Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO

Con sutiles pero importantes cambios afronta este renovado Audi A4 un nuevo ciclo de vida en el que prácticamente toda la gama dispone de etiqueta ECO, como es el caso de la interesante versión 35 TFSI que probamos.

Raúl Roncero / Fotos: M. Helsing

Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO
Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO

¿Qué puedes esperar del nuevo Audi A4? Te adelanto que mucho más de lo que ves aunque no sé si tanto como esperas. Estamos ante una actualización de transición hasta que dentro de unos cuatro años veamos la revolucionaria berlina media que Audi lanzará al mercado, y no, no te hablo sólo de eléctricos, gama de la que ya conocemos todos los cimientos y cuyo primer e-tron en formato sedán puro será una suerte de A6 de descomunal anchura en el que veremos algunos de los rasgos de los últimos conceptos presentados por la marca.

Pero hablando de electrificación, el A4 también ha dado un primer nuevo paso incorporando sistemas mild-hybrid de hibridación ligera en prácticamente todas sus versiones, un avance suficiente para un determinado público que, sin un sobrecoste demasiado elevado dispone de la tecnología necesaria para poder entrar hasta la cocina de determinadas ciudades ya que, gracias a ella, dispone de etiqueta medioambiental ECO de la DGT. Aunque en materia de hibridación pura, al Audi A4 le queda camino por recorrer. Todavía no está claro si esta generación acabará montando los motores TFSIe —híbridos enchufables— de los A6, A7 o Q5 recién lanzados, así que, en este sentido, el BMW Serie 3, ya articulado sobre una arquitectura totalmente nueva, toma la delantera.

PRESTACIONES Audi A4 35 TFSI 150 CV s-tronic Advanced
Acel. 0-100 km/h 8,94 s
Acel. 0-400 metros 16,55 s
Acel. 0-1.000 metros 30,27 s
Sonoridad 100 km/h 64,1 dBA
Sonoridad 120 km/h 69,9 dBA
Frenada desde 120 km/h 53,73 m
Peso en báscula 1.534 kg

Audi A4 35 TFSI: mismo continente, más contenido

A veces tendrás que sacar la lupa para advertir algunos de los pequeños cambios que encierra esta nueva versión, abundantes aunque en algunos campos no notables. Por ejemplo, el nuevo A4 es 24 mm mayor y 5 mm más ancho, aunque las cotas interiores no han variado, como tampoco lo ha hecho el maletero, en el que se esconde el corazón del nuevo sistema mild-hybrid, una segunda batería, ésta de iones de litio y 12V, que alimenta el alternador reversible accionado por correa, cuyas funcionalidades permiten un ahorro de entre 0,3 y 0,4 l/100 km de combustible, aunque aporta otras ventajas adicionales. Si bien, quienes se sienten en las plazas posteriores sí podrán advertir otra mejora en la que Audi también ha trabajado: está mejor aislado, su rodadura parece más sigilosa por una amortiguación de mayor calidad o mejor afinada y parece haberse librado de algún que otro ruido aerodinámico. Si bien, es delante donde encontraremos mayores avances, algunos claramente a mejor, otros, desde mi punto de vista, no tanto.

Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO

Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO

No cambian los parámetros principales, esa buena relación entre asiento, pedales y volante, ni mucho menos la atención por el detalle ni el empleo de materiales de elevada calidad. De no ser porque este TFSi de 150 CV hace algo más de ruido del esperado a plena aceleración, también se advierte menos cantidad de ruido en el habitáculo aunque el cambio principal, muy a mi pesar, se encuentra en el nuevo centro de operaciones: el sistema de información y entretenimiento MMi Touch. Como en otros modelos de la marca que usan este sistema, el A4 dice también adiós a la rueda giratoria de control del anterior MMI y concentra todas sus funciones una pantalla táctil de gran tamaño —10,1 pulgadas— pero que, a diferencia otros modelos que usan este mismo entorno digital, no ha podido ser reposicionada. Así las cosas, aunque el sistema es mucho más completo, la pantalla queda demasiado distante del conductor y para determinados procesos requiere más atención en marcha que antes. Si bien, tanto su resolución —1.540 x 720 píxeles— como su velocidad de proceso —lleva el sistema operativo más evolucionado de la marca, el MIB 3— resultan impresionantes y el sistema en sí es también de los más intuitivos de usar de los que hay actualmente en el mercado, basado en menús tipo tablet que se deslizan horizontalmente.

