Publicidad

Mazda 3 Skyactiv-NCG: gas natural para el compacto japonés

Con motivo del Salón del Automóvil de Tokio, que se celebrará a partir del 21 de noviembre, Mazda presentará una nueva motorización para su recién estrenado compacto, el Mazda 3. Se trata de una versión capaz de moverse con gas natural comprimido.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Mazda 3 Skyactiv-NCG: gas natural para el compacto japonés
Mazda 3 Skyactiv-NCG: gas natural para el compacto japonés

El nuevo Mazda 3 está siendo una de las novedades más recurrentes en este final de año 2013. Su nueva generación, que estrena la tecnología Skyactiv de la marca tras CX-5 y Mazda 6, ya ha pasado por nuestras manos, incluida la también renovada variante Sportsedan. Las últimas noticias en torno al compacto nipón desvelan nuevas motorizaciones.

 

Tras darse a conocer la versión híbrida hace unos días, que se venderá únicamente –de momento– en Japón, Mazda acaba de desvelar una nueva variante capaz de funcionar con gas natural comprimido (GNC). El Mazda 3 Skyactiv-CNG, que se desvelará en el Salón del Automóvil de Tokio, puede alimentarse indistintamente de gasolina como de este tipo de gas, que de media es un 20 por ciento más eficiente –en términos de emisiones de CO2– que las versiones de gasolina de la misma cilindrada.

Mazda 3 Skyactiv-CNG 

La versión Skyactiv-CNG del nuevo Mazda 3 cuenta con una ventaja, y es que el alto índice de octano del gas natural comprimido pude adaptarse perfectamente con los motores de gasolina Skyactiv-G, que cuentan con una relación de compresión muy elevada. De esta manera, se podrá adaptar de manera sencilla con pocas modificaciones para que se alimente del GNC.

 

Nuestra opinión

No es de extrañar el ‘mimo’ que le está dando Mazda a su renovado compacto. Es el tercero en heredar la tecnología Skyactiv que tan buenos resultados ha dado en los CX-5 y Mazda 6, y que tan buenas sensaciones no ha dado en el nuevo Mazda 3. Este modelo representa más del 30 por ciento de las ventas de la marca en todo el mundo, por lo que resulta comprensible que se use como coche ‘multisolución’ a las diferentes fuentes de energía alternativas. ¿Para cuándo un eléctrico?