Por qué es tan peligroso no quitar la nieve de encima del coche y consejos para conducir

Aunque pueda resultar bonito llevar el techo del coche lleno de nieve, debes saber que puede provocar percances e importantes daños a otros coches.

Por qué es tan peligroso no quitar la nieve de encima del coche y consejos para conducir.
Por qué es tan peligroso no quitar la nieve de encima del coche y consejos para conducir.

Ya están aquí las anunciadas nevadas. Todo está blanco y es una estampa muy bonita. Pero al que tiene un coche que duerme en la calle y lo tiene que coger para desplazarse al trabajo cada día, no creo que le haga mucha gracia esto de la nieve. ¿A quién le apetece a primera hora de la mañana con el frío que hace tener que quitar la nieve del coche?

Lo que normalmente hace la gente que se encuentra con su coche cubierto es eliminar la nieve del parabrisas, ventanas y luneta trasera. Y hacen bien porque lo primero que debemos comprobar es que tenemos buena visibilidad antes de ponernos al volante. Pero la nieve que queda en el techo, no sirve para nada más que aumentar el consumo de carburante y, en el peor de los casos, provocar un accidente.

Debes saber que los ingenieros que trabajan en el desarrollo y diseño de los coches emplean mucho tiempo, esfuerzo y dinero en crear un techo lo más aerodinámico posible y, por consiguiente, que el vehículo tenga un consumo comedido.

Pero, además de aumentar el consumo del coche, en algún momento del trayecto, esa nieve acumulada en el techo se caerá y si lo hace en bloque y circulando a velocidad esa nieve aumenta su peso y se convertirá en un bloque de hielo, por lo que al coche que circula detrás le estaremos tirando una enorme piedra que, además del susto que le puede causar, provoque un volantazo inesperado con el consiguiente peligro.

Recomendaciones para conducir con nieve

Tras retirar la nieve acumulada sobre el coche, al iniciar la marcha hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para hacerlo con la máxima seguridad.

Según los expertos del RACE, lo primero que tenemos que hacer es encender las luces de cruce, reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.

  • Al arrancar, es conveniente hacerlo en segunda siempre que sea posible. Al iniciar la marcha del vehículo, no acelerar y soltar suavemente el pie del embrague.
  • Cuantos menos movimientos rápidos hagamos, mejor se comportará el coche.
  • Para reducir la velocidad haz movimientos suaves con el volante y toca suavemente el pedal del freno, siempre que sea posible hacerlo.
  • Aprovecha el freno motor, aunque recuerda que es mejor circular con marchas largas para que las ruedas patinen lo menos posible.
  • Para subir pendientes, utilizar la marcha más larga posible para no patinar sobre la calzada.
  • Mucho cuidado al adelantar. El comportamiento del vehículo puede ser más impredecible si hay nieve y la reacción de los conductores nos puede sorprender. Si la carretera tiene mucha, analiza bien si vale la pena adelantar, ya que esta maniobra supone cierto riesgo.

Archivado en:

Cuánto cuestan las averías más comunes en invierno

Relacionado

Averías más comunes del coche en invierno: los precios que cuesta arreglarlas

La DGT enseña ya el estado de las carreteras en tiempo real: conoce su mapa interactivo.

Relacionado

Consulta ya el mapa interactivo de la DGT: el estado de las carreteras, en tiempo real