CONSUMOS Audi A4 35 TFSI 150 CV s-tronic Advanced
Consumo en ciudad 8,0 l/100 km
Consumo en carretera 6,1 l/100 km
Consumo medio 6,9 l/100 km

Una de las características del nuevo MMI Touch es que admite descarga de prueba o suscripción temporal de determinadas funciones, como por ejemplo, el navegador o la radio digital; también puede almacenar las preferencias de hasta 14 perfiles diferentes de conductor en su versión más completa o, a través de la opción Audi Connect Key —tiene un coste de 150 euros—, convertir el Smartphone en la llave con la que poder acceder al coche o arrancarlo.

Como siempre, desplegar la lista de equipamiento supone encontrarse con posibilidades astronómicas de personalización, ya sea completando la conectividad —cómo no, el Audi Virtual Cockpit, por 445 euros, sigue siendo una de los equipamientos más llamativos— el diseño —paquete exterior o interior S-Line, desde 2.615 euros—, asientos —los de corte deportivo más sencillos cuestan 475 euros—, climatización en las plazas posteriores —880 euros—, volantes multifunción —190 euros con 12 funciones y 335 euros si es de diseño achatado—; también complementos que mejoran el comportamiento, como la dirección dinámica —1.265 euros—, el chasis deportivo —430 euros— o la suspensión electrónica —1.240 euros en sus dos posibles versiones, una Dinámica y otra Confort—. Y cómo no, también en dispositivos de seguridad, donde lo preferible es disparar directamente a los dos paquetes predefinidos por la marca: City —1.315 euros— o el más completo Tour —1.770 euros— que añade seguridad pasiva y preventiva a la activa que viene "de serie" en el A4.

ESPACIO Audi A4 35 TFSI 150 CV s-tronic Advanced
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 137 cm
Altura delantera 93/100 cm
Altura trasera 90 cm
Espacio para piernas 75 cm
Maletero 470 litros

Audi A4 35 TFSI: valor seguro

Porque si por algo ha destacado y sigue destacando la berlina media de Audi es por la facilidad de conducción o la seguridad que transmite al volante, aunque el objetivo prioritario parece claro: compatibilizar dinamismo y confort. Y si bien es cierto que, al menos desde mi punto de vista, el Audi A4 sigue sin alcanzar la extraordinaria calidad de rodadura que proporciona el Clase C ni la agilidad de base que —ahora sí— te ofrece la nueva generación del BMW Serie 3, creo que la mayor virtud del A4 sigue siendo el equilibrio conseguido. En este sentido, hay que tener muy en cuenta cuánto puede cambiar cada unidad en función del equipamiento añadido, aunque como característica principal de este A4 "básico" —es la versión de acceso a la gama— destaca su neutralidad: dirección de muy buen tacto con excelente control de trayectoria; movimientos no muy amplios de carrocería y, si bien no rápidos, sí muy fluidos entre apoyos; soberbia estabilidad lineal y, aunque con un ligero balanceo, trazadas también inquebrantables en carreteras más reviradas donde sí puede salir a relucir su tendencia a subvirar.

Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO

Audi A4 35 TFSI: a prueba la nueva berlina de gasolina con etiqueta ECO

Audi A4 35 TFSI: rodador de fondo

El 35 TFSi no esconde la nueva unidad mild-hybrid de 1.5 litros presentada en el Q3 Sportback —en este caso, con tecnología de 48 voltios—, sino un de 2.0 litros con proceso de combustión basado en los principios de ciclo Miller. Usan esta solución tanto la versión de 150 CV como la de 190 CV, mientras que la unidad de 245 CV —45 TFSI, siempre Quattro y S-tronic— apuesta por la inyección dual de combustible y un enfoque más prestacional y deportivo.

Centrados ya en "nuestro" 150 CV, los beneficios de la hibridación suave, etiqueta ECO al margen, son mucho más evidentes en carretera abierta que en ciudad, donde el mejorado sistema de modo avance por inercia puede proporcionarnos centenas de metros sin que el motor requiera una gota de combustible. A ritmo constante y velocidades legales, es cierto que los consumos siguen sin ser de puro diésel, pero sí francamente bajos. Ese es en realidad el hábitat idílico de ese motor, aprovechando la consistencia que tiene éste a bajo régimen para aguantar la larga séptima relación incluso ante algún repecho, porque cuando le pides "marcha" y rápidos cambios de ritmo, la nueva gestión que parece esconder el cambio S-tronic saca los colores a este A4: ahora Audi parece buscar cierto resbalamiento de sus embragues para, probablemente, entregar la potencia con la mayor suavidad posible ante una demanda súbita de aceleración, pero no es, ni mucho menos, un mal mayor que reste agrado de uso. Y es que, en conjunto, este A4 demuestra ser un básico de altura.