónoma de nivel 3, en el cual un sistema controla ya todos los aspectos dinámicos de la conducción de forma independiente, como la dirección, la velocidad y el entorno, sin necesidad de que el conductor tenga que intervenir. Eso sí, el conductor debe estar preparado para actuar en caso de peligro, como sucede precisamente en este Seat Diana.

Seat Diana y la tecnología de conducción autónoma.
Seat Diana y su tecnología de conducción autónoma de nivel 3.

Seat Diana: así funciona su coche autónomo

Este proyecto está sirviendo para que Seat pruebe en profundidad las funciones autónomas en la conducción y desarrolle una tecnología que, en el futuro, favorecerá la reducción de accidentes y las retenciones de tráfico, entre otras cosas. Además, el proyecto incluye el desarrollo de una aplicación mediante la cual se podrá solicitar la asistencia del vehículo para trasladar al pasajero de un punto a otro, a modo de chófer, así como para buscar aparcamiento de forma cien por cien autónoma.

El Seat León en cuestión está equipado con un arsenal de dispositivos adicionales: 5 sensores lidar, 6 cámaras, 5 radares, 8 computadores y 12 ultrasonidos. Su visión 360º le permiten “generar gran cantidad de datos del entorno que se procesan en milisegundos. Así, el coche sabe dónde está colocado, qué obstáculos hay y es capaz de decidir hacia dónde tiene que ir”, asegura Oriol Mas, ingeniero de I+D de Seat. El vehículo es capaz de moverse por sí solo, pero en caso de ser necesario, cederá el control del vehículo al conductor, que deberá estar atento por si debe retomar el control.

Seat Diana y la tecnología de conducción autónoma.
La tecnología del Seat Diana se conecta a una aplicación específica en el teléfono móvil.

El Seat Diana aplica tres funciones: la primera, llamada “Autonomous Chauffer” por la marca española, le permite tomar el control para realizar maniobras de arranque y parada en situaciones de tráfico de baja velocidad; con “Automated Valet Parking”, es capaz de buscar una plaza de aparcamiento y realizar la maniobra completa de forma autónoma; y “Summoning”, que responde a las peticiones del usuario a través de una aplicación para recogerlo y trasladarlo al destino escogido.

En Seat han podido probar ya el Diana en sus instalaciones de Martorell y en circuito urbano cerrado y controlado. El proyecto se enmarca en la plataforma Seat Innova, que promueve la innovación en todas las áreas de la compañía e impulsando nuevas formas de trabajo. Reconocen que han sido muchos desafíos y barreras las que han tenido superar, como la COVID-19, los permisos de circulación, la validación de los algoritmos… “y aún nos queda trabajo por hacer, pero estamos en el buen camino”, asegura Rubén Pérez, ingeniero de I+D de Seat.

Seat Diana y la tecnología de conducción autónoma.
La tecnología del Seat Diana permite reconocer obstáculos, como los peatones en la carretera.

El futuro de la conducción autónoma

Como decíamos, el proyecto Seat Diana se enmarca en el nivel 3 sobre 5 de los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS). Desde un nivel 0, en el que no hay automatización y donde el conductor controla todas las funciones, a día de hoy las últimas novedades automovilísticas aplican en su mayoría tecnologías de nivel 2, las cuales siguen siendo controladas por el conductor, pero el sistema ya puede regular la dirección y la velocidad bajo su supervisión.

En el siguiente escalón, el nivel 4, el vehículo puede realizar las funciones de manera autónoma en todas las circunstancias, mientras el conductor puede realizar tareas secundarias sin preocuparse de que el coche le retome el control. Y ya en el nivel 5, el máximo, hay una automatización completa, el conductor deja de serlo de forma completa y se convierte en un pasajero más.

El Seat Diana autónomo, en vídeo.

 

Seat Diana y la tecnología de conducción autónoma.

Galería relacionada

Seat Diana: el coche autónomo español

Cupra Born: todos los datos del primer coche eléctrico de la marca de Seat, ya en producción.

Relacionado

Cupra Born: todos los datos del primer coche eléctrico de la marca de Seat, ya en producción

Coche autónomo: el pueblo de pruebas español y cuál es su situación en el resto del mundo

Relacionado

Coche autónomo: el pueblo de pruebas español y cuál es su situación en el resto del mundo

Los mejores vídeos