Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico

Llega el segundo integrante de la familia cien por cien eléctrica e-tron de Audi . El Audi e-tron Sportback suma una carrocería de tipo SUV coupé a la anterior de tipo SUV “convencional". A la venta en nuestro mercado en primavera de 2020.

Juan Carlos Payo

Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico
Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico

Misma longitud, anchura y peso para el nuevo Audi e-tron Sportback que para el Audi e-tron que se presentó justo hace un año. Hablamos de 4,90 metros de largo y de 1,93 metros de ancho, así como de 2.565 kilos de peso y una batalla común de 2.928 mm. Sólo encontramos diferencias en la altura, donde el Audi e-tron Sportback ve reducida su altura dos centímetros hasta situarse en 1,61 metros frente al SUV convencional e-tron. Esta diferencia de altura, junto a un optimizado trabajo aerodinámico que ha incidido en evitar la formación de remolinos traseros –un destacable Coeficiente Cd de 0,25- permiten aumentar la autonomía frente al Audi e-tron conocido en 36 kilómetros, aunque comparten el mismo empuje de 300 kW (402 CV) fruto de la combinación de dos motores eléctricos, uno en cada eje, y el mismo paquete de baterías de 95 kWh de capacidad.

Este Audi e-tron Sportback 55 en modo standard de conducción ofrece un par de 561 Nm, es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 6,6 segundos y tiene la velocidad limitada a 200 km/h. Si cambiamos el modo de conducción a función Sport, durante ocho segundos el par se incrementa a 664 Nm y el 0-100 se puede realizar en 5,7 segundos. También habrá un Audi e-tron Sportback 50 con motor de 230 kW (308 CV) y menos carga de baterías -120 kilos menos- para quedarse en 71 kWh y una autonomía de 347 km en ciclo WLTP. En este caso, el Audi e-tron Sportback “más modesto" acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos con una velocidad máxima de 190 km/h. En cuanto a la carga, en poco más de media hora puede la batería alcanzar un 80 por ciento de su capacidad si repostamos en supercargadores de 120 kW.

Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico

Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico

A nivel estético, hasta el pilar B hablamos del mismo coche, ya sea refiriéndonos al nuevo Audi e-tron Sportback o al Audi e-tron. Sólo encontraremos diferencias en la ausencia de barras en el techo para el nuevo modelo. Eso sí, a partir del pilar B, todo cambia y encontraremos más relación estética para el nuevo Audi e-tron Sportback con el también conocido Audi A7 Sportback que con la carrocería del Audi e-tron. Eso sí, pese al cambio de formas al pretender buscar ese aire más deportivo y diferenciador, sólo se pierden dos centímetros de espacio para las cabezas y algo de capacidad de maletero -615 litros en el Audi e-tron Sportback frente a 660 litros en el Audi e-tron-. La capacidad con la segunda fila de asientos abatida es de 1.655 litros, 70 menos que en el e-tron.

El Audi e-tron Sportback estará disponible con trece colores de carrocería y se ofrecerá como opción con acabado S Line donde además de “maquillaje", se podrá disponer de ruedas específicas de 20 pulgadas –las estándar de 19 y hasta 22 pulgadas-, acabado inferior del paragolpes delantero para mejorar el flujo de aire y suspensión neumática deportiva.

Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico

Audi e-tron Sportback: nos subimos al nuevo SUV coupé eléctrico

Es novedad mundial el sistema de iluminación Digital Matrix Led Headlights, que ilumina la carretera en “alta resolución" gracias a un conjunto de un millón de microespejos que modulan la dirección e intensidad de la luz 5.000 veces por segundo, oscureciendo instantáneamente las zonas de deslumbramiento para otros conductores. Además, permite proyectar en el suelo la trazada ideal en carreteras con señalización horizontal deficiente y proyectar animaciones dinámicas en el suelo y en la pared cuando aparcamos el vehículo.

El interior del e-tron Sportback es similar al del Audi e-tron, con esas dos pantallas táctiles en la consola central que se mimetizan con el entorno cuando están apagadas, la superior de 12,1 pulgadas para controlar el sistema de información y entretenimiento y la inferior de 8,6 pulgadas para escribir con el dedo y manejar el climatizador. A esta información digital, sumamos el cuadro frontal de 12,3 pulgadas en alta resolución a 1.920x720 píxeles. No hay precio en España, aunque para Alemania se fija un precio base de 71.350 euros.