Los nuevos coches urbanos eléctricos de VW: de los ID.1 e ID.2 de Volkswagen a Seat y Cupra

Con el ID.3 y sus primeros derivados ya en la calle, el Grupo VW prepara toda una futura generación de modelos urbanos eléctricos en los que ahora sí el factor precio será vital y donde España y Seat podrían consolidarse como país y fabricante de referencia.

Los nuevos coches urbanos eléctricos de VW: de los ID.1 e ID.2 de Volkswagen a Seat y Cupra.
Los nuevos coches urbanos eléctricos de VW: de los ID.1 e ID.2 de Volkswagen a Seat y Cupra.

La electrificación está cambiando el panorama automovilístico y en este nuevo escenario otros intereses industriales, empresariales, políticos o sociales están llevando la competencia a todos los frentes. Nuevos protagonistas quieren subirse al carro y nadie quiere bajarse de un tren que ha cambiado de vía en su nuevo rumbo hacia la electrificación.

En este sentido, el Grupo VW está siendo uno de los consorcios más mediáticos en la materia en la pretendida popularización del coche eléctrico. Con el ID.3, ha puesto en marcha no solo un coche, sino todo un proyecto industrial que permita llegar a todos los estratos del mercado. Igualar en la medida de lo posible precios con los vehículos convencionales ha sido uno de los puntos clave del pliego de condiciones de VW, si no vital para arrancar la aventura con el ID.3 (se ha intentado ajustar al precio de un Golf similar), sí parece que será fundamental para crecer hacia abajo con una futura gama de urbanos destinada a todas las marcas del Grupo.

La plataforma MEB de VW marca el camino a la electrificación total en el grupo.
La plataforma MEB de VW marca el camino a la electrificación total en el grupo.

La plataforma MEB es una de las claves, una base modular que debe servir para el desarrollo de innumerables modelos de variados tamaños y variopintos formatos que permita una gran economía de escala que abarate costes, pero hay otros aspectos que estudiar.

VW y Seat ya anuncian nuevos coches

Recientemente, en la conferencia anual 2021 de Seat, su presidente, Wayne Griffiths, confirmó que para 2025 llegaría un nuevo modelo urbano eléctrico, basado además en un desarrollo técnico liderado por Seat. Por otro lado, VW comunicaba hace poco que modelos clave como el Golf, Tiguan o Passat seguirían evolucionando paralelamente a las futuras gamas ID, dando a entender que el Polo actual (se fabrica en Landaben, Navarra) ya no tendría continuidad y se transformaría  en un futuro nuevo modelo eléctrico.

Todo esto nos lleva a ver a los sustitutos de los Seat Ibiza/Arona y VW Polo/T-Cross (y Skoda Fabia y Audi A1) como modelos eléctricos nativos y, más si cabe, el precio será clave. En este sentido, España estaría en una situación más favorable que Alemania, por su menor coste laboral, para afrontar con mayor competitividad la fabricación de esos futuros urbanos eléctricos (de Martorell y Landaben ya salen los Ibiza/Arona, Audi A1 y Polo/T-Cross).

El ID.2 está previsto que sea un nuevo SUV pequeño eléctrico de VW.
El ID.2 está previsto que sea un nuevo SUV pequeño eléctrico de VW.

España en cabeza para ofrecer coches desde 19.000 €

Y frente a las fábricas del Grupo en la Europa del Este, entra en escena el estratégico consorcio público-privado, anunciado recientemente por el Gobierno de España con Seat, Volkswagen e Iberdrola (sigue abierto a otros socios), para levantar la primera fábrica de baterías en nuestro país, que les daría un apoyo fundamental.  Y es que aunque resulte de Perogrullo, la batería y toda la industria que hay detrás resulta clave en el vehículo eléctrico.

