¿Son los nuevos radares pedagógicos la antesala a nuevos radares que multen con más eficacia?

Con la proliferación de los nuevos y denominados radares pedagógicos por muchas ciudades, el RACVN advierte de que, en realidad, recopilan información que podría servir para instalar posteriormente radares móviles que de verdad multen.

Nuevos radares pedagógicos en Bilbao Foto CEPRENOR
Nuevos radares pedagógicos en Bilbao Foto CEPRENOR

Seguro que ya los has visto por alguna ciudad al circular. Los denominados radares pedagógicos han comenzado a expandirse por toda España tras la entrada en vigor de la nueva limitación de velocidad urbana a 30 y 40 km/h: no multan, simplemente advierten a los conductores de su velocidad, bien mostrándola para que sepan si la exceden o no, o bien a través de emoticonos o gráficos que “premian” las buenas conductas, por ejemplo dibujando caras sonrientes.

Pues bien, tras la instalación de estos nuevos cinemómetros en Bilbao, el Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN) denuncia ahora que son “un paso más en la política que persigue, criminaliza y pone obstáculos sistemáticamente a los automovilistas”, alertando de que en realidad “disfrazados de buenismo tengan en realidad un objetivo diferente al que se ha anunciado: la finalidad recaudatoria y sancionadora”.

Pero, ¿por qué el club automovilista saca esta conclusión? En su opinión, el Consistorio de Bilbao ya ha anunciado que, aunque no sancionará a los conductores, sí recopilará información estadística sobre los lugares en los que más veces se incumple la limitación. Y, ante esta confirmación, el RACVN es muy tajante: “¿Para qué quieren estos datos? ¿Por qué no se preocupan de obtener información sobre los motivos de esos supuestos incumplimientos de la limitación en esos puntos concretos? ¿Por qué se fijan más en los lugares donde supuestamente más veces se incumple la norma, en vez de centrarse en los lugares donde más accidentes se han podido producir y las causas reales de cada uno de ellos?”.

Radares pedagógicos: qué son, para qué sirven y… ¿multan?
Ejemplo de un radar pedagógico en Europa.

Para el RACVN, toda esta información recopilada por los radares pedagógicos “resulta de gran utilidad para colocar otros radares nuevos, móviles y fijos que, a diferencia de los pedagógicos, sí tendrían finalidad sancionadora y sobre todo recaudatoria”. Para el club automovilista la estrategia consiste en establecer primero una limitación excesivamente baja que resulta difícil de cumplir en todo momento, para en un segundo paso instalar dispositivos que recopilen información donde más se incumplen las normas y en una tercera fase se coloquen estratégicamente nuevos radares en esos puntos.

Las multas por circular solo ya a menos de 60 km/h

El RACVN se ha mostrado en todo momento contrario a la medida de la limitación generalizada de 30 km/h en muchas vías de las ciudades, y especialmente en Bilbao, advirtiendo además de la gran sanción que puede llegar a acarrear para los conductores. Y es que con velocidades tan bajas los excesos porcentuales pueden ser muy altos a muy poca velocidad.

Según el club, circular a 40 km/h en una vía con límite de 30 supone rebasar el límite en más de un 30% y circular a 45 km/h en un 50%. En una vía 30, circular entre 31 y 50 km/h supone ya 100 euros de multa sin pérdida de puntos, mientras que hacerlo a entre 51 y 60 km/h conlleva una sanción ya de 300 euros y 2 puntos.

 

Radares pedagógicos: todos los secretos del nuevo sistema de control de velocidad

Relacionado

Radares pedagógicos: todos los secretos del nuevo sistema de control de velocidad

Las mejores aplicaciones para descargar y detectar todos los radares de la DGT

Relacionado

Las mejores aplicaciones para descargar y detectar todos los radares de la DGT

Nuestros destacados