Ford C-Max, lavado de cara y algo más

Aunque el Ford C-Max perdió su denominación de Focus, sus vidas siguen siendo paralelas, y recibe a la vez que éste una profunda actualización estética y de equipamiento.
Alicia Fernández y Adrián Lois -
Ford C-Max, lavado de cara y algo más
Ford C-Max, lavado de cara y algo más

Con un aspecto más moderno, nuevo motor y mejores equipamientos, Ford renueva cuatro años después de su llegada el C-Max, además de la versión de siete plazas Grand C-Max. En él se reconocen muchos de los elementos introducidos en el Focus. Presenta su misma cara en el frontal, propia del nuevo ADN de la marca del óvalo, mientras que en la zaga, también varían los grupos ópticos, ahora un poco más estrechos (en altura) y más largos. Si bien tal y como comenta Claudio Messale, diseñador jefe de Ford Europa, ‘similares pero no clones, para que no resulte difícil diferenciar un coche del otro como otras marcas...’.

 

Las novedades estéticas llegan también al habitáculo en este ‘restyling’ de la tercera generación del C-Max. El salpicadero y la consola central reciben ligeros retoques, con nuevas zonas portaobjetos y portavasos, una nueva toma USB para conectar el smartphone, acabados más cuidados y sofisticados y nuevos elementos, como el volante calefactable. Ford también destaca la reducción de vibraciones y ruido en el interior, que repercute en un mayor confort de marcha.

 

Nuevo motor 1.5 EcoBoost

El apartado mecánico también recibe novedades. La más importante, la incorporación de las nuevas mecánicas de 1,5 litros: el nuevo 1.5 EcoBoost de gasolina, en variantes de 150 y 182 CV; y el 1.5 TDCI, que sustituye al 1.6 TDCI, en versiones de 95 y 120 CV. A la mencionada mecánica de gasolina habrá que sumarle además el ya conocido 1.0 EcoBoost de 100 y 125 CV.

 

Toda la gama de motores del nuevo Ford C-Max llega con importantes reducciones en el apartado de emisiones de CO2. En caso del 1.5 turbodiésel, y a pesar de contar con 5 CV más en la versión básica, es un 6 por ciento más eficiente; la futura variante ECOnetic anuncia unas emisiones de tan sólo 99 g/km. En gasolina, con el nuevo 1.5 EcoBoost, Ford anuncia mejoras de hasta un 20 por ciento.

 

Tecnología como santo y seña

La apuesta tecnológica de Ford en sus últimos modelos se traslada también al nuevo C-Max. En lo que a seguridad se refiere, la marca norteamericana ha optimizado el sistema de aparcamiento automático ‘Active Park Assist’ con dos nuevos sensores traseros: éstos permiten sumar la función de aparcamiento en perpendicular, el asistente de salida del parking y el de aviso de tráfico cuando maniobramos marcha atrás. Tanto el control de crucero adaptativo como el sistema de frenada automática en ciudad ‘Active City Stop’ han sido también mejorados, este último al funcionar ahora a velocidades de hasta 50 km/h (antes 45 km/h).

 

El nuevo Ford C-Max llegará también con la segunda generación del sistema de información y entretenimiento SYNC, que permite controlar por voz y mediante la pantalla táctil de 8 pulgadas a color la gran mayoría de funciones del coche: navegación, audio, climatizador y teléfono. SYNC 2 es más fácil de usar y más intuitivo, según Ford. Por ejemplo, el conductor podría decir ‘Tengo hambre’ y el sistema te buscaría en el navegador los restaurantes más cercanos.

 

En el apartado del equipamiento, habrá que sumarle las luces diurnas de LED, los faros bixenon con sistema de haz de luz adaptativo (en siete reglajes diferentes) y la tecnología ‘Ford MyKey’, que como en otros coches de la marca, permite configurar las llaves del coche para que, al cogerlo los hijos, tengan algunas funciones preestablecidas, como la velocidad o el volumen del sistema de sonido

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...