Se salta las restricciones en coche y alega necesitar sexo con su pareja como necesidad básica

Un hombre ha sido multado en Alicante por saltarse el cierre perimetral alegando a la policía que necesitaba tener sexo con su pareja como necesidad básica.

Un agente de policía local durante un control de restricciones a la movilidad
Un agente de policía local durante un control de restricciones a la movilidad

Los cierres perimetrales de infinidad de ciudades y municipios en toda España constituyen una de las principales medidas y restricciones que se están llevando a cabo para tratar de frenar la expansión de contagios de la pandemia del coronavirus Covid-19. Sin embargo, prácticamente a diario se suceden casos sorprendentes de personas que se saltan las restricciones alegando excusas de lo más variopintas.

Éste ha sido el caso de un individuo varón de unos 40 años de edad, quien fue multado por la Policía Local de Alicante el pasado domingo 5 de febrero. Este hombre, residente en Murcia, explicó a los agentes que se encontraba en la ciudad ilicitana porque había venido a ver su novia tras llevar más de un mes sin verla y con la que pretendía tener relaciones sexuales, alegando que tener sexo constituye una “necesidad básica.

En el momento de las explicaciones a los agentes, dicho individuo llegó a mostrarles un recorte periódico en el que se indicaba que "las necesidades básicas del ser humano son una excepción" a las restricciones a la movilidad y a los respectivos cierres perimetrales. Por una mera reflexión individual, este vecino de Murcia consideró que tener sexo con su pareja era “una necesidad básica, sobre todo, tras un mes sin ver a su pareja.

De forma genérica, las excepciones y las necesidades básicas por las que las personas sí que pueden moverse en lugares con cierre perimetral, responden a los siguientes casos y situaciones:

  • Para acudir a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
  • Para ir y regresar al trabajo o a otra serie de obligaciones profesionales, empresariales, institucionales o legales (un juzgado o un notario, por ejemplo)
  • Para acudir a la universidad, instituto, escuela o cualquier otro centro educativo
  • Retorno al lugar de residencia habitual
  • Para asistir y cuidar a personas mayores, menores o a aquellas otras dependientes o con algún grado de discapacidad o minusvalía
  • Para acudir a bancos, entidades financieras o de seguros
  • Para repostar combustible
  • Para renovar algún permiso o documentación oficial, así como otro trámite administrativo que no se pueda aplazar
  • Para realizar algún tipo de examen oficial que no se pueda aplazar
  • Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad

Vistas todas estas excepciones, el hombre de Murcia consideró e interpretó por sí mismo que “tener sexo con su pareja” constituía una “causa de fuerza mayor o situación de necesidad, tal y como se indica en el último de los puntos de las excepciones.

Los policías explicaron a este individuo que tener sexo con su novia no se incluye dentro de las excepciones a la movilidad, por lo que se le impuso la correspondiente multa.

Archivado en:

Los controles se endurecen: hasta 30.000 € por saltarse ya las restricciones en España. Fotos: Cordon Press.

Relacionado

Los controles se endurecen: hasta 30.000 € por saltarse ya las restricciones en España

Los drones de la DGT: así funcionan.

Relacionado

Los drones ya se usan en España para controlar la movilidad: dónde y cómo

Los mejores vídeos