Los nuevos fallos o defectos graves que harán que tu coche no pase la nueva ITV

Con la nueva ITV en vigor desde el 1 de junio, unos determinados defectos que antes eran considerados como leves ahora se catalogan como graves. Toma nota.

Los nuevos fallos o defectos graves que harán que tu coche no pase la nueva ITV
Los nuevos fallos o defectos graves que harán que tu coche no pase la nueva ITV

En las últimas semanas Autopista.es te ha ido informando de las novedades y de los cambios de la nueva ITV, en vigor desde el 1 de junio. En este artículo repasamos y te tratamos de esclarecer una de sus modificaciones más relevantes, que se centra en el cambio de tipificación de fallo leve a defecto grave en estos casos determinados.

Los defectos que te comentamos que antes eran considerados como leves y con la nueva modificación son tipificados como graves suponen que el automóvil en el momento de la inspección queda inhabilitado para circular, a excepción de su trayecto en dirección a un taller mecánico para la reparación del fallo detectado, tras lo cual dicho vehículo debe volver a acudir a una estación de ITV para realizar de nuevo la inspección.

El primero de los fallos que antes era leve y ahora es grave es el relativo a un defecto en el funcionamiento del sistema antibloqueo de frenos ABS cuando se trate de un automóvil que no esté obligado a llevarlo. A la hora de realizar la inspección, los operadores de la estación ITV pueden comprobar que dicho sistema puede dar error o defecto si después de dar la llave del contacto y pasados unos segundos el testigo luminoso con las letras “ABS” permanece encendido y no se apaga. En este momento, el vehículo ya contará con el correspondiente defecto grave, por lo que tendría que ir a un taller o a un centro de reparación mecánica para solventarlo.

El segundo de los defectos que antes se tipificaba como leve y ahora es considerado como grave es el relativo a la falta de estabilidad con el consiguiente peligro de desprendimiento de alguno de los espejos de los retrovisores exteriores del vehículo. Si al inspeccionar la base y la fijación de los retrovisores los operadores de la estación ITV se percatan de que no están bien sujetos con un peligro más que real de que se puedan soltar mientras circula el automóvil, en ese momento el vehículo pasará a contar con un defecto grave, lo que implica una ITV desfavorable.

Por último, otro cambio importante que deben conocer los conductores con la puesta en marcha del nuevo procedimiento de ITV del 1 de junio es el relativo al permiso de circulación del vehículo. En el caso de que el conductor no presente este documento, la propia estación ITV puede consultar los datos técnicos del automóvil en cuestión a través de todo el registro general de vehículos que tiene la DGT.

 

 

 

 

Archivado en:

Este habitual defecto en los coches supondrá el rechazo de la ITV desde la semana que viene.

Relacionado

Este habitual defecto en los coches supondrá el rechazo de la ITV desde la semana que viene

Los coches más o menos fiables del mercado según ADAC.

Relacionado

Los coches más y menos fiables del mercado: nuevo informe anual

Los mejores vídeos