De hecho, al respecto, semanas atrás, el presidente de VW, Herbert Diess, anunció que ahorrarían más en baterías recurriendo a nuevas fórmulas químicas. Según Diess, “las baterías de fosfato de hierro te aseguran 2 millones de kilómetros o 16 años, manteniendo un 80% de capacidad para una segunda vida,  aunque son  más pesadas y por tanto penalizan la autonomía que las de litio”, por lo que VW estaría planteando utilizar nuevas baterías mixtas de fosfato de hierro y litio (BYD y Tesla ya han empezado a usarlas) en sus futuros urbanos… que fabricarían íntegramente en España.

Todo este encaje permitiría ofrecer esa futura generación de eléctricos urbanos por menos de 20.000 euros y con 250 km de autonomía, el objetivo primordial marcado por VW. 

Los pequeños eléctricos de VW, por menos de 20.000 euros.
Los pequeños eléctricos de VW, por menos de 20.000 euros.

Grandes coches urbanos en Volkswagen

Inicialmente, se comentó que la plataforma MEB no se podría acortar para modelos más pequeños que el ID.3 (4,26 m), pero VW estaría adaptándola para poder reducir 7 cm la distancia entre ejes, una medida condicionada por el encaje del módulo más grande de batería (77 kWh). Reduciendo otros pocos centímetros los voladizos (los del ID-3 ya son exiguos), los futuros urbanos rondarían los 4 metros de longitud, como los Ibiza y Polo actuales.

Se sabe que la capacidad de la batería se limitaría a 38 kWh, por los 45 de la más pequeña del ID.3. Y nos imaginamos, por lo que ya hemos comprobado en el ID.3 con la configuración de la plataforma MEB, que la amplitud de esos futuros urbanos será unos de los puntos fuertes. Y no menos la maniobrabilidad, con el eje delantero pudiendo girar mucho por la disposición del motor en el eje trasero. Un salpicadero estilo minimalista seguirá la línea ID, aprovechando todo cuanto se pueda para contener el precio final.

El pequeño Seat, en claves: un eléctrico nativo

Ilustración del pequeño eléctrico de Seat.
Ilustración del pequeño eléctrico de Seat.
  • El futuro sustituto del Ibiza será el primer Seat concebido como coche 100% eléctrico, sin variantes térmicas.
  • Este nuevo coche pequeño de Seat se fabricará en Martorell, y la batería, en una nueva planta cercana.
  • Y también Cupra. Bajo el sello Cupra, Seat ha presentado ya el Born, su primer eléctrico nativo. Lógicamente, la electrificación llegará también con un gemelo más pequeño del futuro Seat.

Del Polo al ID.1: el pequeño de VW, en claves

Ilustración del futuro ID.1 de Volkswagen.
Ilustración del futuro ID.1 de Volkswagen.
  • Los planes de VW pasan por no relevar al Polo, que en 2024 debiera dejarse de fabricar, y le sustituiría un nuevo urbano exclusivamente eléctrico.
  • Variante SUV. Lo que actualmente es el T-Cross que se fabrica junto al Polo en Landaben, será en 3 años un inédito ID.2, una representación de ID.4 a escala urbana, con un tamaño ligeramente por encima de los 4 metros.
  • VW quiere ofrecer el ID.1 por menos de 20.000 € y el ID.2, por debajo de 25.000 euros.
  • MEB  "entry". Se pensó de una plataforma concreta para los pequeños eléctricos del Grupo, pero finalmente VW adaptará MEB para poder ser acortada entre ejes y proyectar modelos más pequeños que el ID.3.
  • Otra fórmula química. La batería se dimensionará lógicamente al tamaño del coche: con 38 kWh, VW asegura una autonomía de 250 km. La composición química sería de fosfato de hierro y litio, más pesada que la de litio, pero más económica, longeva y segura.

 

Los nuevos coches eléctricos de VW.

Galería relacionada

Los nuevos coches urbanos eléctricos de VW

Tesla confirma la fabricación de un compacto eléctrico más barato

Relacionado

Tesla lanzará un compacto en menos de 2 años como rival del VW ID.3 y por menos de 25.000 €

Las novedades de Volkswagen hasta 2025, Polo, Taigo...

Relacionado

Todas las novedades de VW hasta 2025, año a año: Polo, Taigo, Golf, Tiguan X, Passat, ID.2…

Los mejores vídeos