Nuevo Impuesto sobre el CO2 de los coches: ya aprobado, así te afectará

Ya es oficial, el nuevo Impuesto sobre el CO2 ya está aprobado por una amplia mayoría. Te contamos en qué consiste y cómo te afectará.

Nuevo Impuesto sobre el CO2 de los coches: ya aprobado, así te afectará
Nuevo Impuesto sobre el CO2 de los coches: ya aprobado, así te afectará

Desde hace unos meses te venimos contando que el Parlamento de Cataluña trata de aprobar un nuevo impuesto a los vehículos, directamente relacionado con las emisiones de CO2. Ahora, ha conseguido aprobarse un proyecto que se inició en 2017 y que ha tenido que enfrentarse a problemas técnicos, la aplicación del Artículo 155 (y su consiguiente pérdida de autonomía) o un recurso de anticonstitucionalidad que, sin embargo, la Generalitat ha ganado.

Con 77 votos a favor (Junts per Catalunya, Esquerra Republicana, PSC y Catalunya en Comú Podem), 30 en contra (Ciudadanos y Partido Popular) y 4 abstenciones (CUP), el impuesto sobre el CO2 de los coches ha sido sacado adelante. El objetivo es gravar a los vehículos que contaminen más de 120 g/km de CO2, cifra que se rebajará el año próximo a todos los que superen los 95 g/km de CO2.

Tal y como explican en La Vanguardia en un detallado artículo, el nuevo tributo contará con seis tramos progresivos en el que los coches más contaminantes serán los que más paguen. Se espera que dicho impuesto empiece a cobrarse a finales de 2020 (antes tiene que pasar un periodo de exposición de 15 días con el censo de vehículos en el que los ciudadanos pueden hacer alegaciones) y penalizará a un más a los vehículos que, con la nueva rebaja de los límites máximos en 2021, entren en el siguiente tramo impositivo.

Es decir, el nuevo impuesto, que será ajeno al Impuesto de Matriculación (motivo por el que el PP lo denunció al tribunal anticonstitucional, entendiendo que se pagaría dos veces por un mismo hecho), contará con seis tramos predefinidos en 2020 y con una puerta de entrada de 120 g/km de CO2. Todos los que superen dicha cifra están enmarcados en los siguientes tramos que, sin embargo, cambiarán sus cifras el año que viene, ya que se rebajará el límite a 95 g/km de CO2. Así, hay coches que en 2020 no pagarán y sí lo harán en 2021 pero la mayor parte de los coches que paguen el impuesto saltarán a un nuevo tramo más duro el siguiente año.

Según los cálculos de La Vanguardia, un coche que emita 150 g/km de CO2 pagará 17,5 euros en 2020, pero se ampliará hasta 44,5 euros en 2021. Y los cambios serán exponenciales. Un coche que emite 218 g/km de CO2 será castigado el próximo año con 76,6 euros. Cifra que se elevará hasta los 128,77 euros en 2021. El impuesto, tal y como está especificado en la redacción del mismo, es finalista, por lo que el dinero recaudado (se espera que en 2020 sea de unos 40 millones de euros) será invertido en su totalidad en medidas para frenar la contaminación y la gestión de espacios naturales protegidos.

Un impuesto con muchas trabas

Ya hemos contado que el Impuesto sobre el CO2 lleva desde 2017 sobrevolando las cabezas de los contribuyentes catalanes. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando se ha conseguido sacar adelante. Entre las trabas que se han impuesto hasta ahora encontramos la aplicación del Artículo 155 y el recurso de inconstitucionalidad del Partido Popular, pero también algunos problemas técnicos para su aplicación.

Desde hace varios años, todos los coches muestran en su ficha técnica su volumen de emisiones, la cantidad de CO2 que expulsan a la atmósfera. Sin embargo, esto no sucedía con los vehículos más antiguos, por lo que no se podía aplicar una tabla con tramos a los automóviles más contaminantes si no se sabía con exactitud cuántas emisiones lanzaban a la atmósfera.

Para salvar este escoyo, la Generalitat se ha valido de un estudio del Barcelona Supercomputing Center, que ha establecido un cálculo estimativo de las emisiones contaminantes de los automóviles más ancianos analizando su carburante, potencia, cilindrada, masa y antigüedad del vehículo. Con los datos obtenidos y los aportados por las fichas técnicas de los más nuevos sabemos que el nuevo impuesto afectará a una horquilla de entre el 40 y el 50 por ciento de los vehículos. Se convertirá, por el dinero recaudado, en el impuesto propio más importante de la Generalitat.

La recaudación por impuesto de matriculación se vuelve a disparar en 2019

Relacionado

La recaudación por impuesto de matriculación se vuelve a disparar en 2019

Elecciones y resultados: Impuesto al diésel, prohibiciones… qué nos espera ahora

Relacionado

Elecciones y resultados: Impuesto al diésel, prohibiciones… qué nos espera ahora