Los principales defectos que tienen los neumáticos de nuestro coche: identifícalos por seguridad

Te explicamos cuáles son los defectos más habituales en los neumáticos y cómo puedes identificarlos para mejorar tu seguridad.

Cómo identificar los principales defectos de los neumáticos de nuestro coche.
Cómo identificar los principales defectos de los neumáticos de nuestro coche.

Por todos es sabido que el neumático es el único componente del coche que está en contacto con el suelo. Sin embargo, aunque su importancia es más que evidente y conocida por cualquier conductor, no son tantos los que les muestran la atención debida y sí son más los que descuidan su estado y, por tanto, también su seguridad.

Para concienciar de este problema, el RACE y Goodyear han llevado a cabo un informe atendiendo a los datos aportados por las ITV del que han concluido que más de un millón y medio de vehículos de nuestro país podrían estar circulando con defectos graves en los neumáticos. Para evitar que esta situación se repita, nos traen unos consejos.

Neumáticos, en qué debemos fijarnos

Según los datos analizados por el RACE y Goodyear, el 51 por ciento de los vehículos que presentan defectos graves en los neumáticos se debe a un desgaste irregular en su banda de rodadura. Estas cifras quedan lejos del 16 por ciento de las gomas que presentan ampollas, malformaciones o roturas y del 14 por ciento cuyo dibujo es inexistente y ha superado la profundidad mínima de los 1,6 milímetros.

En cualquiera de estos casos, la solución obligatoria es el cambio de neumáticos. Para que no se repita, debemos controlar regularmente la presión de los neumáticos, lo que limitará las probabilidades de que se produzca un desgaste irregular y lo que aumentará la estabilidad de nuestro vehículo. De igual modo, es interesante comprobar el estado de los mismos regularmente, controlar su desgaste y si se ha producido una ampolla o una rotura como consecuencia de un golpe.

Hay que vigilar las roturas para mantener en buien estado nuestras gomas
Hay que vigilar las roturas para mantener en buien estado nuestras gomas

Hay que tener en cuenta que, a la hora de revisar la presión, el neumático debe estar frío, por lo que, a ser posible, debemos circular menos de tres kilómetros con ellos y a baja velocidad. Se recomienda hacer esta comprobación, como mucho, cada 2.000 kilómetros, una vez al mes o el día antes de salir de viaje (pues éste debe estar vacío de maletas). Y para mejorar su estado, no olvides colocar el tapón de las válvulas y que la rueda de repuesto tenga la presión más alta recomendada, pues de nada nos servirá si no se encuentra en el mejor estado.

Tampoco se recomienda dejar el coche estacionado con el neumático apoyado o subido a un bordillo, pues puede provocar malformaciones en la goma. Del mismo modo, evita chocar contra ellos al aparcar. Además, un mal estado de la suspensión o las vibraciones propias de un mal alineado y equilibrado también puede provocar un desgaste irregular.

Por último, al igual que en los turismos, los vehículos de transporte de personas, de mercancías y las furgonetas también es habitual que presenten defectos por un desgaste excesivo o irregular de las gomas. Pero llama la atención que la infracción más repetida en ciclomotores y motocicletas es que las ruedas no se corresponden con las medidas permitidas por la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo, algo totalmente prohibido.

 

Archivado en:

Nuevo neumático de verano Ultrac de Vredestein

Relacionado

Vredestein lanza los nuevos neumáticos Ultrac, más capacidad de frenado y menos consumo

¿Qué neumático debo calzar en mi coche en invierno? | Foto: iStock.

Relacionado

Neumáticos de invierno, de verano o todo tiempo: cuándo es necesario cada uno y cuál elegir

Los mejores vídeos