La policía advierte de nuevos trucos de los ladrones para robarte el coche

La policía sigue alertándonos de algunos trucos que utilizan los ladrones para robarte el coche. Algunos son muy sencillos de evitar.

La policía vuelve a alertar de nuevos trucos para robar coches
La policía vuelve a alertar de nuevos trucos para robar coches

Casi como los grandes éxitos y los viejos clásicos musicales, los trucos que utilizan algunos ladrones para robar nuestros coches también son cíclicos. Aunque algunos de ellos podamos pensar que han caído en desuso, no debemos confiarnos y, por ello, la policía ha vuelto a alertar de ellos.

Si hace unos días te contamos las técnicas que utilizan algunos malhechores para robar bicicletas de alta gama a los ciclistas, hoy te traemos otra advertencia: inhibidores y monedas. Dos trucos muy sencillos que permiten robar a los conductores sin la necesidad de romper la ventanilla, levantar sospechas o fingir un pequeño golpe, como en el caso de la estafa del retrovisor.

Una pequeña moneda puede servir para robarnos el coche
Una pequeña moneda puede servir para robarnos el coche

Inhibidores y monedas, así actúan los cacos

Estos dos trucos de los que alerta la policía se suelen dar en grandes centros comerciales o en otros lugares con gran presencia y afluencia de personas, por lo que debemos permanecer más atentos para no ser una víctima más.

En primer lugar, uno de los recursos más habituales es el uso de pequeños inhibidores de radiofrecuencia. Estos aparatos impiden que las ondas enviadas por el mando del coche hagan contacto con los sensores del propio vehículo y, por tanto, el cierre centralizado no entra en funcionamiento aunque hayamos pulsado el botón, manteniendo el vehículo abierto.

El segundo caso es el conocido como “truco de la moneda”. Para llevar a cabo este robo, uno de los ladrones se acerca disimuladamente a nuestro coche mientras aparcamos o sacamos las bolsas, los niños o a nuestra mascota del vehículo. Sin que nos demos cuenta, coloca una pequeña moneda en el tirador de la puerta, dejándola abierta por pocos centímetros. Cuando pulsamos el botón de cerrar el coche, dicha puerta permanece abierta y permite al ladrón entrar sin problemas.

Para evitar cualquiera de estos robos hay algunas precauciones muy sencillas que podemos tomar. En primer lugar, lo mejor es cerrar el coche junto al vehículo para que las ondas recorran el menor espacio posible. Y, en segundo lugar, podemos dar una rápida vuelta alrededor del coche y comprobar que todas las puertas están cerradas. Son precauciones que apenas nos llevarán unos segundos y, por el contrario, nos permitirán mantener nuestro coche seguro.

 

Archivado en:

Los robos de coches más habituales y cómo evitarlos

Relacionado

Los robos de coches más habituales y cómo puedes evitarlos

La DGT alerta de este nuevo intento de estafa por Internet.

Relacionado

Así es el nuevo timo del que alerta la DGT: la estafa del carné caducado